Leyendas latinoamericanas

De Wikimpace
Revisión de 08:43 25 feb 2021 por Letraherido (Discusión | contribuciones) (Los venados de barro)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Leyendas hispanoamericanas

El duende de San Gerardo

En el poblado de San Gerardo, una localidad sumamente cercana a Riobamba, un sujeto de nombre Juan laboraba en un lugar apartado del bosque, el cual se encontraba muy lejos de la parroquia del pueblo. De hecho, para llegar a su sitio de trabajo, el hombre tenía que cruzar un espeso bosque. Por eso, todos los días salía de su domicilio antes de que el reloj marcara las 8:00 de la mañana. Luego de un par de horas de incesante caminar, llegaba a su destino y comenzaba a trabajar hasta después de las 8:00 de la noche, momento en el que retornaba a su hogar.

En una de esas veces en las que Juan regresaba a su casa, tuvo la sensación de que alguien lo venía siguiendo. Al principio, decidió no darle importancia a ese hecho, pues pensó que se trataba del viento que movía las hojas de los árboles. Después de un rato de seguir caminando oyó una fuerte voz que le dijo:

– Por ninguna razón mires para atrás. Lo único que quiero es que me des el cigarro que llevas en la mano.

No se sabe por qué razón Juan le hizo caso a la misteriosa voz. Lo importante es que, al día siguiente, para no quedarse sin pitillos que fumar, el hombre se llevó una cajetilla completa.

Una vez más, a medio camino de su casa, la voz le pidió que le diera un cigarrillo. Juan se hizo el despistado, pero logró ver a través del rabillo del ojo que quien le pedía los cigarros era un hombre de muy baja estatura que en su mano izquierda llevaba un látigo y en la derecha, un sombrero demasiado grande.

Al arribar a su casa, esta vez el hombre le contó lo que había pasado a su mamá, quien le aconsejó que, desde el día siguiente, no saliera de su casa sin llevar una cruz consigo, a fin de que ese amuleto lo protegiera.

El sujeto se llevó la cajetilla de cigarros y el crucifico en su pantalón. En esa ocasión, el duende no le pidió cigarrillos, sino que simplemente empezó a darle latigazos por la espalda.

El dolor que Juan sentía producto de los azotes era casi insoportable. Por eso, se armó de valor y tomó la cruz con una de sus manos y se la enseñó al enano.

En ese instante, la criatura desapareció en la oscuridad del bosque y nunca más se le volvió a ver.

La Dama Tapada

Hace más de doscientos años, en las calles apartadas de Guayaquil, Ecuador, los trasnochadores veían a la Dama Tapada.

—"Anoche vi a la Dama Tapada", contaban en una reunión de amigos.

—"Son puros cuentos", respondía algún amigo con aires de valentón. "Yo nunca me he tropezado con ella".

—"Nunca se la ve antes de las 12 de la noche ni después de las campanadas del alba", opinaba otro asistente a la reunión.

Según la leyenda, la Tapada era una dama de cuerpo esbelto y andar garboso, que asombraba en los vericuetos de la ciudad y se hacía seguir por los hombres. Nunca se supo de dónde salía. Cubierta la cabeza con un velo, sorpresivamente la veían caminando a dos pasos de algún transeúnte que regresaba a casa después de haberse divertido. Sus almidonadas enaguas y sus amplias polleras sonaban al andar y un exquisito perfume dejaba a su paso.

Debía de ser muy linda. Tentación daba alcanzarla y decirle una galantería. Pero la dama caminaba y caminaba sin atender cumplidos. Como hipnotizado, el perseguidor iba tras ella, sin lograr alcanzarla. De repente, ella se detenía y, alzándose el velo se enfrentaba con quien la seguía, diciéndole:

—Míreme como soy... Si ahora quiere seguirme, sígame...

Una calavera asomaba por su rostro y un olor a cementerio reemplazaba el delicioso perfume de antes. Paralizado de terror, loco o muerto quedaba el hombre que la había perseguido. Si conservaba la facultad de hablar, podía contar luego que había visto a la Dama Tapada.

La leyenda del girasol (leyenda guaraní)

Pirayú y Mandió eran caciques de distintas tribus ribereñas. Vivían a ambos lados del río Paraná. Sus pueblos intercambiaban productos de artesanía, compartían pacíficamente los predios para caza y pesca y celebraban sus festividades en común.

Cierta vez, Mandió sugirió a Pirayú que unieran sus tribus por medio del matrimonio:

- "Dame a tu hija, Pirayú, y nuestros pueblos se unirán para siempre", expresó.

Pirayú meneó gravemente la cabeza:

- "Me temo que es imposible, Mandió. Mi hija Caranda-i (palmera) no consiente en casarse con nadie, pues ha ofrecido su vida al dios Sol. Desde pequeña, suele quedarse horas contemplándolo, y parece que no puede vivir sin él, pues los días nublados la ponen triste y meditabunda. No puedo casarla contigo".

Los ojos de Mandió brillaron con ira :

- "¡Te equivocas, Pirayú, si piensas que olvidaré este desprecio!"

Y el soberbio cacique se retiró intempestivamente de la tienda de Pirayú, dejando a éste sumido en hondas meditaciones. Sabía que su pueblo corría un grave peligro, pues Mandió jamás olvidaba un agravio.

Pasaron varias lunas sin que nada aconteciera. Por fin, una tarde en que Caranda-i se había alejado con su flexible igá (canoa) para contemplar libremente la caída del Sol sobre el río, vio resplandores de fuego sobre sobre su aldea. Llena de funestos presentimientos, remó rápidamente hacia la orilla y procuró desembarcar. Pero unos brazos de acero la apresaron y trabaron sus movimientos, mientras la voz de Mandió resonaba en sus oídos:

- "¡Pídele a tu dios que te libere de mi venganza, desdeñosa princesa, pues ni tú ni tu tribu seréis capaces de hacerlo!"

Y su risa cruel avivó la angustia de la doncella. Esta, mientras procuraba infructuosamente liberarse de su captor, rezaba en muda oración a su dios:

- "¡Oh, Guarahjí (Sol), no permitas que Mandió lleve a cabo su malvado intento!"

Y el Dios de los Potentes Rayos, el Guarahjí de los guaraníes, la oyó. Envió hacia la joven un remolino de potentes rayos que la envolvieron y la hicieron desaparecer ante los ojos atemorizados de Mandió. En su lugar, brotó una esbelta planta con una flor hermosa y grande, cuya dorada cabecita seguía el curso del Sol en el cielo, como antes lo solía seguir la piadosa hija de Pirayú.

Y así fue, según cuentan los guaraníes, cómo nació el girasol.


Mocha Dick, la ballena blanca

  • Autora: Aina Benedí. 1º Bachillerato C. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Febrero de 2021.
Mocha Dick

Mocha Dick es un cachalote albino, el cual recibe su nombre por la isla Mocha que se encuentra en el Océano Pacífico (al sur de Chile), por la cual se le solía ver. Fue el causante de muchos hundimientos de balleneros, pero el caso más famoso es el del hundimiento del ballenero "Essex". Mocha Dick inspiró posteriormente la novela de Moby Dick, del escritor norteamericano Hermann Melville, uno de los relatos de mayor fama universal.

Mocha Dick era muy famoso entre todos los balleneros, ya que, debido a su fuerza y su tamaño, era capaz de hundir barcos enteros él solo, aunque por lo general era bastante tranquilo y se podía pasear tranquilamente al lado de los barcos sin hacer nada; pero en el momento en que empezaba a atacar Mocha Dick actuaba con todo su poderío y, si eso significaba el hundimiento de un barco, no le importaba.

Por todo esto, Mocha Dick se hizo muy famoso en el pueblo Lafkenche, cuyos habitantes creían que existían cuatro brujas guardianas del alma, llamadas Tempulcahue. La bruja más vieja tenía el poder de convertir a Mocha Dick en guardián de la isla Mocha. Los lugareños creían que Mocha Dick era blanco, no por ser albino, sino por tener canas y porque la bruja lo habría convertido, hacía años, en el guardián de la isla. Por eso siempre daba vueltas alrededor.

El nombre de Mocha Dick se debe a Mocha, por la isla que protegía, y Dick, que significa "pene" en inglés, porque era un gran semental.

La Llorona

  • Autora: Betty Blue Gardiner, 5º C, Curso 2020-2021.
  • Fecha: Febrero de 2021.
  • Fuentes consultadas: Wikipedia, La Noticia, Metro World News.
La Llorona

La triste historia de La Llorona, muy popular en México y por las zonas del suroeste de los Estados Unidos, tiene varias versiones y ha existido desde los días de los conquistadores españoles. Se dice que existe un espíritu con pelo largo y negro, una mujer de belleza incomparable, que anda las riberas de los ríos, llorando toda la noche, buscando a niños que ella pueda arrastrar a su muerte, ahogados en los ríos.

