''La señorita Julia'' (1888), de August Strindberg: El argumento de la obra, escenas 1ª a 12ª

De Wikimpace
Revisión de 17:29 31 may 2019 por Letraherido (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Argumento de La señorita Julia (1888), de Strindberg

Juan y Julia
  • 1ª ESCENA: Aquí comienza el planteamiento o presentación de la trama. Un criado y una cocinera (Juan y Cristina) hablan sobre la señorita Julia. El autor concentra mucha información en apenas dos minutos: Julia es la hija del conde, la aristocrática familia vive en una mansión de campo cerca de una estación de tren. La acción es próxima a la época de escritura (1888). Un 23 de junio, el anochecer de San Juan, la señorita Julia, que es una joven atractiva y de carácter fuerte, de 25 años, ha roto hace muy poco su compromiso de boda con su novio, un buen hombre, pero no rico, que no aceptaba ser dominado por la chica.
  • 2ª ESCENA: En esta escena, Julia, al llegar, coquetea con Juan. Bailan y salen un instante fuera de la casa.
  • 3ª ESCENA: Mientras Cristina se queda sola trabajando en la cocina, podemos ver una escena de una duración indeterminada que sirve de intermedio entre un acto y otro. Se limita al gesto y al movimiento, pero no más. Es lo que Strindberg denomina "pantomima", o sea: gestos sin palabras.
  • 4ª ESCENA: Empieza el desarrollo de la trama principal. Juan vuelve y, junto a Cristina, critican a la señorita Julia cuando ella no está. Todo, por su forma de ser y de bailar naturalmente. Cristina se duerme y entra la señorita Julia, que vuelve a coquetear con Juan, al que compromete con palabras y actitudes de las que él se defiende. Los dos se cuentan sus repetitivos sueños que simbolizan sus comportamientos personales, de forma fría, casi analítica: Ella, que quiere "bajar de lo alto de una columna" y él, que quiere "subir a un robusto árbol".
  • 5ª ESCENA: Mientras Cristina farfulla entre sueños, medio dormida (lo cual se relaciona con la intención de Strindberg de hacer que el actor improvise), y se va a la cama. La señorita sigue su actitud seductora ante las quejas de Juan. Aunque este la evita, ella sigue insistiendo y provocándolo. Pero cuando Juan responde intentando besarla, Julia le abofetea. El chico la acusa de estar jugando con él y le confiesa que desde que era niño y la vio por primera vez se ha sentido atraído por ella. Juan le pide a Julia que se vaya a dormir, preocupado por lo que puedan pensar los demás si los ven juntos. Pero al escuchar a un grupo de gente del pueblo que entran en la mansión cantando una cancioncilla burlona sobre Julia, Juan y Cristina, el criado le pide a Julia que se esconda con él en su cuarto para que la gente no los vea.
  • 6ª ESCENA: Esta es una escena oral. Tras salir Juan y Julia, el grupo que había entrado repite la misma canción, mientras bailan, beben y vuelven a salir. Strindgberg busca elementos como la música o el ballet para crear un efecto de entreacto, y esta escena es un buen ejemplo de su técnica. La duración de esta escena varía, no es precisa del todo, pero, aunque deba ser breve, se debe alargar lo suficiente como para que el enlace entre la y la 7ª escenas, con el encuentro sexual entre Julia y Juan en su habitación, tenga coherencia.
  • 7ª ESCENA: Esta escena es el cuerpo central de la obra y, por ello, la más larga y capital. Tras una elipsis temporal, Juan y Julia, de nuevo en la obra, se declaran su amor y él la invita a huir juntos a Italia, donde montarían un hotel y serían felices. A la vez, muestra su amargura por su condición de criado y su deseo de sentirse caballero, propietario, tener un poder adquisitivo más alto. No obstante, él se siente incapaz de mostrar su amor a Julia, pero acaban enfadándose. Ella, por el desplante que Juan le hace tras declararle ella su amor. Él, por no querer entrar en la esfera sentimental de Julia, que él siente como una trampa; y también por no encontrar el apoyo económico de ella, puesto que Julia le dice que no posee propiedades, que todo el dinero es de su padre. Julia explica a Juan de dónde viene y cómo fue su nacimiento: fue una hija no deseada de una madre de clase media que le inculcó unos valores de igualdad, no sexistas y que provocó, debido a una enfermedad psíquica, el incendio de la finca familiar, la cual se reconstruyó con el dinero altruista de un amigo del conde, amante en secreto de la madre de Julia. Pero ese dinero resultó ser en realidad patrimonio de la madre, que había pedido en secreto a su amante que se lo guardara para mantener su futura independencia personal. Su madre acabó desarrollando una actitud andrófoba y muriendo tras una depresión patológica. Julia acabó desarrollando el mismo odio a los hombres, a pesar de la atracción natural que siente hacia ellos. Juan se burla, se niega a huir y a casarse con ella, considerándola una enferma. Así, él le propone huir sola, pero ella se niega y sube a su habitación.
