La literatura francesa: Chrétien de Troyes (siglo XII) y los relatos caballerescos

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

Chrétien de Troyes (siglo XII), creador de la novela de caballerías

Chrétien de Troyes (hacia 1130 – hacia 1183) escritor francés. Se dice que es el primer novelista que tuvo Francia y, según algunos, es el padre de la novela occidental. Se conoce muy poco sobre su vida. Se supone que nació en Troyes, ciudad francesa, y estudió lenguas clásicas (griego y latín). Fundamentándose en su nombre Chrétien, "Cristiano", algunos creen que era un judío converso. Sus narraciones transparentarían así una inspiración cabalística. Su fuente de inspiración se encuentra en la tradición celta y en las leyendas bretonas. Pero él confiere a estos materiales una dimensión cristiana nueva, fuertemente impregnada por los cantares de gesta, la épica centroeuropea.

Considerado como uno de los primeros autores de libros de caballerías, restringe el recurso a los elementos sobrenaturales, que él subordina a la descripción refinada de los sentimientos humanos, e incluso a la denuncia de iniquidades o injusticias sociales. Es uno de los iniciadores de la literatura cortesana en Francia, aunque rinde cuentas al deseo y la sexualidad, como hicieron los autores que desarrollaron el género caballeresco tras su muerte. Habiendo inspirado a numerosos poetas en toda Europa, Chrétien de Troyes puede ser considerado como uno de los creadores de la novela medieval, sobre todo por la riqueza de sus obras y por la psicología compleja de sus personajes. Su larga notoriedad en la Europa medieval subraya el valor de su talento y creatividad.

NOVELAS:

  • Erec y Enide.
  • Yvain, el Caballero del Leon.
  • Perceval, el Cuento del Grial (que es la más enigmática y quedó inacabada; actualmente algunos eruditos consideran que, tras la muerte de Chrétien, se fundieron los textos de dos obras separadas.)

OTRAS OBRAS:

  • Philomena, una traducción de Las metamorfosis' de Ovidio.
  • Dos obras más atribuidas, quizá falsamente: Aventura de los recuerdos y Guillaume d'Angleterre.

Aragón y la leyenda del Santo Grial

Chrétien de Troyes escribió sobre el Grial, la copa en la que Cristo instituyó la Eucaristía en la Última Cena, bebiendo vino. El Grial siempre ha estado rodeado de un halo de misterio y leyenda, mezclados con los hechos históricos. Algunas leyendas relacionan el Santo Cáliz con Gran Bretaña, con la Occitania francesa o con los Pirineos. Y concretamente, hay una que lo sitúan en tierras aragonesas.

Según la tradición, en el año 258, San Lorenzo envió a San Indalecio con el Grial (que venía de Roma) a Huesca, ya que quería que fuera allí custodiado y protegido. Y en aquel lugar estuvo la sagrada reliquia hasta el comienzo de la invasión musulmana. Antes de que Huesca cayera en manos infieles, el Santo Cáliz partió a los Pirineos, pasando por Yebra, Siresa, Sasabe, Jaca y, finalmente, el monasterio de San Juan de la Peña, en el año 1071, desde donde fue enviado mucho más tarde a la catedral de Valencia, donde se sigue custodiando.

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José, "Tema 4. Literatura medieval", en Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, pp. 54-76.
  • IBORRA, Enric, "Tema 3. Literatura medieval", en Literatura universal. Bachillerato. Alzira, Algar, 2016, pp. 54-84.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (febrero 2018): Sandra Heredia
  • Revisiones, correcciones: Letraherido