Las relaciones familiares en ''La metamorfosis'', de Franz Kafka

De Wikimpace
Revisión de 19:56 21 dic 2015 por Letraherido (Discusión | contribuciones) (Criterios de corrección)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Criterios de corrección

En la pregunta sobre La metamorfosis se valorarán las distintas relaciones entre los miembros de la familia de Gregor Samsa, que se ponen a prueba como consecuencia de la transformación experimentada por Samsa: este ha sido durante un tiempo el sostén económico de la familia, en tanto el padre permanecía en cama y ni la madre ni la hermana trabajaban; cuando Samsa pasa a un segundo plano el padre parece rejuvenecer y vuelve a trabajar; también buscarán trabajo Grete y Anna; poco a poco todos acaban abandonando a Gregor y, cuando fallece, emprenden una nueva vida llena de esperanzas.

Las relaciones de Samsa con todos ellos son diferentes, pero sus intereses acaban convergiendo: la relación de complicidad y comprensión con su hermana Grete; la protectora, luego quejumbrosa y más tarde aterrorizada de la madre, Anna; la distante y ajena del padre; la valentía de Grete frente a los padres. Las relaciones se establecen de un lado por la palabra del padre, la madre y la hermana, por otra a través del silencio de Samsa cuyos pensamientos no obstante conocemos.

Las relaciones familiares en La metamorfosis, de Franz Kafka

Gregor Samsa, escondido bajo el canapé

Franz Kafka (1883 -1924), el autor de La metamorfosis, nació en Praga, el 3 de julio de 1883, en una familia judía integrada (es decir, de la clase media alta checa), que hablaba en alemán. Por eso él escribe en alemán, porque es su lengua materna, aunque hablada al modo local, con “praguismos”. Kafka es uno de los escritores más leídos y admirados de la literatura universal. Sin embargo, él se veía a sí mismo como el monstruo, como la cucaracha de la que habla en su obra más famosa, La metamorfosis.

En La metamorfosis hay una mirada hacia el matrimonio y las relaciones familiares desde una perspectiva desagradable, que acaba con la muerte del protagonista. Todo ello, como sabemos, viene motivado por la biografía del escritor, que estuvo a punto de casarse en tres ocasiones, y en las tres se echó atrás, y quien tuvo una relación muy difícil con su familia, especialmente con su padre. Kakfa, como Gregor Samsa, era un hombre difícil para las relaciones sociales, introvertido, depresivo y temeroso de los demás.

La metamorfosis se sustenta en un marcado conflicto padre-hijo. Esta narración muestra, a raíz de la inesperada transformación del hijo en un insecto, la deformación y la destrucción del individuo que provocan las estructuras autoritarias y jerárquicas de la familia. La narración se inicia con la transformación en un insecto de enormes proporciones del viajante de comercio Gregor Samsa, un ser solitario, introvertido y sumiso, que mantiene a su familia con su trabajo. Cuando trabajaba, era apreciado por todos, pero, ahora que no puede trabajar, es despreciado, especialmente por su progenitor, pero a este van a ir uniéndose, dolorosamente para el protagonista, primero su madre y, finalmente, su propia hermana, su querida Grete, con la que él había mantenido una relación especial de complicidad y afecto durante muchos años.

Poseído por un profundo sentido de la responsabilidad, Gregor teme la reacción que su espantoso aspecto provocará en su familia. Se siente culpable por no poder seguir siendo útil a los seres que sustentaba. Su propia familia, sin embargo, se avergüenza y huye de él, y hasta lo tiraniza y lo rechaza. El padre, de carácter severo y despótico, lo humilla y lo trata con suma crueldad. Todos sus intentos por escapar de la reclusión a la que es sometido en su propia habitación fracasan ante el rechazo hostil de los seres que lo rodean. Prisionero en su cubil e imposibilitado para continuar desempeñando la única función de ganar dinero que tenía encomendada, opta finalmente, con el consentimiento de sus padres y hermana, por morir de inanición. Con ello se libera de una existencia servil e infeliz. La familia aprecia a Gregor mientras él cumple las expectativas. Pero cuando se ve incapacitado para seguir ganando dinero, se convierte en un problema, en una vergüenza, y las relaciones familiares empiezan a tensarse, hasta hacer imposible la convivencia.

Al final, cuando Gregor ya ha muerto, la familia Samsa siente una enorme liberación. Los padres y la hermana salen juntos al parque, disfrutan de una mañana soleada, los progenitores se dan cuenta de que su hija es una joven hermosa y casadera y todos juntos comienzan a soñar con un futuro venturoso en el que, por supuesto, ya no estará Gregor, sin que eso molesta a nadie.

La metamorfosis es un alegato contra una sociedad que solo valora a las personas por su capacidad monetaria, por su habilidad para tener o ganar dinero. La familia funciona aquí como una microsociedad, como un conjunto social que también está regido por relaciones de interés, de dominancia y sumisión.

La metamorfosis es también una alusión a la propia biografía del escritor, que puso mucho de sí mismo en su protagonista, el desgraciado viajante de comercio Gregor Samsa. Tiene, por último, mucho que ver con la idea dostoievskiana del crimen y el castigo, de la redención de culpa; o con la idea cristiana de la redención de los pecados a través del arrepentimiento y el perdón. Pero en la obra de Kafka la transformación de Gregor en insecto no ocurre voluntariamente, porque él la quiera o la haya buscado; así, el mensaje narrativo se hace más complejo y polivalente y permite la libre interpretación del lector. ¿Es el "enfermo" un pecador, un ser inmoral culpable de su propia enfermedad? ¿Es una víctima o ha sido castigado por indecencia e inmoralidad? Preguntas como estas son las que la obra kafkiana lanza al lector como un reto para su inteligencia.

La metamorfosis es, por último, una parábola sobre la incomunicación del hombre en medio de la masa, una reelaboración del viejo tópico latino del homo homini lupus, "el hombre, lobo para el hombre". O como más tarde dirá el existencialista francés Jean-Paul Sartre, "el infierno son los otros", "el hombre es una pasión inútil". La metamorfosis presenta al individuo solo ante la sociedad, al ser humano frente al estado burocrático y totalitario. Y la garante del orden establecido, la que se establece como juez y verdugo de los valores convencionales, resulta ser aquí la familia.

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José: Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, tema 10, "La novela", pp.
  • Franz Kafka, trabajo PPoint de Paula Hernández, 2º Bachillerato A. Curso 2014-2015. Web del IES Avempace.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (febrero 2015):CristinaA
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.