''Hamlet''. Texto 5 y cuestiones relacionadas

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

Hamlet. Texto 5

Hamlet.— ¿Cuánto tiempo dura un hombre en tierra sin pudrirse?
Aldeano Primero.— A fe, si no está podrido antes de morirse (porque hoy día tenemos muchos cadáveres con un mal francés que apenas aguantan hasta que les entierran), os dura unos ocho años, o nueve años.
               Un curtidor os dura nueve años.
Hamlet.— ¿Por qué ese más que otros?
Aldeano Primero.— Pues señor, porque tiene la piel tan curtida con su oficio que no deja pasar el agua mucho tiempo. Y esa agua es una cruel corruptora del hideputa del cadáver. Aquí tenéis ahora una calavera:
               esta calavera lleva en tierra veintitrés años.
Hamlet.— ¿De quién era?
Aldeano Primero.— De un hideputa de tío loco: ¿de quién creéis que era?
Hamlet.— Pues no sé.
Aldeano Primero.— ¡La peste se lo coma, bribón de loco! Una vez me echó por la cabeza un frasco de vino del Rin. Esta calavera, señor, esta mismísima calavera, señor, fue la calavera de Yorick, el Bufón del Rey.
Hamlet.— ¿Esta?
Aldeano Primero.— La misma.
Hamlet.— Déjame ver. Ay, pobre Yorick: yo le conocí, Horacio. Era un tipo de ingenio infinito, de fantasía estupenda; me llevó a espaldas mil veces, y ahora ¡cómo me repugna al pensarlo! El estómago se me revuelve.
               Aquí colgaban los labios que besé no sé cuántas veces. ¿Dónde están ahora tus burlas, y tus cabriolas, y tus canciones, y tus chispazos de alegría, que solían hacer a toda la mesa lanzar una risotada?
               ¿No hay nadie ahora  para burlarse de tus muecas? ¿Todo desquijarado? Ahora, ve al cuarto de mi señora y dile que se ponga una pulgada entera de pintura: tendrá que llegar a este aspecto. Hazla reír
               con eso. Por favor, Horacio, dime una cosa.
Horacio.— ¿Qué es, mi señor?
                             William Shakespeare, Hamlet (traducción de José María Valverde).

Pregunta 1 - Caracterice el texto destacando sus elementos más significativos (por ejemplo, el tópico desarrollado en la última intervención de Hamlet en este fragmento) y situándolo en el conjunto del drama.

El texto pertenece a la famosa escena de los sepultureros, que son también a su manera, según el modo que tiene Shakespeare de presentárnoslos, un poco filósofos. Esta escena, junto a la del monólogo ("To be or not to be") es una de las más famosas de la historia del teatro occidental. Y fue parodiada por Ramón María del Valle-Inclán en su esperpento Luces de Bohemia, cuando Don Latino acude al cementerio para enterrar a Max Estrella y se encuentra allí al poeta nicaragüense Rubén Darío, convertido por el genio del autor gallego en personaje teatral.

Hamlet acaba de llegar de Inglaterra, adonde lo había enviado su tío Claudio, con una carta al rey de "la pérfida Albión", en la que le pedía que matara al joven. Pero el príncipe, astuto, sustituyó la misiva real por otra en la que pedía al rey inglés que matara a los acompañantes de Hamlet, cosa que el monarca británico hizo ipso facto.

De modo que Hamlet está de vuelta en Dinamarca y, como siempre, acompañado por su fiel Horacio, compañero, amigo y leal servidor. Es entonces cuando va hacia los sepultureros y se produce el famoso diálogo de la calavera. Hamlet pregunta a los enterradores cuánto dura un hombre bajo tierra y el aldeano primero le responde que unos más que otro, porque algunos están corrompidos en vida, dando así muestras de su inteligencia natural. Especifica que los que más duran son los curtidores, porque la dureza de su piel los hace más impermeables al agua corruptora del cadáver. Y que los que antes se corrompen son los que vienen enfermos del "mal francés", que es así como llamaban a la sífilis, enfermedad de transmisión sexual, porque ya vienen corrompidos en vida. Y señalando una calavera, indica que lleva en tierra veintitrés años y dice que es la de Yorick, bufón del rey, el famoso "fool" (loco) de las obras de Shakespeare, que también aparece en otras tragedias como El rey Lear.

