''Nada'' (1944): Valoración de la novela

De Wikimpace
Revisión de 13:40 1 abr 2020 por Letraherido (Discusión | contribuciones) (Pregunta 6 - Frecuentemente, se ha comparado Nada a Cumbres borrascosas, de Emily Brönté. Busque información sobre la autora y su obra literaria)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Pregunta 1 - Interprete la siguiente afirmación de Gonzalo Sobejano sobre la temática y el título de la novela, Nada

      La temática cardinal de las narraciones de Carmen Laforet es el desencanto.
   «Bajo la apariencia misteriosa se oculta la vileza y al fondo de la esperanza está la nada».
   (Gonzalo Sobejano, Novela española de nuestro tiempo. Madrid, Prensa Española, 1970)
   Responde: David Alcayne.

Gonzalo Sobejano aclara que la mayor virtud y característica de Carmen Laforet es su desencanto en las narraciones. Este desencanto analiza cada obra en concreto; los protagonistas y su psicología, los personajes secundarios, el ambiente en que viven, y su evolución.

Pregunta 2 - Fíjese en el final de la novela y compare la afirmación anterior de Sobejano con la de Carmen Martín Gaite

   "De la casa de la calle Aribau no me llevaba nada. Al menos, así creía yo entonces".
   (Carmen Laforet, Nada).
   "Esta rectificación, hecha como al descuido, nos da la clave de una novela que es el fruto de esa lucidez adquirida por
la protagonista, precisamente al haberse resignado a no serlo. La prueba de que Andrea se llevaba algo de la calle de Aribau
es ese relato que tenemos entre las manos, rescatado para el lector gracias a quien supo identificarse con su función
de narrador testigo".
    (Carmen Martín Gaite, "La chica rara", en Desde la ventana, Madrid, Espasa-Calpe, col. Austral, 1993, pp. 104-111).
   Responde: Elia Lahoz.

La diferencia entre ambas afirmaciones está en que, en la de Sobejano, se transmite la idea que la nada es un vacío, un pozo sin fondo. Sobejano se muestra nihilista, escéptico radical. Se deja llevar por la sonoridad del título del relato: "Nada".

Sin embargo, la nada a la que se refiere Carmen Martín Gaite es más paradójica, más que un sentimiento o un recuerdo. Martín Gaite hace alusión en su cita a la frase con la que Carmen Laforet cierra su relato; en ella, la protagonista, Andrea, afirma que se va de la calle Aribau sin llevarse nada. Con esto, se justifica naturalmente el título del libro y se dota a la novela de una dimensión circular que lleva del final al principio y de este al término de aquella.

La visión de Martín Gaite insiste en que la narración de Laforet es, sobre todo, una novela de aprendizaje, una Bildungsroman. Es evidente que Andrea no se lleva nada físico de la casa barcelonesa; sin embargo, también resulta claro que de allí la chica sale diferente de como entró, que se ha hecho adulta con sus vivencias, más sabia. Y también que va a tener una nueva oportunidad, para aplicar todo lo aprendido, en ese nuevo territorio que se ofrece ante su futuro: Madrid.

Laforet termina así su relato con una puerta abierta a la esperanza. Y es esa circunstancia la que percibe Carmen Martín Gaite. Por eso, ella afirma que la de Laforet es una obra magistral que confirma y niega, al mismo tiempo, su propia afirmación: Laforet establece un juego maestro entre "nada" y "algo", entre el 0 y el 1, entre la negación y la afirmación. Y, por eso, su relato se hace inolvidable para todos aquellos lectores que se acercan a su peripecia.

Pregunta 3 - Justifique la afirmación de Ana Rodríguez-Fischer, para quien Nada es "un ejercicio de autognosis" (autoconocimiento). ¿Cree que se puede considerar la obra como Bildungsroman (novela de aprendizaje)?

    Andrea practica un "ejercicio de autognosis" "sin ser muy consciente de ello, al menos al principio", y así
"va desplazando la perspectiva. Y la mirada se torna interior, indagadora y soñadora, según, pero volcada hacia
el sí mismo".
   (Ana Rodríguez-Fischer, "Dieciocho años áridos", Cuadernos Cervantes, núm 1. (marzo de 1995), p. 76.)
   Responde: Alejandro Gracia.

