Función de la lectura de los cantos de Ossian en ''Werther'', de Johann Wolfgang Goethe

De Wikimpace
Revisión de 19:07 16 nov 2015 por Letraherido (Discusión | contribuciones) (Bibliografía, webgrafía)

Saltar a: navegación, buscar

Criterios de corrección

En la pregunta sobre Werther se valorará la función del canto de Ossian, traducido por Werther, y que este lee para Charlotte; los textos osiánicos, muy cercanos en el tiempo a la escritura de la obra de Goethe, constituyen una mitología y una épica cuyo significado tiene más sentido para el personaje que los textos homéricos; siendo un texto clave en la gestación del romanticismo europeo, cumple aquí una función sentimental: Werther y Charlotte se emocionan y lloran, exacerbándose su sensibilidad, y ven en el triste destino de los héroes un reflejo de su propio infortunio; la emoción del momento provoca la aproximación física entre ambos, la confesión de Werther y los gestos amorosos de Charlotte que evidencian la correspondencia amorosa, si bien es una relación destinada a no realizarse; además la letra del canto anticipa el desenlace del héroe, que previamente Werther había decidido al escribirle a Charlotte, y que finalmente se cumple.

NOTA: En las reuniones de armonización se decidió que esta pregunta no volvería a entrar en los exámenes P.A.U.

Los cantos de Ossian

François Gérard , "Ossian despertando a los espíritus a orillas del Lora" (después de 1801), Kunsthalle, Hamburgo

El Ossian se había convertido en una obra famosísima en tiempos de Goethe. Toda persona culta conocía sus versos: por ejemplo, el alemán Johann Gottfried Herder (1744-1803) compuso un Extracto de un epistolario sobre Ossian y las canciones de pueblos antiguos (1773).

Su historia es la de una falsificación llevada a cabo por el poeta escocés James Mcpherson (1736-1796), quien publica en 1761 una colección de poemas, baladas y obra épica que afirma ser una traducción de las obras de un poeta gaélico del siglo III llamado Ossian, cantando las hazañas del rey Fingal. El texto se divulgó muchísimo y tuvo gran éxito en toda Europa entre los jóvenes románticos. Pero cuando el poeta deja su legado, en su testamento, se descubre la verdad: Ossian no había existido, había sido una invención de Mcpherson, quien había mezclado elementos de la tradición oral y de los libros antiguos con reelaboraciones propias libres y totalmente inventadas.

Los versos ossiánicos constituyen la representación de lo que los románticos consideran la pureza de la poesía del pueblo, la expresión del Volkgeist (espíritu del pueblo), la ingenuidad de la poesía primigenia o natural y de la literatura popular donde se muestra la fuerza de los sentimientos. Así mismo, esta obra afirma el avance imparable del Romanticismo y la derrota de la razón neoclásica: significa el triunfo de la naturaleza sobre el artificio y las convenciones sociales.

Lectura de Los cantos de Ossian en Werther

Werther va a visitar a Lotte el domingo antes de Nochebuena. Ella le pide que lea su traducción de Ossian y ambos se echan a llorar porque veían su propio infortunio en el destino trágico de aquellos nobles héroes ossiánicos. Entonces Werther, desesperado, se atreve a besar a Lotte. Pero ella lo rechaza, pues como dama de bien no quiere faltar al respeto a su prometido. Werther se despide con un “¡Adiós para siempre!”. Lotte intuye el funesto desenlace y se queda muy preocupada. Werther manda a su criado a casa de la joven a pedir prestadas las pistolas de Albert. Ella, sin excusas para negárselas, se las entrega temblando, pues teme que las utilice con fines trágicos.

Y, en efecto, Werther se suicida a medianoche con las pistolas de Albert. Descubierto por su criado de madrugada en estado de moribundia, avisan al médico y a Albert. Al enterarse de la desgracia, Lotte se desmaya. Werther expira a las doce del mediodía.

Función de Los cantos de Ossian en Werther

Los cantos de Ossian tienen una función muy importante en Werther, pues la lectura en presencia de Lotte de la traducción que de estos cantos había hecho el joven es la que provoca que el enamorado galán se atreva a dar un beso a la chica y que ella, casada ya con Albert, lo rechace, de donde se seguirá la desilusión definitiva de él y su suicidio por amor. Es decir, los cantos ossiánicos son el detonante del desenlace funesto de la novela.

La obra influenció a muchos autores, incluyendo a un joven Walter Scott , a J.W. von Goethe, cuya traducción de una parte de las obras de Macpherson aparece en una escena importante de Las desventuras del joven Werther. Johann Gottfried Herder, amigo de Goethe, escribió un ensayo titulado Extracto de una correspondencia sobre Ossian y las canciones de antiguas gentes en los inicios del movimiento Sturm und Drang.

ANEXO 1: la carta de 12 de octubre

El comienzo de la carta de Werther es toda una declaración de principios de la nueva literatura: el Clasicismo ha muerto, viva el Romanticismo.

                                                                   12 de octubre

"Ossian ha desplazado a Homero de mi corazón. ¡A qué mundo me transporta ese sublime poeta! Vagar por entre el Heide azotado por el viento rugiente de la tempestad que conduce sobre las vaporosas nieblas, a la luz mortecina de la luna, los espectros de los antepasados. Oír desde la montaña, en medio del bramido del torrente del bosque, los gemidos medio perdidos de los espíritus de las cavernas, y los lamentos de la niña agonizando de pena junto a la tumba de cuatro piedras musgosas y cubiertas de hierba, del noble guerrero, su amado querido. Cuando encuentro entonces al bardo errante encanecido por los años, buscando sobre la anchura del Heide las huellas de sus padres, y ¡ay!, encuentra al fin sus tumbas y entonces, sollozando, dirige su vista hacia el dulce lucero de la tarde que se esconde entre el oleaje del mar, y los tiempos pasados renacen en el espíritu del héroe, cuando todavía sus amables rayos iluminaban los peligros de los valientes, y la luna alumbraba su nave coronada de flores en el regreso victorioso. Cuando leo sobre su frente el profundo dolor, veo al último y abandonado poeta macilento, inclinado sobre la tumba, aspirando nuevas, dolorosas, ardientes alegrías en la presencia desfallecida de las sombras de sus difun¬tos, y contemplando sobre la fría tierra la alta hierba balanceándose exclama: «¿Dónde está el bardo, el augusto hijo de Fingal? Sus pasos hollarán mi tumba y en vano preguntará por mí en toda la tierra.» ¡Oh, amigo! Quisiera cual noble guerrero desenvainar la espada para libertar a mi príncipe de la cruel tortura de una agonía prolongada y enviar mi alma en pos del semidiós liberado."

Bibliografía, webgrafía

  • GOETHE, Johann Wolfgang: Las penas del joven Werther. Madrid, Cátedra.
  • CALERO HERAS, José: Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, tema 7, pp. 126-127 y pp. 135-139.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (octubre 2014): Baul95
  • Revisiones, correcciones: Letraherido, pauladuu