  • 8ª ESCENA: Escena de entreacto, de carácter gestual y de movimiento. Juan se queda solo, saca una libreta y parece hacer unas cuentas hasta que entra Cristina, vestida para ir a misa. Así, llega el amanecer, lo que anuncia que se acerca el desenlace, el fin de la magia de San Juan.
  • 9ª ESCENA: Viene ya la parte final del desarrollo, apuntando al inicio del desenlace. Cristina y Juan comentan el compromiso de ir juntos a misa esa mañana y, seguidamente, Juan reconoce indirectamente lo ocurrido la noche pasada. Cristina se escandaliza, principalmente por la actitud de Julia. Siente un gran deseo de dejar el trabajo e irse de esa casa, que ya no juzga respetable. También pide a Juan que se case con Julia y que busque otro trabajo. Juan se queja, porque eso frustra sus aspiraciones. Oyen unas voces en el exterior, creen que pueden ser del conde y terminan la conversación. Cristina sale angustiada.
  • 10ª ESCENA: Con una jaula, entra con un pájaro la la señorita Julia que ruega a Juan que huya con él, porque ahora si tiene dinero, pues lo ha robado del escritorio de su padre. Juan acepta, pero se niega a ir con el estorbo del pájaro, al que, con la aparente aceptación de Julia, mata. Julia, entonces, rectifica, llama perro a Juan, se niega a escaparse con él y lo amenaza con sugerir que él ha sido el ladrón, ante el enfado del joven.
  • 11ª ESCENA: Entra Cristina y se separa de Juan, que va a afeitarse. Julia pide ayuda y comprensión a Cristina insinuando lo que ha ocurrido esa noche, pero Cristina, al comprender que la señorita quiere huir con su prometido, responde grosera y desabridamente: "¡No! ¡Yo no entiendo de asuntos de putas!" Julia, entonces, propone a Cristina que huya con ellos para viajar y montar un hotel en Suiza los tres. Cristina sería la chef, jefa de cocina. Juan, asomado por un lateral mientras afila su navaja barbera, asiente. Cristina se enfada, especialmente con su prometido, defiende su honestidad y se niega. Juan y Cristina se reprochan los pequeños hurtos en la casa y Cristina, antes de salir para misa, termina apelando al perdón divino con una frase lapidaria dirigida a la señorita: Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios.
  • 12ª ESCENA: En esta escena, ocurre una tensa conversación en la que Julia ruega a Juan que le diga qué debe hacer. Juan no encuentra solución. Suena la campanilla que avisa de que ha llegado el conde y que ya está dando sus primeras órdenes. El amo todavía no ha visto que alguien se ha llevado su dinero. Julia se siente angustiada por haberse comportado según el modelo de su madre, que odiaba a los hombres, y el modelo de su padre, que odia a las mujeres, lo que la ha convertido en medio mujer y medio hombre. Por último, Juan pone en manos de la señorita la navaja barbera y le dice que se vaya al granero. Julia dice que eso es lo que debió hacer su madre y no se atrevió a hacer. Resuelta, Julia sale con la navaja en la mano. El final trágico se intuye, pero no se representa en escena.

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José: Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, tema 8 y tema 12, "El teatro", pp. 220 a 232.
  • AGUASCA, Raquel y otros: Literatura universal. Primero de Bachillerato. Valencia, Micomicona, 2015, tema 7, "La segunda mitad del siglo XIX. Narrativa realista. El teatro europeo de fin de siglo", pp. 262 a 277.

Otras preguntas de la Wikimpace relacionadas con el tema

Trabajos de los alumnos

  • Finlandia, pequeña guía turística. Trabajo de Miriam Ara. 1º Bachillerato C. Curso 2017-2018.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (mayo 2019): Ana Oliete (escenas 7, 8, y 9) y Sofía Gutiérrez (escenas 10, 11 y 12)
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.