Creo que sí que la novela puede considerarse como un ejercicio de autognosis, por la propia historia que escribe Carmen Laforet. Andrea no es consciente de que está haciendo un ejercicio de ese tipo y sigue haciéndolo hasta el final. Estoy de acuerdo con que se puede considerar, claramente, un ejercicio de autoconocimiento, porque Andrea evoluciona a lo largo del relato, crece, se hace adulta al final de la novela, cuando decide dejar Barcelona y aquella casa de Aribau donde tanto ha sufrido, para irse a Madrid con su amiga Ena.

Yo mismo, al leerme esta novela, he hecho ese ejercicio de aprendizaje, pues he aprendido nuevos conceptos y muchas cosas que no sabía.

Pregunta 4 - Comente estas palabras de Gonzalo Sobejano sobre el supuesto autobiografismo de Nada, negado por la autora

   "La fórmula de Carmen Laforet es novelar dentro de un ambiente vivido y con un argumento inventado. Pero aunque esto
desmiente el carácter autobiográfico que pronto se atribuyó a sus novelas, éstas dan la impresión de ser autobiográficas,
principalmente por esa semejanza de las figuras protagonizadoras, todas reductibles, en fin de cuentas, a Carmen Laforet:
en sensibilidad, en carácter, en ideales".
   (Gonzalo Sobejano, Novela española de nuestro tiempo. Madrid, Prensa Española, 1970, p. 114)
   Responde: Blanca García

Con estas palabras Gonzalo Sobejano, yo creo que quería demostrar que, en su opinión, las novelas de esta autora y, en concreto, Nada, sí que eran autobiográficas, aunque ella lo negara. Y lo son, porque están basadas en las vivencias, emociones y sensaciones de la autora, debido sobre todo a la semejanza entre la figura protagonista de Nada, Andrea, y la propia escritora, Carmen Laforet, a la que es igual en sensibilidad, carácter e ideales.

En conclusión, aunque ha sido la propia autora la que ha negado el supuesto autobiografismo de sus obras, yo opino igual que Gonzalo Sobejano. También opino que todas sus novelas tiene una leve semejanza entre sus figuras protagonistas.

Pregunta 5 - Interprete los siguientes comentarios de Miguel Delibes y Melchor Fernández Almagro sobre la novela

   Responde: Marcos Allué.
   "Los habitantes de la calle de Aribau son seres atormentados, desquiciados por la guerra (...); la guerra es una
palabra constante en el libro (...)
   Nada es el primer punto donde se evidencia un anhelo de renovación de las técnicas narrativas que pocos años
más tarde se llevará por algunos -Robbe-Grillet, Duras, Butor y todos los cultivadores del 'nouveau roman'".
    (Miguel Delibes, "Una relectura de Nada", en Pegar la hebra, Barcelona, Destino, 1990, pp. 203-216).
  • Comentario: El comentario del escritor Miguel Delibes se refiere a que los habitantes de la calle de Aribau son seres atormentados y desquiciados por la guerra civil, como refleja Carmen Laforet en su novela. La Guerra Civil española les había cambiado el carácter para siempre, eran personas turbias, tristes y con prejuicios.

Román y Juan eran hermanos, venían de una familia de seis hermanos a los que la guerra había marcado.

Gloria, la mujer de Juan, era sumisa y había estado muy a disgusto desde que llegó al piso de la calle Aribau, en Barcelona. Gloria le cuenta un secreto a su sobrina Andrea, y es que, antes, su tío Román la quería mucho y estaba enamorado de ella, pero durante la guerra conoció a Juan y se casaron a los dos días y, durante un tiempo, llevaron una vida maravillosa, pero después la guerra lo había cambiado y en aquel momento ya parecía un loco. Hasta que un día Juan le pidió a su hermano Román que llevara a Gloria, que entonces estaba embarazada de Juan, a su casa de la calle Aribau en Barcelona; y en el piso la miraban mal porque decían que Gloria era la querida de Juan, lo que, para la sociedad de entonces, era inaceptable. Gloria había pasado hambre y suciedad en esa casa. A Román por entonces ya le había cambiado el carácter y se había vuelto un desquiciado.

