Teatro

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar
Teatro de Dodona. Foto: Ana Belén Cantero Paz. Licencia CC (By-Nc-Sa).

Orígen del teatro griego

El teatro surge de la lírica coral: el coro de tragedia era en origen un coro de machos cabríos (τράγος "macho cabrío", τραγῳδία "canto del macho cabrío"), el de la comedia era una comparsa (κόμος "comparsa", κομῳδία "canto de la comparsa"). Con el tiempo la importancia del coro fue disminuyendo, y aumentando el papel de los actores que dialogaban. En el 534 a.C. el tirano Pisístrato instituyó los festivales dramáticos en Atenas.

Aspectos extraliterarios

En Atenas las obras teatrales se representaban durante las fiestas conocidas como Grandes Dionisias, que duraban cinco días de marzo. Se representaban tres tragedias por cada autor y un total de cinco comedias, que competían por obtener un premio en un ἀγῶν, como ocurría en los festivales atléticos.

Las representaciones se realizaban en el teatro; el mejor conservado es el de Epidauro. El público se sentaba al pie de una ladera semicircular (θέατροv, de θεάομαι "contemplar", que se puede traducir por "observatorio"), y el coro bailaba en un espacio circular (ὀρχήστρα, de ὀρχέω "bailar", que se puede traducir por "pista de baile"). Tras la ὀρχήστρα estaba la σκηvή "tienda", que originalmente era una tienda de campaña donde se cambiaban los actores, y que evolucionó hasta ser una plataforma de piedra. La entrada se realizaba a través de los pasillos laterales (πάροδος "pasillo").

Sólo intervenían tres actores en cada obra, con lo que podía haber un máximo de tres personajes con diálogo en escena simultáneamente, aunque podía haber figurantes (personajes sin diálogo). Los cambios de personaje se hacían cambiando de máscara y vestimenta. En la tragedia las túnicas eran muy lujosas para solemnizar el personaje ([1]), y en la comedia a menudo los actores llevaban almohadillas bajo la ropa y miembros viriles postizos ([2] y [3]). Tanto los papeles masculinos como femeninos eran interpretados por hombres.

Comparación entre tragedia y comedia

Tragedia y comedia difieren en cuanto a personajes, tiempo, intención, tema y lenguaje.

  • Personajes: En la tragedia son héroes y dioses de la mitología, mientras que en la comedia son personajes de baja condición social.
  • Tiempo: La tragedia, como sus protagonistas son dioses y héroes de la mitología, se desarrolla en el pasado, mientras que la comedia se sitúa en el presente.
  • Intención: La intención de la tragedia es emocionar al espectador y hacerle reflexionar, mientras que en la comedia el objetivo es hacerle reír criticando a las personas y sus costumbres.
  • Tema: El tema general de la tragedia es el enfrentamiento de un héroe a una adversidad, que a menudo conduce a un final "trágico", pero no siempre. La comedia muestra la persecución por parte del protagonista de un objetivo fantástico, cuya consecución es imposible en la vida real, y siempre termina con un final feliz.
  • Lenguaje: El lenguaje en la tragedia es solemne y a menudo anticuado, lleno de recursos estilísticos. El lenguaje en la comedia va de lo coloquial a lo vulgar y son abundantes las referencias al sexo y la defecación.

El coro es un elemento común de la tragedia y la comedia, pero en la tragedia el coro se limitaba a comentar los hechos, mientras que en la comedia era un personaje más que ayuda y da ánimos al protagonista. De hecho muchas comedias deben su título al personaje que interpreta el coro: Avispas, Asambleístas, etc.

Tragedia y comedia estaban escritas en verso, organizado en estrofas para el coro, y en versos más sencillos para el diálogo de los actores.

Esquilo

525-456 a.C. Nació en un pueblo contiguo a Atenas. Participó en la batalla de Maratón. Obtuvo un gran éxito en vida.

