''Nada'' (1944): El título y la dedicatoria de la novela

De Wikimpace
Revisión de 14:30 28 mar 2020 por Letraherido (Discusión | contribuciones) (Pregunta 2 - Juan Ramón envió una carta a la autora en 1946. Comente lo que dice en ella)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Pregunta 1 - Nada comienza con unos versos de Juan Ramón Jiménez. Cópielos. Comente qué quieren decir y cómo se relacionan con el título de la novela

   Responde: Alejandro Gracia.
   A veces un gusto amargo
Un olor malo, una rara
Luz, un tono desacorde,
Un contacto que desgana,
Como realidades fijas
Nuestros sentidos alcanzan
Y nos parece que son
La verdad no sospechada...
   J.R.J.

Estos versos de Juan Ramón Jiménez, a quien le gustaba firmar con sus iniciales ("J.R.J."), representan muy bien el título del propio libro, Nada. El pequeño poema dice todo el rato ejemplos negativos, y luego lo enlaza diciendo que, como realidades fijas, nuestros sentidos alcanzan y nos parecen que son la verdad no sospechada, lo que quiere decir que todos esos ejemplos negativos, al final, siempre lo decimos normalmente.

La poesía de Juan Ramón Jiménez es difícil de entender, debido a que es una poesía intelectual, esencialista, y utiliza palabras y versos rebuscados, como en este fragmento, que, al fin y al cabo, se relaciona con el título de la novela a la perfección, por lo que he dicho antes.

El poema de J.R.J. nos presenta una serie de cosas negativas ("un gusto amargo / un olor malo, una rara / luz, un tono desacorde, / un contacto que desgana") que van muy bien con la situación desesperada de España en la posguerra y con el ambiente sórdido de la calle Aribau que presenta Carmen Laforet en su obra.

Pregunta 2 - Juan Ramón envió una carta a la autora en 1946. Comente lo que dice en ella

   "Me sentí muy contento de ver al frente de su novela el trozo de un romance mío, reacción también contra una cosa fea,
una nada de la vida".
   "Le quiero señalar entre lo que considero más completo de su Nada, el extraordinario capítulo 4, con su diálogo tan
natural y tan revelador, entre la Abuela y Gloria".
   "Nada, como todo lo auténtico, es de aquí también, y de hoy, y será de mañana y de otra parte cualquiera, como es
de ayer y de todos. Esto es la clase de escritura que usted escribe".
   "Porque usted es una novelista de novela sin asunto, como se es poeta de poema sin asunto. Y en esto está lo más difícil
de la escritura novelesca o poemática".
   (Juan Ramón Jiménez, "A Carmen Laforet", en Cartas literarias, ed.: Francisco Garfias. Barcelona, Bruguera, 1977, pp. 104-107).
   Responde: Ángela Chorén.

"Si uno es escritor, escribe siempre, aunque no quiera hacerlo, aunque trate de escapar a esa dudosa gloria y a ese sufrimiento real que se merece por seguir una vocación."

Yo creo que Carmen Laforet es escritora y sabe perfectamente lo que está respondiendo, así que mucho no puedo comentar, pero estoy totalmente de acuerdo.

Si, por ejemplo, tú eres deportista, estás siempre pensando en tu deporte, tienes ganas de ir a entrenar, entrenar bastantes horas a la semana..., todo eso lo haces porque de verdad te gusta ser lo que eres o porque quieres llegar a serlo.

En la carta, Juan Ramón se alegra de que Carmen Laforet haya elegido un poema suyo para abrir su novela. Le dice que le encantó especialmente el capítulo 4, donde la Abuela y Gloria hablan y donde el capítulo adopta forma de diálogo teatral. También le dice que Nada es una novela sin asunto, como sus poemas, que eran de una poesía tan esencializada que tampoco tenían argumento ni rima, solo la belleza desnuda, pura, esencial, que es la que buscaba siempre el poeta de Moguer, Nobel de Literatura en 1956.