Antonia era también un personaje importante, porque aunque era la criada había declarado a favor de Román, para que no lo metieran en la cárcel por espía, ya que en la guerra se había pasado de un bando a otro. Antonia era una alcahueta que solamente malmetía.

Angustias era otra persona que vivía en la casa, hermana de Román y Juan, también era una amargada y estaba enamorada de su jefe, don Jerónimo, con el que había tenido una aventura, a pesar de que él estaba casado.

Cuando Román salió de la cárcel, malmetió a su hermano para que echara a Gloria y al niño de la casa, pero no lo consiguió y tuvieron que vivir todos juntos, por lo que Juan enloqueció aún más.

Por eso Delibes dice que son seres atormentados y desquiciados. La guerra fue la desencadenante del cambio de carácter de aquellos personajes.

   "Los personajes de Nada vivieron la guerra desde el fondo oscuro de una burguesía en dramática crisis económica
y salieron de la prueba con el espíritu deformado, los sentimientos en un grado de tremenda exasperación, los nervios rotos".
   (Melchor Fernández Almagro, "Nada por Carmen Laforet", en Abc, 12 de agosto de 1945).
  • Comentario: Según Fernández Almagro, la guerra cambió para siempre a la familia del piso de la calle Aribau de Barcelona, que pertenecía a la burguesía catalana. La guerra los había llevado a una situación económica nefasta, que se alargó hasta la posguerra, en la que pasaban hambre y necesidad; los sentimientos de los personajes también habían cambiado y, después de la guerra, no volvieron a ser los mismos. En la casa se respiraba odio entre los miembros de la familia.

Además, la sociedad española de entonces era una sociedad machista, donde las mujeres no podían salir de noche; y de día, solo podían ir por sitios aconsejables, y solo si eran de una determinada clase social. Si estaban casadas, necesitaban el consentimiento del marido para salir de casa, pues, si no, eran tachadas por la sociedad de ser mujeres de vida dispersa.

Pregunta 6 - Frecuentemente, se ha comparado Nada a Cumbres borrascosas, de Emily Brönté. Busque información sobre la autora y su obra literaria

   Responde: Iván Moreno.
  • Emily Brontë (188-1848)

Fue una escritora británica. Su obra más importante -y única, dado que murió en plena juventud- es Cumbres borrascosas, considerada un clásico de la literatura inglesa. Fue publicada por primera vez en 1847, bajo el seudónimo masculino de Ellis Bell, para sortear las dificultades que tenían las mujeres del siglo XIX para que su trabajo fuera reconocido. La novela, considerada inicialmente como salvaje y burda, fue reconocida con el tiempo como la expresión más genuina del alma romántica inglesa y como una de las obras principales de la época victoriana. Su hermana Charlotte editó una segunda edición póstuma.

En mayo de 1846, las tres hermanas Brontë, Emily, Charlotte y Anne, publicaron una colección conjunta de poemas bajo los seudónimos de Currer, Ellis y Acton Bell, pero vendieron solo dos ejemplares. A pesar de todo, decidieron seguir escribiendo y probaron a publicar novelas. La primera fue Jane Eyre (1847), de Charlotte, editada también con el seudónimo de Currer Bell, y tuvo un éxito inmediato. Agnes Grey, de Anne, y Cumbres borrascosas, de Emily, aparecieron más adelante aquel mismo año (1847).

Al regresar a su casa familiar de Haworth, después de haberse ido un tiempo a ver a sus editores, encontraron a su hermano Branwell a punto de morir. Emily murió poco después de tuberculosis, en 1848. Anne murió de la misma enfermedad en 1849, un año después de publicar su segunda novela, La inquilina de Wildfell Hall.