Los orígenes de la leyenda son un misterio. Las versiones varían, pero todas tienen una cosa fundamental en común: que en cada una vive el espíritu de una madre que ahogó a sus niños, y ahora está destinada pasar la eternidad buscándolos en los ríos y en los lagos.

Una versión de la leyenda dice que había una mujer llamada María, nacida en un pueblo pequeño y humilde, que era muy bella y capturaba las miradas de todos los hombres de su entorno. Pasaba sus días haciendo cosas típicas de la gente rural, pero en las noches salía a los clubes y bares, excitando a los hombres que la veían. Pero ella tenía dos hijos y los dejaba solos cuando salía. Un día, una persona del pueblo encontró a los niños muertos en un río. Algunos decían que ella misma los había asesinado. Otros decían que los bebés habían muerto simplemente por negligencia.

Otra versión explica que una mujer buena y llena de amor se casó con un hombre rico que siempre le regalaba todo lo que deseaba. Pero después de que ella parió a sus dos hijos, él comenzó a cambiar. Volvió a una vida de alcohol e infidelidad y desaparecía por meses enteros. Parecía que ya no le encantaba su esposa María y, cuando por fin regresaba a casa, era solamente para visitar a sus hijos. Una noche, mientras María andaba con sus niños por la calle, su esposo vino en carruaje para verlos. No le hizo caso a María y, a causa de esto, ella perdió el control y, enfurecida, ahogó a sus pobres hijos en el río. Al darse cuenta de lo que había hecho, persiguió a sus niños, que flotaban muertos bajo el río, y los sacó del agua. Pero ya era imposible salvarlos.

María pasaba sus noches vagando por las calles del pueblo, llevando su vestido blanco y largo, llorando por el acto que había cometido.

En 2004, Lorena Villareal, una directora mexicana, hizo una película llamada Las lloronas, en la cual adapta la leyenda para contar la historia de tres generaciones de mujeres mexicanas maldichas por la Llorona. La película intenta mostrar cómo las mujeres intentan superar la maldición de la leyenda y cómo su destino frente a la leyenda es inevitable.

La güija o ouija

  • Autora: Noemí Polo. 1º Bachillerato C. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Febrero de 2021.
  • Fuentes consultadas:
La ouija

La ouija o guija es un tablero de madera que contiene las letras del alfabeto, algunas palabras cortas como "hola", "adiós", "" y "no", también contiene los números del 0 al 9. Este tablero se utiliza para establecer contacto con los espíritus, sean buenos o malos.

Uno de los primeros indicios de la aparición de la Ouija fue sobre al año 1100, se conoce como método de nigromancia Fuji.

Muy pronto, fue prohibida esta práctica, debido a su peligrosidad, ya que cuenta la leyenda que las personas que están jugando corren el riesgo de ser poseídas por el ente con el que se están comunicando.

La palabra ouija tiene origen egipcio y significa "mala suerte". Este nombre fue elegido por Charles W.Kennard.

A día de hoy, muchas personas recomiendan no practicar este juego. Muchos espiritistas afirman que, si con todo estás decidido a practicarlo, tendrás que seguir una serie de reglas de precaución para correr el menor riesgo posible.

La leyenda de El Dorado

  • Autor: Catalin Cosmete. 1ºBachillerato C. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Febrero de 2021.
  • Fuentes consultadas: Apocatastasis-eldorado, wikipedia-eldorado.
Estructura de oro

Esta leyenda tiene sus comienzos en el siglo XVI, en países latinoamericanos; Colombia, principalmente.

A partir de las grandes riquezas que se decía que el Nuevo Mundo poseía, el conquistador español Vasco Núñez de Balboa emprendió las primeras expediciones hacia el interior del continente.

La leyenda de El Dorado se generó a partir de las tradiciones del pueblo Muisca en la laguna de Guatavita, actualmente en la República Colombiana. La leyenda cuenta la existencia de una ciudad cuyas paredes y techos estaban cubiertos de oro y esmeraldas, gracias a sus ricas minas. Se realizaron numerosas expediciones entre las décadas 30 y 40 del siglo XVI, muchos exploradores fueron al territorio en busca de El Dorado.

- El primero fue Gonzalo Jiménez de Quesada, el cual, con el pretexto de encontrar una ruta que llevara directamente a la ciudad, llegó a una llanura en la que se topó con un pueblo, donde los adornos de oro eran incontables. Sin embargo, no fue hasta el año 1569 cuando comenzó la búsqueda más seriamente, resultando siempre infructuosa.

- El segundo explorador fue el hermano de Gonzalo, Hernán Pérez de Queseda, el cual en 1540 comenzó a drenar la laguna de Guatavita, donde se realizaba el rito muisca. Fue el primero en hallar una pequeña parte de este tesoro inverosímil, aunque solo consiguió conseguir pequeñas piezas de oro, nunca el codiciado botín.

- Por último, Gonzalo Pizarro, Orellana y Berrío intentaron hacerse con la riqueza deseada, pero se encontraron con ciertos inconvenientes por el camino que les impidieron seguir con la exploración: falta de suministros, inconvenientes medioambientales...

A día de hoy, esta leyenda sigue siendo un misterio. Se ha intentado volver a realizar numerosas expediciones, pero la mayoría con muy poco éxito.

El mito de Cíbola

Leyenda de la mujer de piedra

  • Autora: Lucía Romanos. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "La mujer de piedra", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 13-19.
La mujer de piedra

Esta leyenda cuenta la historia de dos ciudades únicas en todo el mundo: la Ciudad de la Tierra y la Ciudad del Cielo. Cada una tenía su propio Rey.

Cuando el hijo del Rey del Cielo llegó a la adolescencia, su padre le propuso que se casara con la princesa, hija del Rey de la Tierra. El príncipe aceptó, ya que sabía lo hermosa que era esa muchacha.

Así que las mensajeras del Rey del Cielo fueron a la Ciudad de la Tierra a pedirle la mano a la princesa. Al Rey de la Tierra le pareció una buena idea, pero rechazó el matrimonio al enterarse de que su hija estaba enamorada de uno de sus criados. Él, ante todo, quería que su hija la princesa fuera feliz.

Las mensajeras, muertas de miedo por la ira que les esperaba del Rey del Cielo, fueron a darle la noticia y, efectivamente, fue tal el enfado que sintió el Rey que castigó a todos los habitantes de la Tierra escondiendo el Sol durante semanas. Sin embargo, se dio cuenta de que al que debía eliminar para que su hijo se casara con la princesa era al criado. De modo que volvió a iluminar la Tierra y arrojó al criado al fondo de una sima que se abría en lo más alto del cerro Danibacuza, grieta tan profunda que el criado no podría escapar de allí.

La princesa, al darse cuenta de la desaparición de su amado, partió en su busca, buscó por todas partes, en cada rincón, hasta que una adivina, compadecida, decidió contarle dónde estaba, para que parara su búsqueda. La princesa, al enterarse de la verdad, fue corriendo hacia donde se encontraba el hombre que amaba, pero dos soldados armados con espadas de fuego le cerraron el paso.

La princesa estaba destrozada de dolor y sus ojos derramaban tantas lágrimas que consiguió parar la sequía que había provocado el Rey del Cielo parando las lluvias, pero ella se secó por dentro de tanto llorar.

Dejó de ser una mujer de carne y hueso y se convirtió en una mujer de piedra.

Desde entonces, cada vez que la lluvia escasea, los hombres de la Ciudad de la Tierra ponen la estatua en pie, la princesa de piedra vuelve a llorar por su amor y su lluvia de lágrimas beneficia al resto de habitantes.

     Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. La princesa de la Tierra no quiere casarse con el príncipe del Cielo. ¿Por qué? ¿Cómo reacciona el
   rey del Cielo al saber que han rechazado a su hijo? ¿Qué plan idea entonces? Al fracasar por segunda vez,
   ¿cómo castiga a la humanidad?
2. La princesa sufre por la desaparición de su amado y no ahorra esfuerzos a la hora de buscarlo. ¿Cómo
   descubre dónde se encuentra? ¿Por qué no logra reunirse con él?
3. Curiosamente, el sufrimiento de la princesa resulta beneficioso para los seres humanos: ¿por qué?
   No obstante, ¿qué consecuencias tiene para ella misma?
4. Define con tres adjetivos el carácter del rey del Cielo. ¿Crees que ejerce el poder adecuadamente? ¿Te
   parecen justificados sus enfados? ¿Dirías que es un rey justo? ¿Por qué?
5. Los narradores tradicionales suelen describir a sus personajes por medio de comparaciones. ¿Cuáles se
   aplican al príncipe del Cielo y a la princesa de la Tierra?
6. Como sucede en tantos mitos y leyendas, en “La mujer de piedra” ocurren sucesos maravillosos. Cita tres
   cosas que ocurran en el cuento que consideremos imposibles en la vida real.
7. Aunque la leyenda describe algunas actitudes indignas, también ejemplifica dos actitudes que debemos imitar:
   la compasión y la gratitud. ¿Quién se compadece de la princesa y quién le muestra agradecimiento?

