Exponga sus conocimientos sobre Gustave Flaubert (1821-1880) (y otros realistas franceses)

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

Criterios de corrección

Se valorará positivamente la correcta inserción espacial y temporal del escritor, la enumeración de sus novelas y nouvelles [novelas cortas, relatos] más representativas (Madame Bovary, La educación sentimental, Salambó, Tres cuentos), poniendo el acento en alguna de ellas (sobre todo en Madame Bovary) y distinguiendo entre las diversas modalidades novelísticas que cultivó: novela realista, sentimental, histórica, explicando cada una en detalle e insistiendo su bien trabado estilo y en la atención a la sociedad que dibuja en sus novelas. Se explicarán los recursos narrativos (el criticismo) y estilísticos (esteticismo que lleva a una corrección obsesiva de la prosa) que empleaba.

También se valorará muy positivamente, aunque no es esencial, que el alumno repare en la importante influencia de la novela flaubertiana en los novelistas europeos contemporáneos, incluidos los españoles; sobre todo en la irradiación del personaje de Emma Bovary.

Por último, se valoraría también muy positivamente, aunque no es esencial, el conocimiento de otros escritores franceses realistas como Balzac o Stendhal, o de autores naturalistas como Zola, o de otros realistas europeos.

Gustave Flaubert y el realismo francés

Gustave Flaubert, el autor de Madame Bovary

En pleno Romanticismo, Stendhal y Balzac, aun conservando rasgos de este movimiento, conciben ya la novela como <<un espejo a lo largo del camino>>, es decir, un reflejo de la vida. Ahondando en esta idea, Flaubert, el escritor realista por excelencia, procurará eliminar de sus obras todo subjetivismo y toda emotividad. Finalmente, Zola irá más allá de Flaubert, al crear el movimiento naturalista.

Vida de Gustave Flaubert (1821-1880)

Flaubert (Ruán, 1821-Croisset, 1880) llevó la existencia típica de un provinciano, despreocupado por el éxito y la vida social. Pasó su niñez en un hospital, lo que sin duda contribuyó a desarrollar sus dotes de observador, y estudió Derecho en París. Tras la muerte de su padre, abandonó la carrera jurídica. A los 25 años conoció a la poetisa Luisa Colet, mujer bella e inteligente, que sería su amante y con la que mantuvo una interesantísima correspondencia. Entre los 30 y 35, escribió su mejor obra, Madame Bovary. A los 50, acabó en la ruina por ayudar a una sobrina que tenía problemas económicos, y a los 80, murió repentinamente, sin haber acabado su última novela: Bouvard y Pécuchet.

Estilo y obra de Gustave Flaubert

Flaubert trabajó para lograr la belleza, la sonoridad y la exactitud de la frase. Creía en la unión de forma y fondo: el estilo está en función del tema, no se le puede imponer, debe surgir de él. Aspiraba a lo bello, no a la verdad (a diferencia de Zola). No creía en las generaciones literarias ni en las escuelas, a pesar de que algunos lo consideraban el jefe de filas del realismo decimonónico (en esta actitud escéptica y algo ácrata es similar a nuestro Baroja, que decía no pertenecer a la Generación del 98 ni querer saber nada de ella).

No sólo es considerado el mejor novelista de su siglo, sino también el fundador de la novela contemporánea.

El afán realista le lleva a documentarse minuciosamente mediante la observación de las personas y la lectura de las más dispares materias (muy similar en esto a nuestro Benito Pérez Galdós). El afán de objetividad le hace mantenerse impasible, neutral ante los conflictos que plantea, postura que en su tiempo se interpretó como amoral. Para elevar lo vulgar a lo bello, Flaubert hubo de trabajar el estilo, término que para él abarca no sólo el tratamiento del lenguaje, sino todo lo referente a la estructura. De ahí que escribiera con mucha lentitud y que corrigiera sin cesar (esteticismo, corrección obsesiva de la prosa). Era un burgués burguesófobo (odiaba a su clase social) y también odiaba el Romanticismo (criticismo). Era pesimista y sus obras transmiten una visión desesperanzada de la vida.

Entre sus novelas más representativas destacan (novela realista, sentimental e histórica):

  • Salambó (1862), una historia de amor y de guerra ambientada en la antigua Cartago, que Flaubert reconstruye con gran verismo.
  • La educación sentimental (1869), donde narra los repetidos amores de un estudiante parisino, que acaba hundido en la desesperación y el pesimismo.
  • Tres cuentos (1877) es un conjunto formado por los relatos: Un corazón sencillo, La leyenda de San Julián el hospitalario y Herodías.

