Exponga sus conocimientos sobre Eugène Ionesco (1909-1994)

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar
Ionesco eugene.jpg

Eugène Ionesco (1909-1994). Su vida

Nació en Slatina, Rumanía, en 1912 y murió en París, en 1994.

Autor teatral francés de origen rumano que fue el creador y más distinguido representante, del teatro del absurdo.

De padre rumano y madre francesa, su infancia transcurrió en París. Reclamado por su padre, regresó a los trece años a Rumanía, donde realizó estudios y trabajos diversos y permaneció hasta 1938, cuando regresó a París, inició su actividad periodística en diversos medios rumanos y provocó, en 1934, un fuerte escándalo por su ataque sarcástico a los valores literarios establecidos.

Aún volvió a su país tras declararse la guerra mundial, pero regresó a Francia en 1942. Fue agregado cultural de Rumania en Vichy. Acabada la guerra y de nuevo en París, trabajó como corrector de pruebas y traductor. En 1950 se representó su primera obra, El Juego, la cual no tuvo mucho éxito.

En 1970 fue elegido miembro de la Academia Francesa y obtuvo diversos premios literarios, que en adelante serían frecuentes, como sería frenética también su actividad en defensa de sus convicciones intelectuales y artísticas por toda Europa y América hasta el momento de su muerte.

El pesimismo se sitúa en la base del teatro del absurdo, que pretende poner de manifiesto la futilidad de la existencia humana en un mundo impredecible, junto con la imposibilidad de verdadera comunicación entre las personas; sin embargo, su obra está cargada de humor y sentido de la humanidad.

Entre las técnicas propias de tal dramaturgia figuran el non sense (juegos verbales sin sentido o sin sentido aparente), la creación de ambientes sofocantes y las situaciones carentes de lógica con el fin de resaltar el extrañamiento y la alienación del ser humano; en todo caso, su principio esencial es subvertir los procedimientos de transposición literal de la realidad.

Ionesco fue uno de los dramaturgos más singulares e innovadores del siglo XX, de un humor mordaz y agudo, que consiguió trasladar al medio escénico las técnicas expresivas procedentes del surrealismo. De ese modo, abrió nuevos caminos al teatro en una sociedad fragmentada y progresivamente dividida en compartimentos estancos, caminos que han sido seguidos por otros autores. Sus aportaciones a lo largo de medio siglo son transcendentales, aunque aún no sean apreciadas en su justa medida.

Calva.jpg
Rino.jpg

Obras principales

  • La cantante calva

Es una obra que consiste en un texto de tipo dramático, cuyo argumento gira en torno a la crítica de la cotidianidad de la vida de unos personajes que son prácticamente incapaces de comunicarse.

La obra se desarrolla básicamente en un ambiente matrimonial, la unión de los Martín y de los Smith, parejas que son una representación de la vida rutinaria. Los Smith demuestran a través de sus conversaciones que no pueden decirse nada de valor, solo discuten y terminan arreglando sus problemas en la cama. Entretanto, el matrimonio de los Martín es peor, porque no se comunican siquiera, tanto así que ellos no saben dónde viven, o quiénes son, desconocen del paradero de sus hijos y de la vida conyugal que comparten, inclusive.

Al final de la obra, la trama solo se repite, con la diferencia de que los personajes que componen la pareja “los Martín” se cambian por “los Smith”, diciendo lo mismo. Siendo así, un destino trágico que desenlaza el colapso.

  • Rinoceronte

Es una fábula dramática acerca de la propagación y aceptación social del totalitarismo. La acción transcurre en una pequeña ciudad de provincias, donde un buen día aparece un rinoceronte perturbando la tranquila y burguesa vida de la comunidad y generando, como si de una epidemia se tratara, un efecto de contagio consistente en la transformación de las personas en hermosos y robustos paquidermos.

El protagonista de la pieza, en un principio, le resta importancia a este acontecimiento, pero pronto, en cuanto su amigo Juan sufre esta inopinada metamorfosis, comienza a reaccionar contra la epidemia de la que no sabemos si por determinación o por temperamento él ha quedado inmune. Al final, consciente de que su incapacidad de adaptación le aboca a la soledad y a la marginación, proclama a los cuatro vientos su resignada condición de resistente, no sin antes lamentar con amargura no poder ser uno de ellos.

El tema de la voluntad es el eje central de este mordaz relato que se emplea a fondo en la suscitación de múltiples preguntas sobre nuestra responsabilidad tanto individual como colectiva. Así, por ejemplo, qué postura debemos o podemos adoptar con respecto a la degradación generalizada de la sociedad o ante determinadas propuestas para su radical transformación.

Bibliografía y webgrafía

  • CALERO HERAS, José: Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, tema 12, "El teatro", pp. 220 a 232.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (marzo 2017): Celia González
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.