Quédate conmigo

  • Autora: Paula Amores. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "Quédate conmigo", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 20-25.
El pájaro llamado cacuy

En la selva, había una cabaña en la cual vivían dos hermanos huérfanos. Él era un cazador magnífico y se encargaba de que ni él ni su hermana pasasen hambre. Por contra, ella era egoísta y perezosa.

Un día, el pobre chico llegó a la cabaña agotado y con las manos vacías y su hermana, en vez de ayudarlo, le estuvo replicando todo el rato provocando que la convivencia entre ambos se volviese imposible. Después de que la hermana se burlase de él continuamente, el muchacho decidió vengarse cuando llegara el momento oportuno.

Una tarde de mucho calor, la muchacha le dijo a su hermano que le trajese agua con miel, y este logró convencerla para que lo acompañase, diciéndole que necesitaba su ayuda porque las ramas estaban muy separadas entre sí. Al llegar al árbol, los dos se pusieron a trepar hasta que llegaron al panal y, en ese instante, el chico saltó a otro árbol cercano.

A pesar de que la chica le gritase, su hermano se fue y el hecho de que la dejase sola provocó que se enfadase y sacudiese con los puños el tronco del árbol. Su rabieta llevó a que las abejas se despertasen y la empezaran a picotear. A raíz de eso, la muchacha se puso a llorar y se arrepintió de lo mal que había tratado a su hermano.

Finalmente, entre suspiros, ella empezó a susurrar <<Kákuy, turay... Kákuy, turay...>> que significa: `Quédate conmigo, hermano mío´, pero por desgracia el hermano no regresó y a causa de los picotazos todo su cuerpo se empezó a hinchar. La pobre hermana deseó convertirse en pájaro para poder alejarse volando y, como los dioses se dieron cuenta de que realmente estaba arrepentida, hicieron realidad su deseo, aunque no pudo alejarse por el aire.

Y así es como nació el pájaro cacuy, el cual impresiona a quienes cruzan la selva, debido a que su canto suena como un grito desesperado.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. Los dos hermanos tienen comportamientos opuestos. ¿De qué manera actúa cada uno al principio del relato?
2. Cuando el muchacho se harta del mal comportamiento de su hermana, ¿qué drástica decisión toma y qué
   trampa le tiende a su hermana?
3. ¿Qué terribles consecuencias tiene su rabieta? ¿Cómo valora entonces la manera en que trató a su hermano?
   Al final de la historia, ¿qué palabras dirige a su hermano y qué significan?
4. ¿Cómo nació el cacuy? ¿Cuál es la razón de que su canto resulte tan impresionante?
5. La literatura suele retratar a los niños como criaturas bondadosas e ingenuas. ¿Es eso lo que sucede en
   <<Quédate conmigo>>? ¿Qué te parece la forma de comportarse de la joven? ¿Y el modo que elige su hermano
   para solucionar sus problemas?
6. La actitud de los personajes humanos de la leyenda contrasta con la de los dioses. ¿Por qué?
7. ¿Te parece que cuando dos menores están enfrentados es bueno que intervengan los adultos? ¿Por qué?
   ¿Qué te parece la manera de solucionar sus problemas del hermano, es adecuada?

Leyenda de la laguna de oro de Guatavita

  • Autora: Lucía Gabriela Antón. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "La laguna de oro", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 26-32.

La leyenda de la laguna de Guatavita tiene todos los ingredientes para resultar atractiva: amor, tristeza y desgarre emocional.

Se dice que en las profundidades de la laguna vivía una terrible serpiente. El pueblo indígena de los Muiscas le tenía miedo y mucho respeto a aquel monstruo, así que siempre le realizaban ofrendas de oro, joyas y esmeraldas para tenerla contenta y calmar su ira.

El jefe de los Muiscas tenía una esposa muy bella, con la cual tuvo una hija. Pero por lo que se ve, el cacique no sabía valorar lo que tenía en casa, no cuidaba de ellas, simplemente se centraba más en cualquier cosa, antes que en su esposa y su hija.

La mujer se sentía infeliz y se pasaba casi todo el tiempo llorando. Un día, llegó a fijarse en un joven guerrero del ejército de su esposo. Ella le entregó su corazón enseguida y tuvieron un romance, intenso, pero muy corto. Y además, con final trágico, ya que el cacique se enteró de lo sucedido, ordenó a sus sirvientes que vigilaran a su mujer y mandó que mataran al joven. Ella no aguantaba más la situación y durante varios meses no paraba de llorar.

Una noche, decidió meterse a la laguna con su hija en brazos y morir en sus oscuras aguas. Nadie sabía lo que había pasado, dónde podían estar la esposa y la hija del cacique, hasta que un sacerdote supo que estaban dentro de laguna, atrapadas por la serpiente.

Cuando el jefe se enteró, le dio mucha tristeza. Quiso entrar a la laguna para rescatarlas, sobre todo a su hija, pero desistió. Pidió al sacerdote que entrase y sacase a su hija. El sacerdote no quería, pero finalmente tuvo que hacerlo. Las sacó, pero salió sin ojos, porque la serpiente se los había arrancado, así que el cacique decidió que volvieran a meterla en la laguna para que ella pudiera recuperarlos.

El jefe, para honrar a su esposa muerta, fue en barca al centro de la laguna y empezó a arrojar oro y esmeraldas en ella. Y continuó haciendo ese ritual a menudo, por lo que se supone que la laguna está repleta de oro y joyas en sus profundidades.

Esta leyenda ha dado origen al mito de "El Dorado", albergado en los corazones y las mentes de los conquistadores españoles: todos soñaban con hallar en la América precolombina oro, mucho oro, que los volvería ricos y poderosos. Iban allí dispuestos a "hacer las Américas", como solía decirse, buscando una fortuna que se les negaba en su España natal.

El quirquincho que quería ser músico

El quirquincho
Charango
  • Autora: Marina Mateo. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "El quirquincho que quería ser músico", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 33-37.

Esta leyenda narra la historia de un quirquincho que nació en Bolivia en los arenales de Oruro, junto a un peñasco. A él, desde siempre, le había apasionado la música, hasta el punto de disfrutar escuchando el silbido del viento o la melodía que hacen los ríos, incluso el sonido de la lluvia al caer sobre el suelo, pero él lo que realmente quería y soñaba era aprender a cantar, al igual que croaban las ranas.

Todos sus amigos se burlaban de él, ya que veían imposible que un quirquincho fuera capaz de cantar, pero a él no le importaba lo que los demás dijeran, pues su amor por la música era muy grande y él no iba a parar hasta lograr su sueño de aprender a cantar.

Un día, el quirquincho descansaba en un hueco de una roca cuando escuchó el sonido más hermoso que había escuchado nunca, se asomó para ver de dónde procedía esa melodía y descubrió a un hombre con una jaula llena de canarios que revoloteaban y trinaban sin parar; su canto, al quirquincho, le emocionó, ya que nunca había escuchado unas melodías tan bellas.

Las ranas, al escuchar el canto de los pájaros, se rieron presumiendo que ellas cantaban mucho mejor, pero el quirquincho no les prestó atención y siguió embobado escuchando la preciosa melodía de los pájaros. Siguió al hombre que llevaba la jaula con los pájaros, pensando que ellos sí le enseñarían cantar; pero, al final, el hombre se fue alejando y el quirquincho acabó perdiéndolos.

Se dirigió entonces hacia la casa del hechicero Mamani. Él era muy sabio, así que el quirquincho pensó que él podría ayudarle a hacer realidad su sueño de cantar.

El hombre aceptó ayudarlo. Aunque veía absurdo que un quirquincho pudiera cantar, le ofreció un trato a cambio de conseguir su propósito. Mamani le prometió que le enseñaría a cantar mejor que los canarios si a cambio le daba su vida. El quirquincho dudó, pero finalmente acabó cediendo y aceptó.

Al día siguiente, las ranas que estaban en la charca escucharon la melodía más bonita que habían escuchado nunca, todas salieron a ver quién estaba cantando y descubrieron al hechicero Mamani a la orilla de la charca. Mamani había cogido el duro caparazón del quirquincho y lo había tranformado en una pequeña guitarra que en Bolivia se llama “charango”.

