El ensayo francés: Michel de Montaigne (1533-1592) y sus ''Ensayos''

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

Vida de Michel de Montaigne (1553-1592)

Retrato de Montaigne, en un grabado del siglo XIX

Michel Eyquem de Montaigne nació en el castillo de Montaigne, cerca de Burdeos, el 28 de febrero de 1533. Fue un filósofo, escritor, humanista y moralista del renacimiento, autor de los Ensayos y creador del género literario conocido en la Edad Moderna como ensayo. Está considerado como una de las glorias de las letras francesas y es uno de los primeros librepensadores de la historia occidental, un hombre no sujeto a la política de partidos o a la adulación de los poderosos.

Montaigne es calificado como el más clásico de los modernos, y el más moderno de los clásicos.

Su obra fue escrita en la torre de su propio castillo entre 1580 y 1588 bajo la pregunta "¿Qué sé yo?"

Su familia materna, de ascendencia judía española, provenía de judeoconversos aragoneses, los López de Villanueva, documentados en la judería de Calatayud, tres de los cuales fueron quemados por la Inquisición española, incluido su bisabuelo Pablo López en 1491. La familia paterna de Michel (los Eyquem) gozaba de una buena posición social y económica y él estudió en el prestigioso Collège de Guyenne de Burdeos.

Montaigne recibió, por parte de su padre, una educación liberal y humanista: recién nacido fue enviado a vivir con los campesinos de una de las aldeas de su propiedad para que conociera la pobreza. A los pocos años de vida, de vuelta en su castillo, le despertaban siempre con música, y para que aprendiese latín, su padre contrató un tutor alemán que no hablaba francés y prohibió que los empleados se dirigieran al niño en francés; así, no tuvo contacto con esta lengua durante sus primeros ocho años de vida. El latín fue su lengua materna; luego se le enseñó griego y después que lo dominó por completo comenzó a escuchar francés.

Fachada oeste del Castillo de Montaigne

En su juventud, Montaigne fue enviado a la escuela de Burdeos y allí completó en sólo siete años los doce años escolares. Se graduó después en leyes en la Universidad. Sus contactos familiares le granjearon el cargo de magistrado de la ciudad y en ese puesto conoció a un colega que sería su gran amigo y corresponsal, Étienne de La Boétie. Los siguientes doce años (1554-70) los pasó en los tribunales ejerciendo como abogado, hasta la muerte de su padre.

Tras el fallecimiento de su progenitor, Montaigne decidió retirarse a sus propiedades y dedicar su vida al estudio, sin más emociones que su independencia y tranquilidad.

Michel de Montaigne falleció el 13 de septiembre de 1592 en el castillo de Montaigne, el mismo lugar donde nació y pasó su vida.

Los Ensayos

Los Ensayos de Michel Eyquem de Montaigne son la obra cumbre del pensamiento humanista francés del siglo XVI.

El Ejemplar de Burdeos de 1588, sobre el cual el autor acumuló correcciones y adiciones hasta su muerte cuatro años después, considerado como su última voluntad literaria.

Montaigne fue el primero en acuñar el termino ensayo para designar el escrito breve y ameno que versa sobre cualquier tema de interés. Y llamó así, Ensayos, a sus reflexiones sobre política, filosofía, pedagogía, costumbres... En ellos manifiesta, a demás de su asombrosa erudición y conocimiento de los clásicos - como Lucrecio, Virgilio, Séneca, Plauto y Sócrates, de los cuales, Montaigne era gran admirador -, su carácter independiente, tolerante, escéptico ante la condición humana, resignado frente a la muerte..., y numerosos detalles autobiográficos.

El ensayo, como género, posee principalmente estas características:

  • Subjetividad. Todo ensayo es manifestación de un “yo”, puesto que pretende expresar opiniones más que certezas. Aunque el ensayista ha de poseer una opinión informada –y a menudo es especialista en el asunto que trata–, escribe siempre desde su perspectiva particular. Esta subjetividad diferencia al ensayo de la ciencia.
  • Voluntad de estilo. El autor emplea un lenguaje claramente literario, que busca por un lado la belleza y por otro una mayor expresividad. El ensayista quiere ser ameno, y por ello suele utilizar los ejemplos, las anécdotas y las digresiones.
  • Libertad. El ensayo no posee reglas que determinen la elección del tema, de la estructura o de su extensión. El autor es libre, por tanto, para tomar todo este tipo de decisiones.

El estilo de Montaigne es natural, claro, sobrio y salpicado de ironía.

Este humanista tomó al hombre, y en particular, a sí mismo, como objeto de estudio en sus Ensayos, en los cuales pretendía mostrarse sin máscaras, mostrar a su yo más íntimo completamente al desnudo.

Montaigne publicó los dos primeros libros de sus Ensayos, pero posteriormente los reeditó y falleció antes de poder publicarlos. Estas reediciones fueron publicadas en el año 1595 por su admiradora Marie de Gournay.

Los Ensayos fueron conocidos bien pronto en la España del barroco, gracias a las traducciones parciales del carmelita descalzo Diego Cisneros (Experiencias y varios discursos del señor de la Montaña), quizá encargada por Quevedo, y del tío del Conde-Duque de Olivares, el embajador en Francia Baltasar de Zúñiga, pero ninguno de estos manuscritos llegó a la imprenta.

Si preguntáis a la Filosofía de qué materia es el cielo y el sol, ¿qué os responderá 
ella sino de hierro o, con Anaxágoras, de piedra o tal estofa según nuestra costumbre? 
[...] Que plazca un día a la Naturaleza abrir su seno y hacernos ver propiamente 
los medios y guía de sus movimientos, y fijemos allí nuestros ojos! ¡Oh,Dios! 
¡Qué desvíos, qué vacíos encontraríamos en nuestro pobre saber!
                                                         Michel de Montaigne, Ensayos
Essays of Michel de Montaigne ilustrados por Salvador Dalí

En España, salvo algunos intentos parciales de Francisco de Quevedo en el siglo XVII, tradujo por primera vez el Ejemplar de Burdeos Constantino Román Salamero en 1898. De él se hicieron también las mejores traducciones al español del siglo XX, la de María Dolores Picazo o la de Marie-José Lemarchand.

En 1947 se publicó una edición resumida de los Ensayos, ilustrada por Salvador Dalí y cuyos textos fueron igualmente elegidos o supervisados por el famoso pintor. Esta edición, en inglés, se destinó al mercado estadounidense.

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José, "Tema 5. Renacimiento y Clasicismo", en Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, pp. 77-106.
  • IBORRA, Enric, "Tema 4. Los siglos XVI y XVII: del Renacimiento al Barroco", en Literatura universal. Bachillerato. Alzira, Algar, 2016, pp. 85-110.

Trabajos de los alumnos

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (febrero 2017): María Calavia
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.