Mientras, Charlotte escribía Shirley (1849), igualmente bajo el seudónimo de Currer Bell. Una gran depresión la invadió. Sin embargo, sostenida por su editor, George Smith, trabó conocimiento con el Londres literario de su época y anudó amistades con sus iguales, en especial con su futura biógrafa Elizabeth Gaskell.

  • Cumbres borrascosas (1847)

Aunque ahora se considera un clásico de la literatura inglesa, el recibimiento inicial de Cumbres borrascosas fue tibio. Su estructura innovadora, que se suele comparar con un conjunto de muñecas matryoshkas, desconcertó a los críticos en un primer momento. Algunos contemporáneos de la autora incluso pensaron que este era un trabajo anterior, menos maduro, de Charlotte Brontë.

Cumbres borrascosas ha dado lugar a muchas adaptaciones, incluyendo películas, dramatizaciones radiofónicas y televisivas, un musical, telenovelas y canciones.

Es una historia dramática y trágica. Comienza con la llegada del niño Heathcliff al hogar de los Earnshaw, traído por el padre de la familia desde Liverpool. Esta criatura pronto trastornará la tranquila vida de su familia adoptiva, así como la de sus vecinos, los Linton.

Cumbres borrascosas es una historia de amor y venganza, de odio y locura, de vida y muerte. Catherine Earnshaw y Heathcliff desarrollan una relación de dependencia mutua a lo largo de su vida, desde la infancia hasta más allá de la muerte. La libertad que Heathcliff representa -un ser salvaje y libre- no es la más idónea para una mujer que pretende ser respetable, por eso Catherine acabará casándose con el hijo de los Linton, Edgar, magistrado de la región, quien le dará un hogar, "La Granja de los Tordos", y estabilidad. Aunque ella siempre amará a Heathcliff.

A lo largo de dos generaciones, cuyos nexos serán Heathcliff y la narradora de la historia, Nelly Dean, descubrimos el pasado y el presente de los personajes, en versiones distintas de sí mismos.

Pregunta 7 - También se ha comparado Nada con Rebeca, de Daphne du Maurier (1907-1989), una novela magníficamente adaptada al cine por el director británico Alfred Hitchcock. Busque información sobre la autora y su obra literaria y sobre el director de cine y sus películas

   Responde: Andrea Giménez y Alba Domingo.
  • Daphne du Maurier (1907-1989)

Daphne du Maurier nació el 13 de mayo de 1907 y falleció el 19 de abril de 1989, fue una escritora británica famosa por novelas como Rebeca (1938), que fue un éxito inmediato, y Mi Prima Raquel (1951), ambas llevadas al cine. Las películas Jamaica Inn y Los pájaros, de Alfred Hitchcock, también se basaron en relatos suyos.

Daphne du Maurier creció en un ambiente culto y recibió una muy buena educación. Su familia era adinerada, pero ella siempre quiso vivir de la escritura. Con poco más de veinte años, escribió su primera novela, Rebeca (1938). Se casó en 1932 con Frederick Arthur Montague Browning , con el que tuvo tres hijos y vivieron en el castillo de Menabille , una mansión situada en la costa de Cornualles, en Inglaterra.

Publicó sus primeros escritos en la revista de su tío y escribió muchos relatos, en los que refleja a mujeres con traumas o que son perversas, cuya insatisfacción es incapaz de calmarse ni siquiera con la misma muerte. Redactaba historias de crueldad y ambientes cargados de energías negativas.

Varias de sus novelas han sido adaptadas a la pantalla, incluyendo Jamaica Inn, Frenchman's Creek, Hungry Hill y My cousin Rachel. Escribió también The birds, que Alfred Hitchcock adaptó al cine en una de sus películas más inolvidables.

Du Maurier a menudo fue catalogada como una novelista romántica, término que ella desaprobaba , ya que sus novelas rara vez tenían un final feliz. Ella, sin embargo, sentía tener más en común con las novelas de sensaciones.

También escribió cuentos de terror, como Do not look now.

En sus últimos años, no escribió ficción, sino novelas biográficas, como Gerald (la biografía de su padre).