El quirquincho estaba muerto, pero había logrado cumplir su sueño: de su cuerpo, salía por fin una música más hermosa que los trinos de los canarios y que el croar de las ranas.

Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. ¿Cuál es la gran pasión del quirquincho? ¿A qué dedica, pues, la mayor parte de su tiempo?  Aunque las ranas
se burlan de él, ¿por qué no se molesta?
2. En cierta ocasión, el quirquincho decide seguir los pasos de un hombre que va cargado con una jaula de
canarios. ¿Qué espera de los pájaros y qué sentimiento experimenta tras perderlos de vista?
3. El quirquincho acaba en la casa del hechicero Mamani. ¿Qué le pide? ¿Qué exige el brujo a cambio?
Tal y como demuestran las últimas líneas del cuento, ¿por qué era necesario que el quirquincho pagase por adelantado?
4. El protagonista de esta leyenda desea gozar de una cualidad negada en su especie. ¿Crees que debemos aceptar
nuestras limitaciones o, por lo contrario, nos conviene luchar por superarlas, por difícil que parezca? ¿Qué habría pasado,
de hecho, si los seres humanos se hubieran resignado a su incapacidad para volar?
5. Al final del cuento, el quirquincho sacrifica su propia vida con tal de realizar su sueño. ¿Piensas que
hace bien? En tu opinión, ¿por qué  tipo de cosas merecía la pena dar la vida?
6. Tanto las ranas como el hechicero saben que el sueño del quirquincho es irrealizable, pero
¿qué diferencias encuentras entre la manera en que unas y el otro tratan al protagonista? ¿Y tú, que actitud adoptarías
si conocieras a alguien que vive empezado en conquistar un objetivo que no está a su alcance? ¿Tratarías de abrirle
los ojos o lo invitarías a persistir en su sueño?
7. El narrador usa una comparación para describir el impacto que le causan al quirquincho los trinos
de los canarios. ¿De qué comparación se trata? (pág.34) Imagina que ves el mar por primera vez cuando
tienes diez años: ¿con qué comparación definirías una cosa tan grande y hermosa? Compara los trinos de los canarios
con los rayos resplandecientes del Sol.

Los venados de barro

  • Autora: Maite Llansó. 1º Bachillerato C. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Febrero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "Los venados de barro", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 38-43.
Chihica y su madre

Esta leyenda nos cuenta la historia de Toquechá, el hijo del cacique de los muiscas. Era muy popular entre las chicas de la tribu, pero él no estaba interesado en eso, porque siempre andaba triste. El motivo de tanta tristeza, algo que llegó a preocupar a su padre, era un sueño, uno que se repetía todas las noches. En ese sueño aparecían dos venados corriendo por el bosque tras una niña de inmensos ojos negros. El padre, que se llamaba Iraca, al escuchar el motivo de su tristeza, se dio cuenta en seguida de que su hijo estaba enamorado de la niña de su sueño.

Pasaron varios días y, una mañana, mientras Toquechá atravesaba el monte, escuchó una voz que le decía:

- Sube a ese pequeño cerro y encontrarás una laguna sagrada, en la orilla verás
  dos peñascos con forma de animal. Mezcla tierra con el agua y modela dos
  figuras semejantes a los peñascos.

Toquechá no sabía de dónde procedía la voz, pero intuía que era una voz sagrada, así que obedeció. Al acabar con las figuras, se dio cuenta de que eran idénticas a las de su sueño.

Cerca de allí, en un poblado, vivía una niña llamada Tiquilla. Era una muchacha inocente de grandes ojos negros. Un día, mientras estaba en la orilla lavando la ropa, vio a una pareja de venados, los observó con cautela, pero le gustaban tanto que tenía deseos de acariciarlos.

Pero los venados la vieron y empezaron a huir de ella, el más pequeño tropezó con una piedra y cayó al río. Tiquilla lo ayudó y curó sus heridas. Desde ese día, eran inseparables. Le puso de nombre Chihica, que en la lengua muisca quiere decir "venado".

Tiempo después, el cacique Iraca organizó una cacería para animar el ánimo de su hijo Toquechá. Él aceptó, porque pensó que vería a los venados que había creado. Los cazadores se adentraron en el bosque y Toquechá se quedó atrás, pero escuchó un leve sonido proveniente de un arbusto. Toquechá lanzó su lanza en dirección a ese arbusto. Luego se acercó lentamente a comprobar lo que había cazado y fue entonces cuando vio que había herido a una joven, la misma que aparecía en su sueño. Toquilla, con sus últimas fuerzas, muy preocupada, antes de experirar, le dijo a Toquechá que cuidara de su venado Chihica, que estaba detrás de ella.

Toquechá hubiese dado lo que fuera por salvar a la niña, pero ya era muy tarde. La enterró en un hermoso campo con varios tipos diferentes de flores y todos los días iba a visitarla en compañía de Chihica.

  Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. El joven Toquechá, que tantas virtudes tiene, anda siempre triste. ¿Por qué? 
Cierto día, una voz le ordena que acuda a una laguna. Curiosamente, ¿a qué se parecen los
peñascos que Toquechá ve en la orilla? ¿Qué les sucede a las figuras de barro
en cuanto cobran forma?
2. Una muchacha llamada Toquilla traba amistad con un pequeño venado. ¿Cómo muestra
Toquilla su generosidad el día en que conoce a Chihica? Algún tiempo después, ¿qué
inesperada tragedia pone fin a la vida de Toquilla?
3. Antes de morir, ¿qué favor le pide Toquilla a Toquechá? ¿Qué tipo de
vida lleva Toquechá desde entonces?
4. La enigmática tristeza de Toquechá parece anticiparse al futuro. Y es que ¿por qué
necesitaba Toquechá proteger a la niña de sus sueños? ¿Qué era lo que anunciaba
la misteriosa tristeza del joven?
5. A menudo, en las historias trágicas, los personajes son empujados por una fuerza
sobrenatural que los lleva a labrarse su propia desgracia sin querer. En ese sentido,
Toquechá nunca tendría que haber moldeado los venados de barro ¿Por qué? Así
las cosas, ¿crees que la misteriosa voz que Toquechá oye en el bosque pertenece
a un dios generoso?
6. En 《Los venados de barro》se disuelven las fronteras entre lo real y lo imaginario,
entre lo soñado y lo vivido ¿Qué sucesos narrados en el relato resultan maravillosos?
7. Toquilla y Chihica entablan una amistad enternecedora. ¿Cuál es la mayor
prueba que da Toquilla de lo mucho que quiere a Chihica? ¿Cómo corresponde el
animal a la generosidad de la muchacha? En general, ¿qué características deben tener los
buenos amigos? ¿Cuál es el mayor sacrificio que has hecho tú por un amigo tuyo?

La leyenda del coyote

  • Autora: Mayra Paje. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "La leyenda del coyote", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 44-47.

Hace mucho tiempo, en los bosques de México, vivía un malvado brujo llamado Soque. Soque tenía prisioneras a tres hermosas hermanas de tez clara y ojos negros. Las tres muchachas eran obligadas a realizar numerosas tareas, como lavar la ropa en los arroyos más fríos o adentrarse en la fauna salvaje en busca de hierbas mágicas.

Un día como cualquier otro, la hermana más joven dijo:

   -¡Estoy harta de vivir bajo el yugo de nuestro terrible amo! ¡Deberíamos envenenarlo con unas plantas!

Las otras hermanas exclamaron:

   -¿Estás loca? Soque sabría lo que estamos haciendo, ¡es brujo! ¡Nos matará! 

Después, volvieron a casa en absoluto silencio y, de repente, una extraña voz susurró:

   -¡Debéis huir de Soque, no volváis a casa!

Las jóvenes consideraron el aviso como una oportunidad para escapar, era la propia voz del bosque la que les estaba advirtiendo del peligro que corrían.

Las tres hermosas hermanas corrieron sin parar, hasta que decidieron tomar un breve descanso en la orilla de un río. Un pequeño pájaro carpintero se acercó a ellas, y muy nervioso les dijo:

   -¡Cuidado! ¡Ahí viene Soque!

Y era cierto, ahí estaba el brujo, con sus tres flechas, dispuesto a matar a aquellas chicas que le habían traicionado.

En ese momento, apareció Jícuri, el dios del peyote. Jícuri prometió ayudar a las jóvenes; sopló y sopló hasta alzarlas por el cielo (para alejarlas lo máximo posible de Soque), con tan mala suerte que el malvado brujo alcanzó los corazones de las tres hermanas con sus flechas.