Pregunta 3 - Juan Ramón Jiménez (1881-1958) fue un gran poeta español, ganador del Nobel de Literatura en 1956. Resuma su vida y su trayectoria poética

   Para ello, lea y resuma esta pregunta de la Wikimpace: La evolución poética de Juan Ramón Jiménez (1881-1958): en busca de la «poesía pura».
   Responde: Alba Domingo

Juan Ramón Jiménez (1881-1958) nació el 23 de diciembre de 1881 en la casa número 2 de la calle de la Ribera, de la localidad onubense de Moguer.​ Era hijo de Víctor Jiménez​ y Purificación Mantecón López-Parejo, quienes se dedicaban exitosamente al comercio de vinos.

En 1891, aprobó sobresalientemente el examen de Primera Enseñanza en el Instituto "La Rábida" de Huelva.

En 1899, estudió Bachillerato en el colegio de San Luis Gonzaga del Puerto de Santa María, obteniendo el título de Bachiller en Artes.

Se trasladó a Sevilla para ser pintor (1896), creyendo que esa es su vocación. Allí escribió sus primeros trabajos en prosa y verso, y comenzó a colaborar en periódicos y revistas de Sevilla y Huelva. Tiempo después, empezó la carrera de Derecho, impuesta por su padre, en la Universidad de Sevilla, aunque la abandonó en 1899.

En 1900, se trasladó a Madrid y publicó sus dos primeros libros de texto: Ninfeas y Almas de violeta.

En 1956 la Academia Sueca le otorgó el Premio Nobel de Literatura.

Dos años después, en 1958, murió.

Su trayectoria poética se divide en tres etapas:

Etapa Sensitiva (1898-1916), a su vez dividida en dos sub-etapas:

  • La primera (1898-1908) está marcada por la influencia de Bécquer, el simbolismo y un modernismo, rima asonante, verso de arte menor y música íntima. En ella predominan las descripciones del paisaje como reflejo del alma del poeta, un paisaje que no es natural, sino sometido a la inmovilidad de un jardín interior. Predominan los sentimientos vagos, la melancolía, la música y el color pálido, los recuerdos y sueños amorosos. Se trata de una poesía emotiva y sentimental donde traspasa la sensibilidad del poeta a través de una estructura formal perfecta. Arias tristes (1903), Jardines lejanos (1904).
  • La segunda (1908-1916) se caracteriza por el uso del arte mayor, la rima consonante, el estrofismo clásico y una mayor impronta modernista. Pertenecen a esta sub-etapa La Soledad Sonora (1911), Pastorales (1911), Laberinto (1913), Estío (1916), entre otros. Hacia el final de esta etapa, el poeta empieza a aburrirse del Modernismo. Comienzan sus preocupaciones relacionadas con el tiempo y la posesión de una belleza eterna.

Etapa Intelectual (1916-1936):

Su primer viaje a América y el contacto con la poesía en inglés marca esta etapa y le vincula al Novecentismo o generación de 1914. Se produce el hecho del descubrimiento del mar como motivo trascendente (simboliza la vida, la soledad, el gozo, el eterno tiempo presente). Se inicia una evolución espiritual que lo lleva a buscar la trascendencia. Suprimió la musicalidad, los argumentos poéticos, la aparatosidad externa anterior para entrar en lo profundo, en lo bello, en lo puro, en lo esencial. Destacan: Diario de un poeta recién casado (1916), que pasaría a llamarse Diario de poeta y mar, Primera antología poética (1917), Eternidades (1918)..., entre otros libros.

Etapa Suficiente o Verdadera (1936-1958):

Recoge los últimos poemas escritos en España (en 1936, Juan Ramón se fue al exilio) y también lo escrito durante su exilio americano. Juan Ramón continúa en busca de la belleza y la perfección, aunque no tanto como para no preparar un libro a favor de la República española, Guerra en España, que nunca pudo ver publicado.​ Su interés por la trascendencia lo lleva a identificarse con Dios y la belleza.​ Su poesía se transforma en una especie de ideas pobladas de múltiples neologismos.

Tras un período de relativo silencio, publica Animal de fondo (1949), Tercera antología poética (1957), En el otro costado (1936-42) y Dios deseado y deseante (1948-49).

Bibliografía y webgrafía

Trabajos de los alumnos

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (marzo 2020): alumnos de 4º ESO B. Curso 2019-2020.
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.