Exponga sus conocimientos sobre Luigi Pirandello (1867-1936)

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

Criterios de corrección

Si el alumno elige la opción Luigi Pirandello, se valorarán positivamente la correcta inserción espacial y temporal del dramaturgo, y la enumeración de algunas de sus obras más notables, sobre todo de Seis personajes en busca de autor, señalando las novedades que aporta al teatro contemporáneo.

Por supuesto que sería muy positivo situar a Pirandello en el contexto contemporáneo en relación con el teatro del absurdo y con otros autores contemporáneos igualmente renovadores de la escena, pero esto no es esencial.

Luigi Pirandello (1867-1936)

Vida de Luigi Pirandello

Escritor y premio Nobel italiano, considerado como el más importante autor teatral de la Italia del periodo de entreguerras.

Pirandello nació el 28 de junio de 1867 en Agrigento, Sicilia. Era hijo de un rico propietario de mina siciliano. Estudió en las universidades de Roma y Bonn, donde se doctoró. Se casó con la hija de uno de los socios de su padre, lo que marcará su vida, pues el enloquecimiento de su esposa y su paciente y constante cuidado lo llevará a meditar profundamente sobre el ser humano.

Fue profesor de literatura italiana en la Escuela Normal Femenina de Roma, entre los años 1897 y 1921, cuando su creciente reputación como escritor le permitió dedicarse por completo a su carrera literaria. Se hizo mundialmente conocido en 1921, a raíz de la publicación de Seis personajes en busca de autor (1921).

Las obras más sorprendentes de Pirandello son las teatrales, cuyos protagonistas -profesores, propietarios de pensiones y curas, entre otros- suelen pertenecer a la clase media-baja. En estas obras se reflejan las ideas filosóficas del autor, como la existencia de un arraigado conflicto entre los instintos y la razón, que empuja a las personas a una vida llena de grotescas incoherencias; igualmente considera que las acciones concretas no son ni buenas ni malas en sí mismas, sino que lo son según el modo en que se les mire; y, por último, cree que un individuo no posee una personalidad definida, sino muchas, dependiendo de cómo es juzgado por los que entran en contacto con él.

Sin fe en ninguno de los sistemas morales, políticos o religiosos establecidos, los personajes de este autor encuentran la realidad sólo por sí mismos y, al hacerlo, descubren que ellos mismos son fenómenos inestables e inexplicables. Pirandello expresó su profundo pesimismo y su pesar por la condición confusa y sufriente de la humanidad a través del humor. Sin embargo, éste es singularmente macabro y desconcertante. La sonrisa que despierta procede más bien de lo embarazoso -y, a veces, amargo- que resulta reconocer los aspectos absurdos de la existencia. Para Pirandello, el teatro es reflexión sobre el ser y el parecer, el tiempo y la muerte, la verdad y la mentira, la locura y la sensatez... La obra teatral tiene carácter de espejo: nos muestra al hombre frente a sus grandes temas. La mirada del teatro debe servir para que el hombre salga de su desgana y pasividad y actúe.

Pirandello fue un importante innovador de la técnica escénica e, ignorando los cánones del realismo, prefirió usar libremente la fantasía con el fin de crear el efecto que deseaba. Ejerció una gran influencia al liberar al teatro contemporáneo de las desgastadas convenciones que lo regían y preparar el camino al pesimimismo existencialista de Jean Anouilh y Jean-Paul Sartre, así como a las comedias absurdas de Ionesco y Beckett, y al teatro en verso, de carácter religioso, de T.S. Eliot.

Entre las obras de Pirandello destacan: A cada uno su verdad (1916), El placer de ser honrado (1917), Así es si así os parece (1917), Enrique IV (1922), y Esta noche se improvisa (1930). En Enrique IV (1922), se advierten los ecos de la locura de su mujer y sus celos enfermizos. El tío del Marqués de Noli enloquece tras un golpe en la cabeza y se cree Enrique IV. Para curarlo, el médico convierte a todos sus parientes en fingidores, en personajes de la época del rey inglés. El protagonista recobra la cordura, pero sigue fingiéndose loco para observar la conducta de sus parientes y enjuiciarla.

Su obra maestra es Seis personajes en busca de autor (1921), que analizamos más abajo.

También escribió narraciones breves que fueron reunidas bajo el título general Cuentos para un año (1933) y la novela La excluida (1901). Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1934 y falleció dos años más tarde, el 10 de diciembre de 1936, en Roma.

Seis personajes en busca de autor (1921)

Un grupo de actores se prepara para ensayar una obra del mismo Pirandello. Al comenzar el ensayo, ellos son interrumpidos por la llegada de seis personajes intrusos. El líder de los personajes, el padre, dice al director que están buscando un autor. Él explica que el autor que los creó no terminó su historia, y que son personajes incompletos, que no han pasado el triunfo que realmente llegaron a tener en la vida propia. El director intenta expulsarlos fuera del teatro, pero queda intrigado cuando ellos comienzan a contar su historia. Y así, el espectador siente que ya no son parte del teatro, sino de la vida misma.

Seis personajes en busca de autor es una de las obras más representadas del siglo XX. A ella debe la fama universal el autor, Pirandello.

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José: Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, tema 12, "El teatro", pp. 220 a 232.
  • Darío Fo, documento en la web del IES Avempace.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (marzo 2015): Marta Siurana
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.