  • Alfred Hitchcock (1899-1980)

Alfred Joseph Hitchcock nació en Leytonstone, Londres, el 13 de agosto de 1899 y falleció Bel Air, Los Ángeles, Estados Unidos, el 29 de abril de 1980.

Se casó en 1926 con Alma Reville, con la que tuvo una hija, Patricia Hitchcock. Fue un director de cine y productor británico, nacionalizado estadounidense. Fue el primero en muchas de las técnicas que caracterizan a los géneros cinematográficos del suspense y el thriller psicológico. Su exitosa carrera en el cine británico en películas mudas y en las primeras sonoras le llevó a ser considerado el mejor director de Inglaterra. Hitchcock se trasladó a Hollywood en 1939 para continuar con su carrera en el cine estadounidense, también con gran éxito.

A lo largo de una carrera que duró más de medio siglo, Hitchcock estableció un estilo cinematográfico distintivo y muy reconocible. Fue innovador en el uso de la cámara para imitar la mirada de una persona y empleaba encuadres para provocar ansiedad, miedo o empatía. Desarrolló una forma de montaje fílmico muy novedosa. Muchas de sus filmaciones presentan giros argumentales en el desenlace y tramas que se presentan en torno a la violencia, los asesinatos y el crimen. Las películas de Hitchcock también tratan a menudo de temas de psicoanálisis y tienen marcadas connotaciones sexuales. Por esto y mucho más, el cineasta se convirtió en un icono cultural.

Alfred Hitchcock dirigió más de cincuenta películas a lo largo de su carrera.

Durante su estancia en Hollywood, uno de sus primeros trabajos fue la adaptación de la novela de Daphne du Maurier Rebeca, en 1940. En esta película, se utiliza un ritmo pausado, es una historia contada desde el punto de vista de un único personaje y se utilizan procedimientos visuales espectaculares reservados solo para los momentos claves de la intriga.

A pesar de su duración (más de dos horas), fue un triunfó y recibió dos Óscar de trece nominaciones.

Alfred Hitchcock está considerado uno de los mejores directores de la historia del cine y un maestro del suspense.

Pregunta 8 - Lea estos testimonios sobre Nada y Carmen Laforet. Coméntelos

   Responden: Noemí Polo, Andrea Valiente y Lucía Pozo.
   "Un libro oportuno"
   (Ignacio Agustí, La Estafeta Literaria, Madrid, núm. 217, 15 de mayo de 1961, p. 9).
  • Comentario: Con este testimonio, se refiere Agustí a que Nada es una novela que, cuando la lees, te sumerge en sus palabras,,en el mensaje que intenta transmitir y la verdad que cambia bastante la manera de pensar respecto a la forma de ver el mundo en esa época. Además, la novela nos ha ayudado a ponernos en la piel de los personajes más introvertidos y a su forma diferente de ver el mundo.
   "Una novela magistral, nueva, con observación minuciosa y fiel, con entresijos psicológicos que
hacen pensar y sentir"
   (José Martínez Ruiz, "Azorín", "Réspice a Carmen Laforet", Destino, Barcelona, 21 de julio de 1945).
  • Comentario: Con este testimonio, "Azorín" hace referencia a que la novela trata una gran variedad de temas muy diferentes entre si, como el de la familia, los estudios, las amistades, y habla de un mundo nuevo, pero a la vez viejo y desgastado.

Esas tramas se acercan a la piel del lector, lo hacen sentir y le transmiten de forma adecuada, le hacen sentir en la piel de Andrea, ver su mundo y, con la profundidad de sus palabras, le hacen sentirla a ella por unos instantes.