Jícuri, ante está injusticia, decidió hacer algo al respecto. Convirtió a las tres jóvenes en estrellas eternas en la constelación de Orión, y a Soque, en un animal triste y solitario: el coyote. Es por eso por lo que el coyote, al conocer su pasado, alza su hocico y aúlla cada noche lamentándose de lo ocurrido, como un signo de disculpa hacia aquellas pobres chicas.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. Al principio del cuento, ¿qué tipo de vida llevaban las tres hermanas? ¿Por qué decidieron escapar
   de su señor? ¿Quién las ayuda a huir del brujo?
2. ¿Qué final tienen las protagonistas en el cuento?
3. ¿Qué compensación reciben las hermanas al final?
4. ¿Cómo nació el coyote y por qué aúlla mirando hacia las estrellas? Por tanto, ¿cómo ha cambiado
   la actitud de Soque a lo largo del cuento? 
5. ¿Por qué es tan fácil identificarse con las tres hermanas del cuento? En la vida real, ¿qué tipo
   de personas te inspiran un sentimiento semejante?
6. ¿Cómo llaman actualmente los astrónomos al conjunto de estrellas situadas en el centro de
   esa constelación?

Por qué el jaguar tiene miedo del fuego

Por qué el jaguar tiene miedo del fuego
  • Autora: Marina Mateo. 1º Bachillerato C. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "Por qué el jaguar tiene miedo del fuego", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 48-51.

Hubo un tiempo en el que el jaguar no tenía manchas negras.

Un día, el jaguar estaba hambriento y comenzó a oler el aire en busca de comida, llegó hasta unos restos de pescado que estaban sobre un fuego apagado. El jaguar respiró encima de las cenizas y el fuego se avivó y le dijo al jaguar que estaba tan hambriento que sería capaz de comerse hasta un árbol, pero necesitaba que él le acercara hasta el árbol y soplara.

El jaguar no lo creyó y se burló de él pero, con todo, la curiosidad le hizo soplar las cenizas del fuego. Al hacerlo, unas chispas cayeron en su pelaje dejando unas manchas negras. Desde ese momento, todos los jaguares tienen manchas. El jaguar, al ver que el fuego empezó a expandirse por toda la selva, se dio cuenta de que había dudado del fuego y de su palabra y empezó a correr alejándose de él.

La noticia de la huida del jaguar se difundió por toda la selva hasta llegar a los indios pemones, que vivían en la Gran Sabana de Venezuela, los cuales pusieron fuego por todos sus campamentos para ahuyentar de esta forma a los jaguares.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. Siguiendo el olor de unos restos de pescado, el jaguar llega hasta las cenizas de una hoguera.
   ¿Por qué está el fuego tan debilitado? ¿Qué le pide el fuego al jaguar? ¿Por qué necesita
   ayuda? ¿Qué hace el jaguar para devolverle las fuerzas al fuego? ¿En qué momento comprende que
   el fuego no estaba fanfarroneando?
2. Según el cuento, ¿a qué se deben las manchas negras que el jaguar tiene en la piel? ¿Y por qué
   mantienen los pemones un fuego encendido en todos los campamentos?
3. Al principio del cuento, ¿cómo trata el jaguar al fuego? ¿Lo respeta? ¿Se lo toma en serio?
   ¿Qué sentimiento empuja al jaguar a soplar por primera vez sobre el fuego? Más tarde, ¿cómo
   cambia la actitud del jaguar a lo largo de la historia? En definitiva, ¿dirías que el jaguar
   es prudente? Si tu estuvieras en su lugar, ¿soplarías la primera vez? ¿Y la segunda? En general, ¿por qué
   no es sensato retar a un desconocido?
4. Crea una leyenda que explique el origen de alguna característica de algún animal que conozcas.
   Puedes escribir, por ejemplo, una historia que relate por qué el plumaje de los cuervos es negro o
   por qué los canguros tienen una bolsa en el vientre para llevar a sus crías.

La desesperación de Viracocha

  • Autora: Lucía Pozo. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "La desesperación de Viracocha", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 52-56.

Dicen que el mundo lo creó un dios muy poderoso llamado Viracocha. Un día, Viracocha decidió echarse a los caminos e ir a observar de cerca a los hombres para averiguar cómo eran. Se vistió con ropa vieja y rota para que nade pudiese descubrir quién era.

Durante un tiempo, Viracocha se alojó en una aldea. Allí vivía una muchacha llamada Cavillaca. El día que Viracocha la conoció, se enamoró de ella. Viracocha se transformó en un pájaro e introdujo su semilla divina en un fruto que, poco después, cayó sobre Cavillaca. La joven cogió el fruto y se lo comió, de ese modo se quedó embarazada.

Tiempo después, el niño nació. Entonces, Cavillaca quiso descubrir quién era el padre, ya que no sabía quién era y quería casarse con él. Ella preguntó a todos los hombres de la aldea, pero ninguno contestaba. Así que decidió que el niño reconocería a su padre y lo dejó en el suelo para que él mismo gateara hasta el indicado. El niño empezó a gatear hasta llegar a los pies de Viracocha, que observaba la escena desde lejos. Cuando la mujer vio a Viracocha vestido así, empezó a gritar que el padre de su hijo no podía ser un mendigo, así que cogió al niño y empezó a correr para escaparse de la aldea.

Viracocha se vistió de nuevo con su lujoso traje divino y fue en busca de Cavillaca. Preguntaba a toda bestia que encontraba por la mujer. A quienes le daban una respuesta alentadora, Viracocha los bendecía. Y a quienes lo desanimaban, los maldecía. Sin parar de buscar, al fin, llegó a las orillas del mar. Pero no vio a Cavillaca ni a su hijo por ningún lado. Paseó su vista por toda la playa y entonces descubrió dos peñascos. De pronto, comprendió que Cavillaca, incapaz de aceptar que su hijo llevase en las venas sangre de un mendigo, se había arrojado con su pequeño al mar. Y cada uno de ellos se había convertido en un islote.

Viracocha miró hacia el océano y, un instante después, se alejó mar adentro. Nunca más lo han visto entre los hombres, aunque hay quien dice que algún día volverá.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. ¿Con qué propósito se disfraza Viracocha? ¿De qué insólita manera deja embarazada a Cavillaca?
2. ¿Qué hace la joven para averiguar quién engendró a su hijo? ¿Por qué se disgusta tanto al
   descubrir quién es el padre del niño?
3. ¿A qué bestias maldice Viracocha y por qué? ¿A qué se debe que el cóndor sea tan poderoso
   y el puma tan respetado?
4. ¿Qué les ha sucedido a Cavillaca y su hijo? ¿Cómo se siente entonces el dios?
   ¿Qué hace para desaparecer de la faz de la tierra?

El ladrón burlado

El ladrón burlado
  • Autora: Irene Val. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "El ladrón burlado", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 57-63.

Esta historia trata sobre cómo un muchacho consiguió engañar y escapar de un feroz ladrón.

El muchacho iba en camino al pueblo de Toconce para hacer unos recados cuando se dio cuenta de que le seguían. Como era muy astuto, corrió y se escondió detrás de una roca, metió debajo de su sombrero unas piedras y lo agarró simulando que había atrapado algo.

Cuando llegó hasta él el ladrón, le preguntó qué hacía y el muchacho le respondió que había capturado una gallina. Le pidió que la sujetase mientras él iba por una jaula, sabiendo que el ladrón, en cuanto él se fuera, cogería a su "gallina" y se escaparía. Y en efecto, en cuanto aceptó, el chico se escapó corriendo. Al rato, el ladrón se dio cuenta de lo sucedido y salió corriendo detrás de aquel muchacho tan burlón, que tenía ventaja, ya que conocía bien los atajos.

Esta vez, el muchacho estaba detrás de una gran roca, sujetándola con los brazos y simulando que hacía un gran esfuerzo. El ladrón le preguntó qué hacía y el chico respondió que si no seguía sujetando la roca, aquella aplastaría a todo el pueblo. Así que le pidió que la aguantase mientras iba por un tronco para sujetarla mejor. El ladrón aceptó y el muchacho volvió a correr de nuevo dejando a su enemigo sujetando la roca.

En cuanto se volvió a dar cuenta de lo sucedido, el ladrón volvió a perseguirlo cada vez más enfadado. Y en esta ocasión, se lo encontró atado a un árbol, le preguntó qué estaba haciendo y el muchacho le respondió que la Tierra iba a darse la vuelta y que solo los árboles quedarían en pie. El ladrón, asustado, le pidió que lo atara primero y eso hizo el chico, dejándolo allí maniatado.