Pero su novela más importante fue:

Portada de la primera edición de la polémica novela de Flaubert Madame Bovary
  • Madame Bovary (1856-1857), una de las más admiradas de todos los tiempos, y su heroína uno de los personajes literarios más estudiados. Se caracteriza por la habilidad en el desarrollo de la trama, con la que quiere poner de manifiesto tanto las falsedades de la educación romántica, como la mediocre e insípida vida burguesa; el profundo análisis psicológico de los personajes, quienes caminan al caos inexorablemente, son gente común, vulgar, hecha de pequeñeces, miserias y cortas ambiciones; la objetividad y minuciosidad científica con que describe los ambientes y situaciones por las que atraviesan sus personajes; la calidad de la prosa, que intentó dotar de la misma precisión, armonía y belleza que el verso; la raigambre cervantina de la protagonista, tanto Emma como el caballero manchego son unos inadaptados que intentan hacer realidad sus sueños en un mundo que ya no es el suyo; y dio lugar al “bovarismo” que consiste en la capacidad del ser humano de soñarse a sí mismo tal y como no es, imaginarse de otra manera, en otro tiempo y lugar. Es una forma de enfrentar la insatisfacción y de superar la frustración. El bovarismo es hijo del romanticismo y, al mismo tiempo, una crítica de sus excesos de sentimentalidad. Es un desfallecimiento del ser o del espíritu que impide a la persona definirse normalmente en relación al mundo, una dificultad del individuo para ser él mismo y aceptar a los otros tal y como son, una enfermedad del alma que lleva a rehusar la realidad y a preferir la muerte, el suicidio; una crisis nerviosa que lleva al mal vivir, al sentimiento de vacío y de impotencia y que se manifiesta en síntomas que rompen la salud: crisis, vahídos, vómitos, lágrimas, hastío, dolor de vivir, abatimiento profundo, depresión…; y una deformación de la mirada que conduce al fracaso total, a la ineptitud para la vida.

Cabe destacar en esta famosa novela el personaje de su protagonista, Emma Bovary:

Muchas mujeres se identificaron en Francia con Emma, un Quijote femenino que enferma de literatura. Su vida es una existencia que se deshace en lugar de hacerse poco a poco con el paso de los años. Emma se sueña distinta a como es, su exigencia del absoluto la lleva a la tragedia. En cierta forma, es la heredera de la sensibilidad del joven Werther. Y como él, termina suicidándose, pero no por amor, sino por tedio vital; por incapacidad para hacer frente a sus responsabilidades.

Dos suicidios abren y cierran el romanticismo: Werther lo inaugura y muestra un camino terrible que otros jóvenes, contagiados, seguirán. Emma lo cierra haciendo ver su creador, Flaubert, lo ridículo de la actitud suicida, la necesidad de superar el llamado “mal du siècle”.

La heroína flaubertiana, Emma Bovary, ha sido estudiado por médicos, psicólogos, sociólogos y críticos. Es un “Quijote con faldas”, él pierde el juicio con las lecturas y ella, el sentido moral, la distinción entre el bien y el mal, lo que la lleva a cometer adulterio sin sentimiento de culpa. Es su fondo lírico y romántico el que la lleva a ser una adúltera.

Otros novelistas franceses

Podemos destacar también en Francia a los siguientes escritores:

Stendhal

Empieza a apartarse del Romanticismo creando una obra fría y cerebral, basada en el análisis y la observación. Presenta una gran capacidad para escudriñar el alma y un estilo claro y preciso. Lo convierten en el iniciador del movimiento realista y en un maestro de la novela psicológica. Sus héroes aun conservan el idealismo, la audacia y el individualismo propios de la época anterior. Sus obras más destacadas son Rojo y negro y La cartuja de Parma.

Balzac

En su obra unas veces defiende el trono y el altar como los pilares básicos de la sociedad, y otras se identifica con el pueblo y critica a la burguesía y a la aristocracia. Proyectó una obra de grandes dimensiones La comedia humana y entre sus novelas destacan Eugenia Grandet y Papá Goriot.

Zola y el Naturalismo

Creador y máximo representante de la escuela naturalista, que surge como desviación del Realismo. Observa, analiza y describe todo lo que le rodea, intenta descubrir las leyes que rigen el comportamiento de las personas y las leyes que tienen que ver con su herencia biológica y con el medio en que se desenvuelven. Fue el autor francés más influyente de su época y el que más mostró la miseria del pueblo y las luchas de los trabajadores. Su mejor obra es Germinal, aunque también escribió una serie de novelas, Los Rougon-Macquart.

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José: Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, tema 8, pp. 151-162.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (diciembre 2014):AnaM
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.