Diferencia entre revisiones de «El loro en “Un corazón sencillo”, de Gustave Flaubert»

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar
(El loro en Un corazón sencillo, de Flaubert.)
(Edición, revisión, corrección)
Línea 44: Línea 44:
 
==Edición, revisión, corrección==
 
==Edición, revisión, corrección==
  
* '''Primera redacción''' (diciembre 2014):  
+
* '''Primera redacción''' (diciembre 2014): Yannin
 
* '''Revisiones, correcciones''': Letraherido.
 
* '''Revisiones, correcciones''': Letraherido.
  
 
[[Categoría:PAU]]
 
[[Categoría:PAU]]
 
[[Categoría:Literatura universal]]
 
[[Categoría:Literatura universal]]

Revisión de 22:09 3 dic 2014

Criterios de corrección

Se valorará: el nombre del loro, Lulú, y su función en el texto: sustituto afectivo para Félicité del sobrino muerto en Cuba y símbolo del Espíritu Santo, de la religiosidad del personaje, que muere en una especie de éxtasis.

Introducción al autor y su obra.

Gustave Flaubert nació en Ruan, Normandía, Francia, en 1821 y murió en 1880. A pesar que vivió en un periodo de grandes cambios sobre todo socioculturales, Flaubert supo aprovechar todos y cada uno de ellos. De este modo, nos encontramos frente a obras respaldadas de gran realismo científico, sin dejar de lado la fuerza que desprende el estilo romántico, que ayuda a describir minuciosamente los complejísimos personajes de sus novelas.

"Un corazón sencillo", pertenece a la obra de Flaubert Tres cuentos. Este cuento esta ambientado en la época del autor y asociado a Madame Bovary. Es la historia de una modesta sirviente en la Normandía rural del siglo XIX, llamada Félicité. Félicité es una mujer que vive feliz y satisfecha a pesar de que sus sucesivas entregas amorosas jamás fueron correspondidas.

El cuento se caracteriza principalmente por la clase burguesa representada, la clase que mejor conocía Flaubert, porque era la suya. Se muestra a una familia burguesa compuesta por una madre, madame Aubain, y sus dos hijos: Pablo y Virginia. A pesar de no poseer una buena situación económica, tienen una sirvienta, Félicité, a la que no se tiene muy en cuenta. Sólo se la considera útil para realizar las tareas domésticas. Sus sentimientos son ignorados por los demás.

Un aspecto muy interesante es la fortaleza y la capacidad para sobreponerse al dolor que tiene Félicité, personaje con un nombre un tanto irónico, pues su vida transcurre de desgracia en desgracia; los instantes de felicidad que tiene son fugaces. Sin embargo, ella sigue con su vida, a pesar de todas las tristezas que ha tenido que soportar, acaba muriéndose por su fatiga descontrolada.

El loro en "Un corazón sencillo", de Flaubert.

El ama de Félicité recibirá en regalo un loro, Lulú, que a su vez le regalará a su sirvienta; Lulú, a quien Félicité cuida como a un hijo, será el que reciba el afecto de la criada.

Cuando Lulú se escapa, Félicité recorre todo el pueblo y los alrededores,apresurada, casi desesperada, y coge un resfriado, del que queda un poco sorda y debilitada. y del que no se repondrá del todo jamás. Cuando el loro muere “una mañana del terrible invierno de 1837”, llora tanto que su ama decide embalsamarlo (disecarlo). Al morir Lulú, es cuando Félicité llora y muestra de verdad sus sentimientos, pues en la muerte de Víctor, su sobrino, solo se había desmayado y en la de Virginia, la hija de Madame Aubain, la veló en su habitación; pero es ahora, con la muerte de Lulú cuando no contiene sus emociones y rompe a llorar. Sólo el loro ha recogido todo el afecto de Félicité, y por eso funciona como un símbolo del amor de ella. Por eso lo coloca en su habitación, junto a los recuerdos de toda su vida.

Otro simbolismo que tiene el loro es cuando, un día, la criada lo asocia en la iglesia con el Espíritu Santo, y cree que es justo que así sea y razona ella que Dios no podría haber escogido a una paloma para manifestarse, ya que no hablan, pero los loros sí lo hacen. También lo colocará en una estación del Corpus, reflejando así la unión del loro con Dios y con el sentimiento religioso en su mente, quizás como símbolo de amor.

La muerte de su ama hace que Félicité muestre de nuevo todos sus sentimientos: “la lloró, como no se llora a los amos”. Y lo único que le queda es su loro disecado, en una casa abandonada, tan en decadencia como el cuerpo de la protagonista, que acaba enfermando de neumonía. En la enfermedad, hasta el último momento se preocupará por el estado de su loro, y “cuando exhaló el último suspiro, creyó ver en los cielos entreabiertos un loro gigantesco volando por encima de su cabeza", es decir, en representación del Espíritu Santo, como manifestación de ese amor que ha guiado toda su vida.

El loro es un símbolo de la grandeza de Félicité, de su santidad laica, de cómo una mujer analfabeta, sin estudios, con un sentido primitivo de la religión, puede ser una excelente persona, por la grandeza de sus sentimientos, por su resignación ante las adversidades y por la pureza de su amor.

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José: Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, tema 8, pp. 151-162.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (diciembre 2014): Yannin
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.