Y así es como el muchacho, gracias a su intelecto, pudo llegar al pueblo y terminar sus recados sin ser asaltado por el ladrón.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. ¿Cómo consigue el muchacho en cada ocasión escapar del ladrón?
2. ¿Cuál es la principal característica del muchacho? ¿Y los principales defectos
   del bandolero?
3. Trata de inventarte una manera ingeniosa por la que el muchacho escaparía del ladrón.

El mal cazador

  • Autora: Ada Aranda. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "El mal cazador", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 64-72.
La leyenda del mal cazador

Maichak era un pemón que no sabía hacer nada. No sabía pescar, no sabía cazar, tampoco sabía cómo tejer ni tenía idea de cómo cultivar la tierra. Sus cuñados solían meterse con él:

   -Si sigues así, matarás a tu familia, le decían.

Una mañana, se fue al río. Como cada día, trató de pescar, pero no consiguió ni un solo pez. Desesperado, dejó la caña a un lado y se sentó. Un pajarito que estaba observando, dispuesto a ayudar, le dijo que abriera su morral, allí encontraría una taparita:

   -Cuando la metas en el agua, pescarás todos los peces que quieras.

Maichak no creyó ni una sola palabra; aun así, cogió la taparita y la metió en el río. Y se quedó alucinado cuando aquel se secó. Sin agua, pudo atrapar los peces con suma facilidad. Pero el pajarito le avisó de lo que sucedería si llenaba la taparita hasta arriba.

Desde aquel día, Maichak regresaba a casa cargado de peces, lo que extrañó mucho a sus cuñados: ¿cómo era posible? Un día, llenos de curiosidad, registraron el morral de Maichak para descubrir su secreto, pero solo encontraron una taparita. Decepcionados, cogieron la taparita y se fueron a beber agua al río. Y al sumergirla, quedaron fascinados: al fin habían descubierto el secreto de Maichak. Pescaron y pescaron hasta que la taparita se llenó por completo. Entonces, el río se desbordó y acabó inundando toda la aldea, perdiéndose así la taparita mágica.

Al día siguiente, Maichak decidió probar suerte con la caza. Como no sabía manejar el arco, volvió con la manos vacías. En el camino, se encontró a un armadillo que, con alegría, tocaba unas maracas. Casi al instante, una enorme piara de báquiros apareció. Maichak quedó maravillado:

   -Con esas maracas, cazar seria muy sencillo, se dijo.

El armadillo lo escuchó y respondió:

   -Toma, las necesitas más que yo. Eso sí, no debes hacerlas sonar más de tres veces.

Desde entonces, Maichak tocaba las maracas todos los días y, aunque tenía mala puntería, había tantos cerdos que siempre volvía con tres a casa. Los cuñados volvieron a extrañarse y, días después, decidieron seguirlo y descubrieron su secreto. Cuando Maichak se despistó, los cuñados le robaron las maracas. Al día siguiente, tocaron el instrumento, pero como lo hicieron más de tres veces desapareció por arte de magia.

Eso mismo pasó cuando Maichak se dispuso a cazar pájaros. Encontró a una mona peinándose el pelo y ella le explicó el poder de aquel cepillo: atraía a cientos de pájaros. Maichak, fascinado, le pidió el cepillo a la mona y ella, sin dudarlo, se lo dio. Pero antes le avisó de que, si lo utilizaba demasiado, se rompería.

Gracias al cepillo, Maichak volvía a casa con pájaros todos los días. De nuevo, sus cuñados, enfadados, lo siguieron para arrebatarle su objeto mágico, y así fue: consiguieron el cepillo y, como lo utilizaron sin cuidado, se rompió.

Maichak maldecía su mala suerte. De repente, un pajarito se le acercó y le explicó lo sucedido. Enfadado, Maichak se dirigió gritando a sus cuñados. Ellos, asustados, pidieron disculpas. A Maichak se le ocurrió entonces una brillante idea:

   -Os perdonaré si me enseñáis a cazar, a pescar y a cultivar la tierra.

Los cuñados aceptaron. Y así fue como Maichak se convirtió en el mejor cazador de la aldea.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. Maickah es un indio pemón que no sabe hacer nada, pero tres objetos mágicos lo
   ayudan a cambiar: ¿De qué objetos se trata? ¿Para qué sirve cada uno de esos objetos?
2. ¿Qué condición debe respetar Maichak a la hora de usar el primer objeto? ¿Y el segundo?
   ¿Y el tercero? En los tres casos, ¿quién y por qué se salta la condición?
3. ¿Cómo conoce Maichak quiénes son los causantes de todas sus desgracias? ¿Con qué los amenaza
   entonces y qué les exige a cambio de su silencio?
4. ¿De qué modo se comporta Maichak al principio del cuento? ¿Se trata de una persona esforzada?
   ¿Es duradera la ayuda que recibe de la magia? Tal y como se demuestra al final del cuento, ¿qué es
   lo que debe hacer Maichak para sostenerse a sí mismo y sostener a su familia? Por tanto, el
   cambio que se produce en el protagonista al final del cuento ¿es positivo o negativo?
5. Hay un proverbio chino que dice: "Regálale un pescado a un hombre y le darás alimento para un día;
   enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida". ¿Qué relación guarda ese proverbio
   con lo que se relata en <<El mal cazador>>? En tu opinión, ¿es bueno obtener las cosas valiosas
   de forma rápida y sin esfuerzo? ¿Por qué?
6. Al leer <<El mal cazador>>, resulta curioso comparar el comportamiento de los animales
   con el de los seres humanos. ¿Qué virtud demuestran tener el armadillo y la mona melenuda?
   En cambio, ¿qué defecto tienen los cuñados de Maichak?
7. Cuando los familiares de Maichak se enteran del éxito del joven en la caza y la pesca, ¿se
   alegran por él? ¿Por qué crees que Maichak decide esconder su secreto? ¿Te parece que hace bien?
   ¿Qué habrías hecho tú en su lugar?
8. A menudo, se dice que "La avaricia rompe el saco". ¿Qué quiere decir ese proverbio? ¿Qué
   pasajes del cuento lo confirman? En general, ¿crees que abusamos de aquellas cosas que no nos
   cuestan esfuerzo ni dinero?

Los pollitos van a la escuela

  • Autora: Marina Mateo. 1º Bachillerato C. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "Los pollitos van a la escuela", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 73-78.
Los pollitos van a la escuela

Esta leyenda trata de una gallina que quería mandar a sus siete pollitos al colegio para que aprendieran a leer y escribir y así se convirtieran en unos gallos muy sabios. La gallina no conocía ninguna escuela cerca.

Un día, pasó por la granja un zorro y le preguntó a la gallina qué le pasaba y ella se lo contó. El zorro, con mala intención, le dijo a la gallina que él conocía una escuela muy buena y que él llevaría a los pollitos. La gallina aceptó y el zorro se llevó al hijo mayor, pero nada más adentrarse en el bosque, el astuto animal destapó sus malas intenciones y se comió al pollito.

Una semana más tarde, volvió a la granja y le dijo a la gallina que su hijo estaba aprendiendo mucho y que, si quería, podría llevar a otro de sus pollitos a la escuela. La gallina de nuevo aceptó y, en menos que canta un gallo, el zorro se zampó al segundo pollito.

A la semana siguiente, el zorro regresó a la granja y volvió a decirle a la gallina que su segundo hijo se estaba volviendo muy listo. La gallina, muy contenta, le dejó al zorro al resto de los pollitos para que los llevara la escuela y se volvió a repetir lo mismo que había ocurrido con los otros pollitos, el zorro se los comió a todos.

A los pocos días, el zorro regresó, pero esta vez iba a por la gallina; la engañó diciendo que iba a llevarla a ver a sus hijos y ella, inocente, fue con él. Al poco rato, el zorro se la comió.

Pasaron algunos días y el zorro fue a la granja de nuevo para engañar al gallo, pero éste, que ya se había enterado de las intenciones del zorro, le esperó subido a un árbol. El zorro intentó engañarlo diciéndole si le gustaría ver a la gallina y a sus pollitos, pero el gallo no cayó en su trampa y llamó a los perros que acompañan al cazador.

