El personaje de Howard en ''Muerte de un viajante'', de Arthur Miller

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

Criterios de corrección

Se le pide al alumno que escriba sobre este personaje secundario que representa el despiadado mundo laboral en el que sólo se busca la rentabilidad económica, sin reparar en las personas; es él quien despide a Willy olvidando relaciones personales del pasado.

También sería positivo que el alumno relacionara a Howard Wagner con Charley, amigo de Willy, que representa el ámbito laboral pero menos descarnado; ofrece una posibilidad de trabajo a Willy, que este rechaza por no perder la imagen de triunfador frente a una persona que le es muy próxima y cuyo hijo Bernard ha tenido un éxito que los suyos no han alcanzado.

Por otro lado, el personaje de Howard puede ser comparado al apoderado o gerente de La metamorfosis, de Kafka: ambos representan la inhumanidad, la crueldad del sistema capitalista, que solo valora a las personas por su productividad y su riqueza, pero no aprecia sus valores ni sus personales circunstancias vitales.

El personaje de Howard en Muerte de un viajante, de Arthur Miller

Howard Wagner, el jefe de la empresa donde trabaja Willy, hijo del fundador, ha recibido su riqueza por herencia, no por trabajo personal. Es despiadado, despide a Willy sin pensar en su antigüedad, a pesar de que se conocen desde que Howard era un bebé. Llevaba queriéndolo hacer desde hacía ya tiempo, porque sus ventas habían disminuido mucho últimamente. Representa el capitalismo puro y duro. Aparece poco en la obra, pero su significado simbólico es muy claro. Howard enseguida habla de dinero (los 150 $ que le costó el dictáfono en el que había grabado a su hijo), en cuanto puede deja claro que tiene un criado (al que le puede mandar que grabe el programa radiofónico en su dictáfono nuevo), habla de deshacerse de sus otros hobbys, la cámara de fotos, etc, porque ahora ha encontrado uno nuevo más apasionante, que es grabar todo cuanto se habla a su alrededor. En fin, es ostentoso, a la moda, gastizo, insolidario... Tiene todos los defectos que produce el dinero: caprichoso y, sobre todo, insolidario, incluso cruel. Se deshace de Willy con la misma desfachatez con que tiraría al cubo de la basura una de sus viejas aficiones.

Howard se opone a Charley, que también es empresario, pero un pequeño empresario. Él es, además de un buen vecino, un empresario bueno y comprensivo, y un amigo (Willy llega a definirlo como su "único amigo"). Le deja dinero a Willy, incluso le ofrece un empleo, el cual rechaza por no perder la imagen de triunfador frente a una persona que le es muy próxima y cuyo hijo, Bernard, ha tenido un éxito que los suyos no han alcanzado. Además, lo aconseja y le dice que deje de ser un niño, elogia las buenas manos que tiene, su gran habilidad manual; lo acompaña en su entierro y comprende su desgraciada vida. Por eso quizá Charley no ha prosperado más como empresario, porque el capitalismo pide tiburones como Howard, seres fríos y sin piedad, capaces de ensañarse con el más débil.

Relación de Howard con el apoderado de La metamorfosis, de Kafka

En La metamorfosis, de Kafka, aparece un personaje similar al cruel Howard Wagner: el apoderado de la empresa para la que trabaja Gregor Samsa, quien rápidamente se presenta en la casa para preguntar por qué Gregor no ha ido a trabajar. Howard y el apoderado representan la cara odiosa, represiva, inhumana, del sistema de producción masiva en que vivimos. Son seres humanos abominables, altivos, odiosos, represores. Usan pérfidamente su poder sobre los demás. Y son capaces de despedir a un padre de familia, a un hombre enfermo, sin la menor consideración.

En cierta forma, a pesar de sus grandes diferencias, la novela de Kafka y la tragedia de Miller se parecen. Ambas hablan del drama del ser humano en la sociedad actual, condenado a la alienación, a la soledad y el abandono, abocado al suicidio y la desesperación. Samsa y Loman comparten algo más que sus profesiones: son seres marginados, arrinconados por un sistema al que no han sabido adaptarse y que, por ello, los marca a fuego como indeseables, bichos, fracasados.

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José: Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, tema 12, "El teatro", pp. 220 a 232.
  • Arthur Miller-2, PPoint de Victoria Felipe. 2º Bachillerato A. Curso 2011-2012.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (marzo 2015): Adrizlo
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.