El bufón es uno de los papeles más queridos por Shakespeare y a él suele encomendarle en sus obras las gracias profundas, las contestaciones descaradas y cuasi filosóficas sobre la ingratitud humana, el interés, el egoísmo y la maldad. Se puede emparejar con el gracioso de las obras de Lope de Vega, si bien nuestro teatro nacional es más de acción que de reflexión, por lo que el donaire o gracioso tiene en las obras lopescas un papel mucho más tenue y supeficial: el de hacer reír, el de enredar sin más.

En el caso de Yorick es claro que actuaba como bufón, pues el enterrador lo llama "hideputa" y recuerda que le había hecho en vida alguna pifia. Pero Hamlet se emociona al recordar el gracejo del difunto, su vitalidad y sentido del humor, para, a continuación, dar entrada a su reflexión sobre la efímera condición humana. Hamlet, hombre culto, se expresa con interrogaciones retóricas tomadas de la tópica latina: el famoso "Ubi sunt?", "¿Dónde están?", que ya aparece, por ejemplo, en las Coplas a la muerte de su padre, del poeta castellano Jorge Manrique, en el siglo XV prerrenacentista. Un tópico de larga andadura en la literatura occidental que, en nuestro país por ejemplo, vivió vida intensa en el Renacimiento (siglo XVI), centuria optimista, y con tintes más pesimistas aún, durante el Barroco (siglo XVII). El carácter pesimista de nuestro Barroco concuerda bien con la idiosincrasia hamletiana, pues el príncipe británico es el paradigma del noble melancólico. Un ser sumido en las brumas que duda antes de actuar y que sufre al contemplar cuán vanas son las pompas humanas y cuán mísero nuestro comportamiento es. Pero todas esas cavilaciones no van a impedir, como sabremos al continuar leyendo -viendo representada- la obra, que se consume la tragedia de la venganza.

La catarsis (depuración) nos espera unas escenas más allá de esta que acabamos de comentar.

Pregunta 2 - Defina el papel del personaje de Horacio, especialmente en su relación con Hamlet

El personaje de Horacio no es tan profundo como Hamlet, ya que se trata de una figura secundaria, pero está caracterizado como el compañero fiel de su señor, al que sirve con gran lealtad y sentido común. Aquí, en el texto, en la única ocasión en que se lo nombra, se refiere a Hamlet como "mi señor" y se muestra atento a atender cuanto él necesite: "¿Qué es, mi señor?".

Horacio ha sido desde el principio de la tragedia el confidente de su señor y su amigo: le avisa discretamente cuando se aparece el fantasma del difunto rey, padre de Hamlet, y sabe callar el secreto. Le acompaña en sus viajes. Le presta ayuda en todo momento... Su lealtad se aprecia claramente al final de la obra, cuando se ofrece a suicidarse, al ver que Hamlet se está muriendo.

Horacio, además, según la propia etimología de su nombre ("Orador"), es el narrador de la historia, y su único propósito para seguir viviendo es contar la tragedia que acaba de vivir frente a los espectadores. ser cronista. Da así verosimilitud a la ficción teatral.

Horacio tiene nombre latino y, como el escritor homónimo, el autor de la célebre Epistula ad Pisones (que es la primera poética literaria de Occidente) será el testigo-narrador de la historia.

Está caracterizado como un joven intelectual, universitario y escéptico; por ello los centinelas deciden consultarle a él sobre la aparición del fantasma del Rey antes que a nadie.

Este personaje ha sido interpretado en el cine y el teatro por actores como Nicholas Farrel, Michael Caine o Stephen Dillane.

Bibliografía y webgrafía

  • CALERO HERAS, José, "Tema 5. Renacimiento y Clasicismo", en Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, pp. 77-106.
  • IBORRA, Enric, "Tema 4. Los siglos XVI y XVII: del Renacimiento al Barroco", en Literatura universal. Bachillerato. Alzira, Algar, 2016, pp. 85-110.
  • Hamlet y Ofelia, PPoint de María Pérez. 1º Bachillerato D. Curso 2016-2017.
  • Otelo y Desdémona, PPoint de Sara Gayán y Nerea García. 1º de Bachillerato A. Curso 2013-2014.
  • Romeo y Julieta, PPoint de Jaime Melchor, de 1º Bachillerato A, Lidia Tenorio y Marta Gómez, de 1º Bachillerato B. Curso 2013-2014.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (abril 2017):
  • Revisiones, correcciones: Letraherido