''Esperando a Godot''. Texto 3 y cuestiones relacionadas

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

Esperando a Godot. Texto 3

Estragón. — ¿Lo ves? Meas mejor cuando yo no estoy.
Vladimir. — Faltabas tú y, al mismo tiempo, estaba contento. ¿No es curioso?
Estragón. — (Enfadado.) ¿Contento?
Vladimir. — (Tras reflexionar.) Quizá no sea esa la palabra.
Estragón. — ¿Y ahora?
Vladimir. — (Pensándolo.) Ahora… (Alegre) estás aquí… (Indiferente), estamos aquí… (Triste), estoy aquí…
Estragón. — ¿Lo ves? Estás peor cuando estoy aquí. También yo me encuentro mejor solo.
Vladimir. — (Ofendido.) Entonces, ¿por qué has vuelto?
Estragón. — No lo sé.

Pregunta 1 - Caracterice el texto y los personajes destacando sus elementos más representativos

Se trata de un texto teatral, con sus diálogos y acotaciones. Intervienen los dos personajes protagonistas de la obra, Vladimir y Estragón. El diálogo está formado por intervenciones cortas, rápidas, en lenguaje coloquial e incluso vulgar ("Meas mejor cuando yo no estoy").

Las acotaciones son fundamentales para la representación y, además, en este caso, para dar unidad a un texto más bien entrecortado, incoherente, de manera que es uno de esos fragmentos que pide la pericia actoral de los intervinientes y una dirección escénica capaz de aunar todos los elementos dispersos en la obra. Hay que destacar que las acotaciones exigen rápidos cambios en el estado de ánimo del actor: "Enfadado", "Alegre", "Indiferente", "Triste", "Ofendido"...

La situación es totalmente anodina, irrelevante. Ello se debe a que el teatro del absurdo es intencionadamente anti-épico. Para Beckett, el mayor heroísmo era continuar vivo en un mundo carente de sentido.

Estragón comienza con una observación irreverente que incluye el verbo "mear". Lo relevante es que plantea la pauta del diálogo: el debate sobre compañía/soledad, algo que hace cambiar de opinión a Vladimir continuamente, pasando de la alegría a la tristeza al saberse acompañado, al conocer que no está solo en el mundo. ¿"El infierno son los otros", como planteaba Sartre? ¿Sería mejor estar aislados, completamente solo?

El diálogo acaba también con una afirmación característica del teatro del absurdo, diciendo Estragón "No lo sé". Esa es la moraleja última de Beckett: proclama al modo socrático que no sabemos nada, pero esa ignorancia no lleva, como en el filósofo griego, al deseo de aprender o conocer, sino a la sensación de frustración, de abandono. Al pesimismo absoluto.

En cuanto a los personajes, Vladimir y Estragón son amigos, son dos pordioseros, ambos están juntos, esperando a un tal Godot que nunca llega en una cuneta, un lugar desolado y terrible, símbolo del mundo en que vive toda la humanidad. Ellos no hacen nada, simplemente esperar y mantener conversaciones intrascendentes, sin mayor sentido aparentemente, pero a través de su charla supuestamente insustancial el autor hace el retrato de una humanidad sumida en la desesperación, en el abandono más absoluto, incapaz de encontrar el sentido de la vida. Vladimir parece algo más filosófico que Estragón, pero ambos personajes están igual de desorientados y son incapaces de salir de su situación de marasmo existencial.

Pregunta 2 - Caracterice a estos dos personajes del drama

Vladimir y Estragón representan en cierta manera a toda la humanidad. En algún momento se plantean si no habría que pasar a la acción, pero deciden dejar caer esa posibilidad, convencidos de que da lo mismo hacer que no hacer. Por eso su postura es la esperar la venida milagrosa de ese Godot que, finalmente, no aparecerá en escena.

En el mensaje de Beckett, todos parecemos mendigos, indigentes existenciales, seres deshabitados e incapaces de encontrar un sentido trascendente a nuestra existencia.

Bibliografía y webgrafía

  • CALERO HERAS, José: Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, tema 12, "El teatro", pp. 220 a 232.

Trabajos de los alumnos

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (abril 2017):
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.