   "La primera novela femenina moderna en España"
   (Joaquín Marco, epílogo a Nada. Barcelona, Círculo de Lectores, 1994, pp. 337-349).
  • Comentario: Estoy totalmente de acuerdo con ese comentario, ya que se refiere a que Andrea es una mujer revolucionaria que se enfrenta a una serie de estereotipos que reflejaba la sociedad en ese momento y a las ideas que le exigía su tía Angustias (reflejo de la mentalidad inmensamente retrógrada de esa época). Su tía le decía cómo comportarse para ser una señorita, y Andrea rompía con todo, revelándose y no haciendo caso, ya que no le gustaba que le dijeran lo que tenía que hacer.
    "(Carmen Laforet descubre) las infinitas posibilidades novelescas de la vida cotidiana y vulgar en el seno de una
familia de la clase media" y
   "(su novela psicológica Nada) refleja por primera vez entre nosotros el abandono y la soledad de un alma juvenil
frente al mundo que la rodea".
    (Joaquín Marco, "Carmen Laforet y la toma de conciencia de la juventud española de la posguerra", en Novela
y sociedad en la España de la posguerra. Barcelona, Lumen, 1995, pp. 175-185).
  • Comentario: Se refiere a que, cuando Andrea llega de su pueblo a Barcelona, huérfana y sola tras la guerra, que con ella había dejado mucha hambre, muchas penumbras y, sobre todo, traía una gran tristeza por todos esos ciudadanos que casi se habían quedado sin recursos. Andrea era una chica joven, con ganas de descubrir un nuevo mundo, pero al verlo tan desgastado siente una soledad profunda, además de pensar que ella no encaja en la vida de entonces.
   "Hay en Nada una fresca espontaneidad que no se marchita. Mana de no sé qué fuente honda, de amor y rebeldía; corre por un
verbo de instinto certero y y gozosa plasticidad".
   (Agustín Cerezales, Abc literario, núm. 167, 13 de enero de 1995).
  • Comentario: La espontaneidad en el transcurrir que trae la curiosidad por una nueva vida, la sucesión de nuevos acontecimientos encadenados que se van precipitando envolviéndonos, haciéndonos vivir con la protagonista, libres como ella, la mezcla de sentimientos de amor y rebeldía, todo esto hace que la novela nos absorba y no deje que la paremos de leer. Esto es lo que transmite el comentario de Agustín Cerezales, hijo de la escritora.
   "Frente a la representación puramente aparencial del comportamiento humano, enfocado desde un punto de vista despersonalizado
y objetivo, que años más tarde acabará por imponerse en el campo de nuestra creación novelesca, la rememoración intimista y
subjetiva de la joven Andrea nos da una visión extremadamente matizada y compleja de la realidad. Se trata, claro está, de una
visión personal e introspectiva, refractada por el temperamento y la sensibilidad de la heroína, y en muchos casos deformada
por las vanas ilusiones que interpone entre el deseo y la realidad el vuelo de su fantasía".
   (Antonio Vilanova, "Carmen Laforet y la toma de conciencia de la juventud española de posguerra", en
Novela y sociedad en la España de posguerra. Barcelona, Lumen, 1995, p. 180)
  • Comentario: A lo que se refiere este comentario es a la manera en que representa Carmen Laforet esta novela de forma muy íntima, en la que se aprecia claramente el comportamiento del ser humano y que nos da una visión de la dura realidad, lo que ayuda a ponernos en la piel del personaje y comprenderlo, a hacer que sintamos que somos Andrea y que seamos con ella protagonistas de la historia. Esto hace que la comprendas, que aprendas con ella y que te emociones con ella. Y todo gracias a la manera en que la autora escribe.
   (Carmen Laforet es una) "autora universal" y Nada, "la mejor novela española del siglo XX", "precursora de lo que más
tarde se llamó novela española de posguerra, con autores de la talla de Rafael Sánchez Ferlosio, Carmen Martín Gaite, Ana María
Matute... una novela europea que huía del realismo social y de la publicación ideológicamente partidista que tanto perjuicio hizo
a la literatura española de aquellos años".
   "Con este libro se produce algo similar a la sensación de asombro y desvarío que despiertan las grandes obras clásicas de la
historia de la literatura (...)
    Nada es mucho más que la novela de una mujer que descubre una ciudad, y un mundo familiar poblado de demonios, durante
el inicio de la posguerra española. Nada es Barcelona. Su autora habla de su ciudad como Juan Rulfo, el gran escritor mexicano,
se refería a Comala.
   "Barcelona, en mi obra, -escribía Carmen Laforet-, es un fantasma". Una ciudad mágica y literaria (...)
   Nada es todo. La novela habla del vacío existencial, de los afectos difusos, de la soledad del amor, del miedo, de la angustia,
de la frustración sexual, de los temas esenciales del alma, como también exigía Flaubert que caminaran sus novelas: sin un argumento
televisivo que venga a entorpecer el fluir de las emociones de los personajes que pueblan esta casa-duende en la que se desarrolla
la novela (...)
    Nada es, junto con El Quijote de Miguel de Cervantes y Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, una de las
tres novelas hispanas más traducidas de todos los tiempos".
   (Núria Amat, prólogo a Laforet, Carmen, Nada. Madrid, RBA, 2008. Col. "Grandes Escritoras", pp. 5-10.
Amat compara a Carmen Laforet con los grandes de la literatura universal: Virginia Woolf, Proust, Kafka, Beckett,
Jean Rhys, Joyce...)
  • Comentario: Núria Amat nos dice que Nada es una gran novela porque describe el mundo de manera diferente, nos acerca a nuestra propia experiencia, nos hace descubrir cosas que ni siquiera sabíamos, nos hace identificarnos con los sentimientos de cada personaje, y sobre todo con Andrea, la protagonista. Y la verdad es que sorprende que alguien sea capaz de hacer sentir esa gran variedad de cosas en tan solo una novela. Gracias a esos factores, nos sentimos más cercanas a la autora, Carmen Laforet, que nos introduce en su novela y nos hace transitar confortablemente por ella.