El zorro, muy asustado, empezó a correr hasta que vio una madriguera. Estaba a pocos pasos de ella, pero se enganchó con la cola en unas zarzas. Cuando logró escapar de ellas, se escondió en la madriguera, pero no cabía todo entero, así que, después de pensar qué parte de su cuerpo dejaba fuera de su escondite, dejó su cola en el exterior y el resto del cuerpo, dentro de la madriguera. Pero los perros, al ver su cola, tiraron de ella, lo sacaron y se lo comieron.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. La gallina está muy preocupada por el futuro de sus siete hijos. ¿Qué es lo que le inquieta?
   El zorro le ofrece una solución, pero ¿qué hace en realidad con los pollitos? ¿Qué final tiene
   la propia gallina?
2. El gallo no es tan confiado como su esposa. Por eso mismo, ¿qué precaución toma antes de encontrarse
   con el zorro? Poco después, ¿por qué sale huyendo el zorro y qué problema se encuentra cuando corre
   hacia la madriguera? Una vez en su escondrijo, ¿qué decisión debe tomar el zorro? ¿Por qué castiga
   a su cola y qué fatales consecuencias tiene ese castigo?
3. La historia de la gallina y el zorro es una fábula, es decir, un cuento en el que los
   animales ejemplifican con su comportamiento las virtudes y defectos de los seres humanos. Las
   fábulas suelen transmitir una moraleja que el lector puede aplicar en su vida real. ¿Qué
   enseñanzas se deducen del cuento de la gallina y el zorro?
4. Los animales del cuento tienen características que parecen exclusivas de los seres humanos,
   como la precaución y la ingenuidad. ¿Cuál de los personajes del cuento peca de inseguridad
   y por qué? En cambio, ¿qué personaje ejemplifica la necesidad de ser precavido?
5. El zorro es un personaje bastante singular. ¿Cómo demuestra su astucia? En cambio, ¿en qué
   momento obra como un necio?
6. La gallina se cree a pies juntillas las grandes promesas que le hace el zorro. ¿Te parece
   sensato confiar en un desconocido? ¿Por qué?
7. ¿Por qué crees que la gallina le da tanta importancia a la educación? ¿Compartes su opinión?
   ¿Por qué? Cita tres cosas que a los mayores les parezca esenciales de la educación y que
   a ti, en cambio, no se te antojen tan importantes.
8. Imagina que uno de los pollitos consigue escapar de las zarpas del zorro y llega a la escuela.
   Escribe un cuento donde relates sus años de colegio y qué tipo de vida lleva tras completar su educación.

La flor del amor

Pitá y Morotí
  • Autora: Vanesa Lerios. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "La flor del amor", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 79-82.

"La leyenda de la flor del amor" cuenta la historia de dos jóvenes enamorados,Pitá y Morotí. Se querían tanto que no se separaban ni un solo momento. Un día, Morotí vio a sus amigas en la orilla del río. Como era muy altiva, se le ocurrió tirar al río todas las pulseras y joyas que su amado Pitá le había regalado y después fue a llamarlo y le dijo que se lanzara al río a por ellas. Así quería demostrar a sus amigas que Pitá la quería tanto que estaba dispuesto a hacer cualquier cosa por ella.

Pitá se lanzó al río, Morotí y sus amigas esperaron mucho tiempo, pero Pitá sufría debajo del agua. Al ver que no salía, se acercó un hechicero de la tribu y dijo que Pitá no había muerto, sino que una hechicera, llamada Cuyá Payé, se lo había llevado a su palacio en el fondo del río y lo había hechizado para que se enamorara de ella y olvidara a Morotí. Solo Morotí podía salvarlo con la fuerza de su amor, así que se ató una piedra al tobillo y fue en busca de su amado al fondo del río.

Al amanecer, flotaba en el agua una alfombra de hojas y, sobre las hojas, una flor tan hermosa como aromática. Tenía los pétalos del centro blancos como el rostro de la joven Morotí y los del exterior, rojos como los labios del joven Pitá. De repente, se marchitó y se hundió en el agua. Entonces, el hechicero dijo que definitivamente Morotí y Pitá se habían unido para siempre. Desde aquel día, cada vez que aparecen flores de irupé en las aguas del río Paraná la gente recuerda a los dos jóvenes enamorados.

El címbalo de oro

El címbalo de oro
  • Autora: Maite Llansó. 1º Bachillerato C. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "El címbalo de oro", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 83-89.

Hace mucho tiempo, vivía en Uxmal un rey que gobernaba muchos pueblos y tenía un gran ejército. También vivía también una bruja, en las afueras de la ciudad. Ella hablaba con los duendes, que vivían en el campo y sólo salían de noche. La bruja ya estaba muy vieja, sabía que le quedaba poco tiempo de vida, por lo que quería tener un hijo. Entonces, los duendes le regalaron un huevo y le dijeron que lo cuidara. La bruja lo llevó a su casa y lo enterró. Pasó el tiempo y del huevo salió un niñito.

El niño no creció mucho y se quedó enanito, igual que los duendes del bosque. Pero era muy listo y veía que la bruja iba a diario a buscar agua, no sin antes tapar las cenizas del fogón que había en el suelo. Un día, el niño hizo un agujero al cántaro donde la bruja traía agua, para hacer que tardara más en volver a casa y así poder revisar lo que había en las cenizas.

La bruja tardó y el niño pudo ver qué había debajo de las cenizas: un címbalo de oro. Lo sacó de la tierra y lo tocó. El sonido fue muy fuerte y se oyó en ciudades y pueblos. Cuando el rey lo escuchó, tuvo mucho miedo, pues las profecías decían que, cuando sonara el címbalo de oro, habría un nuevo rey en Uxmal. La bruja también lo escuchó y fue corriendo a su casa a ver al pequeño. Cuando llegó, lo regañó. En eso, también llegaron los soldados del rey, quienes llevaron al niño ante su señor. Cuando el rey lo vio, se rio y pensó:

   -Este niño no será rey, voy a ponerle unas pruebas para eliminarlo.

Y añadió:

   -Muchacho, si quieres ser mi sucesor, tendrás que pasar tres pruebas para demostrar tu sabiduría. 

El chico accedió y el rey le preguntó:

   -Ahora dime, ¿cuántos frutos tiene este árbol?

El niño respondió que tenía ciento setenta y dos mil trescientos veintisiete frutos. Un murciélago salió y gritó:

   -Has acertado!

Luego, vino la segunda prueba y el rey propuso:

   -Vamos a hacer cada uno una estatua que resista el fuego. Ganará la que no se queme.

Pero secretamente, él había mandado que la suya la esculpiesen en piedra. Con todo, las llamas la redujeron a un montón de cal.

Cuando fue el turno del enano, este hizo una estatua de barro y, cuando la puso al fuego, se fue cociendo de forma que resultó cada vez más recia y consistente. El rey, entonces, tuvo más miedo y dijo al enano:

   -Mañana es la última prueba, hay que romper en la cabeza treinta cocos.

La bruja fue a palacio y entregó al niño una plancha invisible de hierro para que no se hiciese daño. Cuando llegó el momento de la prueba, pasó primero el enano, le rompieron los treinta cocos y como si nada. Después, pasó el rey, que volvía a tener mucho miedo, y no era para menos, pues al primer golpe de coco en la cabeza, murió.

Y así el pequeño fue rey, pero como necesitaba un palacio, sus amigos los duendes se lo construyeron en una noche y allí vivió muchos años.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda: 
1. La hechicera descubre que le queda poco tiempo de vida. ¿De qué se lamenta entonces?
   ¿Cómo la ayudan los corcovados?
2. El niño del cuento comprende que la bruja oculta algo bajo el fuego del hogar.
   ¿De qué truco se vale para descubrir el secreto? Tras tocar el címbalo, ¿qué destino
   le espera?
3. El rey de Uxmal, consciente de que el niño es su adversario, hace lo imposible
   por aniquilarlo. ¿Cuál es la primera prueba que le hace pasar? ¿De qué asombrosa manera descubrimos
   que el niño la ha superado?
4. ¿A qué astucia recurre el niño para pasar la segunda prueba?
5. ¿Cómo se salva  de la muerte el niño en la tercera prueba?
6. ¿Cómo se convierte el niño en rey de Uxmal?
7. ¿Qué pasaje del cuento pone de manifiesto la fuerza que la curiosidad tiene en los niños?
   En tu opinión, ¿qué debería haber hecho la bruja para que su hijo no tocara el
   címbalo de oro?
8. El niño tiene una apariencia muy singular. ¿Qué características lo convierten en una persona
   "distinta"? ¿Cómo reaccionan los soldados cuando se enteran de que está destinado a ser
   rey? Durante las pruebas, ¿qué valiosas cualidades demuestra poseer?
9. ¿Te parece que una persona que sufre una minusvalía física puede desempeñar un
   cargo importante? ¿Por qué? ¿Crees que en la vida real se margina a la gente que es
   distinta por una u otra razón? Si conoces algún caso de ese tipo, explícalo en voz alta ante tus
   compañeros de clase.
10. "El címbalo de oro" intenta explicar por qué la ciudad maya de Uxmal tuvo tanto esplendor.
   ¿Quién fue el responsable de esa grandeza, según se sugiere al final del cuento? En general, ¿qué
   características debe tener un buen gobernante para que su pueblo prospere?

