Celebramos el Día Internacional del Pueblo Gitano

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

El 8 de abril se conmemora el Día Internacional del Pueblo Gitano en recuerdo del Primer Congreso Mundial romaní/gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971 en el que se instituyó la bandera y el himno gitanos.

Para celebrarlo, los días 18 y 19 de abril recibimos la visita de la Asociación Promoción Gitana, que nos ayudó a conocer más cosas sobre la historia y cultura de unos cuantos compañeros y compañeras de nuestro instituto y, de paso, romper estereotipos que todavía existen sobre el pueblo gitano.

En primer lugar, el alumnado de 1º y 2º de ESO realizó una visita guiada a la exposición sobre la historia del pueblo gitano, desde sus remotos orígenes en la India hasta el momento actual. Y, a continuación, asistió a una charla en el salón de actos. Estas son las impresiones sobre la actividad del alumnado de 2º B:

“En la exposición hemos aprendido muchas cosas sobre el pueblo gitano. Nos ha llamado la atención el maltrato y las continuas persecuciones que ha sufrido tanto en nuestro país como en otros (especialmente, durante la II Guerra Mundial, en la que el gobierno nazi exterminó a más de medio millón de gitanos y gitanas). Casi desde su llegada a la Península en la Edad Media, se le acusó de ladrón y se crearon muchas leyes para quitarle la libertad de movimiento. Afortunadamente, aunque todavía hay muchos prejuicios antigitanos en nuestro país y una parte importante de los gitanos y gitanas vive en la marginación, su situación ha ido mejorando, y la Ley de Igualdad de Trato y no Discriminación castiga el antigitanismo como un delito de odio.

En el salón de actos nos ha contado su vida Lorena Borja, mediadora social y la primera mujer gitana árbitro de baloncesto. Al llegar al instituto, la metieron en una clase en la que la mayoría tenía muy pocas ganas de trabajar. Ella se dejó influir por el ambiente de la clase (tenía miedo a ser rechazada) y repitió 1º. Por suerte, una profesora (Paz) se fijó en ella y la animó a esforzarse y a estudiar. Gracias a su confianza y para no decepcionarla, Lorena cambió de actitud y se puso a estudiar. Empezó, además, a practicar el baloncesto. Al terminar ESO, Paz le trajo la prematrícula de Bachillerato. Lorena no se sentía capaz, pero ante la insistencia de la profe, decidió intentarlo. Y lo consiguió. Paz fue una de las personas que la acompañó en su graduación. Actualmente, está a punto de entrar en el Cuerpo Nacional de Policía, donde se quiere especializar en estupefacientes. En el 2017 hizo el curso de árbitro y en el 2022 recibió en Premio de Deporte del Instituto de Cultura Gitana”.