Pregunta 9 - Valoración personal de la obra

   Responden: Ana Chamorro y Maite Llansó.
  • La intriga y los temas. ¿Le ha parecido interesante la historia narrada, por qué? ¿Le parece que atrapa al lector? ¿Los temas son actuales a pesar de que la historia transcurre en la posguerra española (años 40)?

- Sí que me ha parecido interesante la historia que se nos cuenta en Nada, pero seguramente en la época que salió sería más impactante e interesante de leer. Aún así, me ha parecido interesante por los temas que toca, la situación familiar, las personalidades de los personajes...

- Hay algunos temas que siguen siendo actuales como podría ser el adulterio. Y hay otros que no lo son, como por ejemplo el nivel de la mujer en la sociedad de la posguerra.

  • El estilo y el lenguaje. ¿Le han parecido difíciles, rebuscados? ¿Se entiende todo fácilmente? ¿Qué le parecen los diálogos?

- La lectura se hace amena, se entiende todo perfectamente. En mi opinión, el estilo no es nada rebuscado, la novela es bastante sencilla de leer. Realmente, la historia te atrapa y a ello ayuda mucho que el lenguaje sea claro.

- Los diálogos son concisos y las acciones quedan bien explicadas.

  • ¿Por qué decimos que es una novela de final abierto?

Porque es lo que pretendía la autora Carmen Laforet para que cada uno pudiera ponerle su propio final. Y también es un final abierto porque Andrea se va de vuelta a su ciudad parando en Zaragoza con el padre de Ena, pero el día anterior había leído la carta larguísima que le dio la misma Ena. Sabemos que se va a Madrid, pero no sabemos nada de cómo transcurrirá su vida allí, podemos imginárnoslo. Por eso el final es abierto.

  • En vista de todo lo anterior, ¿cómo valora la obra, la recomendaría, le ha parecido interesante leerla?

Yo creo que este es un gran libro, no por su argumento, sino por la gran expresividad que tienen sus personajes y la gran utilización de metáforas y adjetivos. Al principio, no te enteras de nada y es un poco caótico. También veo que hace más reales las escenas de la novela (como, por ejemplo, la descripción de la miseria en la casa de la calle Aribau, que está muy conseguida) gracias a una debida exageración que hace más real lo descrito.

Una descripción que me ha impresionado mucho ha sido la del cuarto de baño, diría que es mi parte favorita del libro.

Y la recomendaría debido a su gran trama y su lectura fácil y rápida.

Bibliografía y webgrafía

Trabajos de los alumnos

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (marzo 2020): alumnos de 4º ESO B. Curso 2019-2020.
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.