Se considera a Esquilo, después de Tespis, el auténtico fundador de la tragedia griega, ya que disminuyó la importancia del coro, y eso hizo posible un verdadero diálogo y el desarrollo de la acción dramática. Los temas que trata Esquilo giran entorno a la relación entre el humano y la divinidad: muestra confianza en la existencia de la justicia divina, administrada por Zeus, y que el exceso de orgullo puede llevar a la perdición. Se sitúa dentro de la corriente moral de su época en el sentido de que, como ocurre con Heródoto, el papel de los dioses es moralizador.

De todas sus obras, solo se conservan siete: Persas (472 a.C.), Siete contra Tebas, La Orestía (trilogía que comprende Agamenón, Coéforas y Euménides), Suplicantes y Prometeo encadenado.

  • Persas narra la batalla naval de Salamina, tal y como es vista por el rey Jerjes, que la contempló desde las colinas del Pireo que dan al estrecho de Salamina.

Sófocles

496-406 a.C. Nació en una rica familia del Ática. Obtuvo numerosos triunfos en los festivales dramáticos y un gran renombre en su ciudad. A su muerte, ocurrida durante la Guerra del Peloponeso, se decretó una tregua para que los atenienses pudieran acudir a sus funerales.

Sófocles se aleja de Esquilo en que su lenguaje es menos poético, en sus obras hace auténticos retratos psicológicos de los personajes y del proceso mental que atraviesan. Además añadió un tercer personaje lo que permite una acción más compleja. Ideológicamente es un hombre religioso y en sus obras no deja de recordarnos la pequeñez del ser humano y el poder de los dioses y el destino.

Se conservan siete de sus tragedias: Antígona, Electra, Traquinas, Edipo rey, Áyax, Filoctetes y Edipo en Colono.

  • En Edipo rey, éste es víctima del destino que habían marcado los dioses, y lo acepta con grandeza. En esta obra Sófocles crea una auténtica intriga dosificando el conocimiento de la verdad.
  • En Antígona, esta joven se enfrenta al tirano Creonte, quien se opone a que se dé enterramiento a Polinices, hermano de Antígona. Ella defiende los valores religiosos tradicionales y Creonte los vulnera, poniendo por encima las leyes de los hombres. Finalmente se demuestra la sumpremacía de las leyes divinas y el error en el que se hallaba Creonte.

Eurípides

480-406 a.C. Ateniense, fue el más joven de los tres autores. No gozó en vida de gran aprecio y solo dos veces recibió el primer premio en los festivales dramáticos. De hecho, amargado por su impopularidad, se retiró a Macedonia, donde murió.

Eurípides se aparta de Sófocles y Esquilo en varios aspectos. En primer lugar, es un escéptico sobre la justicia de las clases sociales, y sus personajes no están idealizados, son más realistas; además introduce a mujeres y esclavos como protagonistas, porque cree que el comportamiento noble o innoble de una persona no depende de su extracción social. En este sentido es el más moderno de los autores trágicos, y hoy en día uno de los más representados.

Se conservan 19 obras suyas: Heráclidas, Suplicantes, Fenicias, Troyanas, Ifigenia en Aúlide, Bacantes, Hipólito, Medea, Hécuba, Heracles, Electra, Andrómaca, Orestes y Helena.

  • En Medea se representa la relación entre ella y su pareja, Jasón. Cuando Jasón le comunica que se va a casar con la princesa de Corinto para que sus hijos tengan un futuro mejor, los celos la atormentan. Medea se venga de Jasón matando a los tres hijos pequeños que tenían de su relación y a la joven princesa.

Aristófanes

444-385 a.C. Nacido en Atenas, sabemos muy poco de su vida. Tuvo mucho éxito en los festivales dramáticos.

De él conservamos once obras: Acarnienses, Los caballeros, Las nubes, Las avispas, La paz, Las aves, Lisístrata, Temosforias, Las ranas, Las asambleístas y Pluto,

  • Las nubes. En ella se critica a los filósofos sofistas y a sus discípulos; se representa a Sócrates en un cesto colgado de un árbol, pensando.
  • Lisístrata es un alegato paficista, en el que las mujeres de Atenas y Esparta se confabulan y realizan una huelga sexual para que los hombres firmen la paz durante la Guerra del Peloponeso.