Popocatépetl y la princesa

  • Autora: Ana Muñoz. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "Popocatépetl y la princesa", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 90-95.
El volcán Popocatépetl en la actualidad

El argumento de la leyenda que he elegido, "Popocatépetl y la princesa", nos cuenta una historia de amor trágica, ambientada en México, entre una princesa llamada Ixtla y un soldado del ejército de su padre, llamado Popocatépetl. El emperador se oponía a este amor, porque creía que su hija estaría mejor con una persona de rango superior al de un simple soldado, lo que hacía que la princesa estuviera muy triste, porque ella quería a ese soldado y a nadie más que a él.

Pasó el tiempo y los reinos vecinos, sabiendo que el emperador estaba ya mayor, decidieron atacar Tenochtitlán, que era el nombre de la ciudad de México antiguamente (en la época de los mayas). Así, sitiaron la ciudad y el emperador, para animar a sus soldados, decidió que quien fuera el mejor guerrero se casaría con su hija. Ganaron la guerra y el mejor guerrero fue Popocatépetl.

Pero cinco guerreros envidiosos decidieron cambiar el destino. Volvieron a la ciudad antes que los demás y, aunque le dijeron al emperador que el mejor había sido Popocatépetl, también aseguraron que había muerto en combate. El emperador se lo contó a su hija, quien se puso tan triste que terminó cayendo enferma sin que nadie consiguiera curarla.

Cuando el soldado regresó, lo primero que hizo fue ir a ver al emperador, quien se alegró mucho de verlo llegar y lo llevó ante su hija para darle la buena notifica. Pero cuando llegaron, ella ya estaba muerta.

Una vez ajusticiados los cinco soldados mentirosos, Popocatépetl cogió a la princesa en brazos y salió del reino, seguido por mucha gente. Al cabo de un tiempo, se paró y pidió a la gente que construyera una pirámide de piedra. Cuando la terminaron, subió hasta lo alta de la misma con la princesa en brazos y la dejó en un altar de flores para que descansará allí. La veló toda la noche y, a la mañana siguiente, pidió a sus seguidores que construyeran otra pirámide más alta aún, desde la que él vigilaría a su amada con una antorcha durante toda la eternidad.

Transcurrido mucho tiempo, esas dos pirámides se convirtieron en dos montañas. Una de ellas, la más grande y humeante, por ser un volcán, se llama Popocatépetl. La más pequeña, que parece una mujer recostada, se llama Ixtlaccihuatl.

En la lengua nathuatl que hablaban los aztecas, la palabra Popocatépetl significa "el cerro que humea" e Ixtlaccihuatl, "mujer blanca".

La leyenda de "Pococatépelt y la princesa" recuerda a otras, también de origen precolombino. Por ejemplo, la leyenda guaraní que explica el nacimiento de las cataratas de Iguazú.

Según esa leyenda, hace mucho tiempo vivía en el río una gran serpiente a la que llamaban Boi y a la que, una vez al año, le ofrecían en sacrificio una doncella que era arrojada a las aguas. A esa ceremonia ritual, acudían todas las tribus que vivían por los alrededores.

Pero un año, Taroba, jefe de una de las tribus, al conocer a la doncella que iba a ser sacrificada, se enamoró de ella tan profundamente que intentó convencer al consejo de ancianos para que no fuera arrojada al río. Como no consiguió su propósito, Taroba no se conformaba con aquella decisión tan contraria a sus intereses, así que raptó a Naipi, que era como se llamaba la muchacha, y ambos se escaparon en canoa por el río Iguazú. La serpiente Boi montó en cólera y decidió partir en dos el río con su cuerpo para que los amantes no lograran escapar.

Y así se formaron las cataratas que, según la leyenda, son los cabellos de Naipi.

La leyenda de Iguazú se parece a la de Popocatépetl en que ambas son historias de amor trágicas, donde un enamorado quiere salvar a su amada sin conseguirlo; en ambas, los dos enamorados mueren a causa de su amor. Pero también se parecen en que las dos nos explican el origen de un elemento físico o geográfico, como son unas montañas o unas cataratas. No olvidemos que los mitos son relatos creados por el ser humano en todas las culturas y sociedades para explicar el mundo donde vivimos y los elementos naturales que en él se hallan.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. “Popocatépetl y la princesa” es la historia de un amor imposible. ¿Por qué está triste
   la princesa al principio del cuento? ¿Cómo se gana el joven Popocatépetl el derecho
   a casarse con ella?
2. Unos guerreros envidiosos estropean la felicidad de Popocatépetl. ¿Qué mentira le cuentan al
   emperador? ¿Cómo reacciona la joven Ixtla ante esa falsa noticia?
3. ¿En qué momento se evidencia que los soldados mintieron? ¿Por qué lleva el emperador a
   Popocatépetl hasta la habitación de la princesa? ¿Qué se encuentran al llegar?
4. Tras ajusticiar a los guerreros mentirosos, ¿qué hace Popocatépetl con el cuerpo de su amada?
   ¿Por qué manda erigir una pirámide para sí mismo? Pasado el tiempo, ¿en qué se convierten las
   dos construcciones levantadas a las afueras de Tenochtitlán?
5. En el cuento se contraponen los méritos de la sangre a los de las hazañas.  Al principio,
   ¿con quién pretende casar el emperador a su hija? Teniendo en cuenta que Popocatépetl no
   tiene sangre real, ¿crees que habría sido un buen rey? ¿Por qué? Cuando tú haces un amigo, ¿tienes
   en cuenta si pertenece a una familia rica o poderosa? En tu opinión, ¿qué cosas hay que considerar
   a la hora de valorar a una persona?
6. En la tragedia de "Popocatépetl y la princesa", la envidia desempeña un papel capital.
   ¿Has sentido tú envidia alguna vez? Si es así, ¿cómo la has superado? ¿En qué ocasiones puede
   ser bueno desear lo que otros han conseguido?
7. Explica según tú en qué se parecen las leyendas de Popocatépetl e Iguazú.

Licarayén

  • Autora: Paula Amores. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "Licarayén", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 96-100.
La princesa Licarayén

A orillas del lago Llanquihue, vivían muy preocupados los indios huilliches, ya que, desde el fondo del volcán Osorno, el malvado genio Pillán vomitaba fuego constantemente y, por la lava y la ceniza, las cosechas estaban en muy malas condiciones.

Un día, un hombre muy viejo apareció en las orillas del lago y les dijo a los pobres indios que si querían dejar de pasarlo mal por la comida, debían tirar una rama de canelo a la boca del Osorno para provocar una gran nevada y que el perverso Pillán se quedase atrapado sin poder escupir más fuego.

Después de escuchar al hombre sabio, los indios, exaltados, le dijeron que nadie podía subir a la cima del Osorno porque acabaría devorado por las llamas. Aquel hombre enseguida les dijo la alternativa que tenían: sacrificar a la mujer más bella de su tribu y arrancarle el corazón dejándolo cubierto con una rama de canelo en la cima del Pichi Juan. Si conseguían hacerlo, un pájaro acudiría a comerse el corazón, se llevaría la rama y la dejaría caer en el cráter del Osorno.

Después de unos días, al amanecer, Licarayén (la mujer más bella) estaba tumbada encima de un enorme lecho de pétalos y el brujo Quiltrapique le arrancó el corazón a la pobre Licarayén. Luego se lo arrancó a él mismo, ya que estaba enamorado de ella y quería compartir su destino.

Un miembro del pueblo llevó el corazón de Licarayén y una rama de canelo a la cima del Pichi Juan. Poco después, un cóndor diviso enseguida el corazón de la joven y se lanzó a comérselo. Cuando volvió a elevarse en el cielo, llevaba consigo la rama de canelo y se dirigió hacia el cráter del Osorno, donde dejo caer la rama. En ese instante, empezó a nevar y el malvado Pillán quedó atrapado bajo un manto de nieve. Además, se formaron tres lagos: Llanquihue, Chapó y Todos los Santos.

Desde aquel día, numerosos indígenas vuelven al lugar del sacrificio. La gente sabe que, aunque Licarayén les salvase, es imposible vencer a un volcán para siempre, así que, si no se portan bien, Pillán logrará liberarse y el volcán volverá a rugir.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. Los indios huilliches viven angustiados. ¿Qué es lo que les preocupa? ¿Por qué deciden acabar
   con Licarayén? La joven acepta el sacrificio, pero ¿qué condición impone? ¿Quién muere junto
   a Licarayén y por qué?
2. ¿Cómo ayuda el cóndor a los huilliches? ¿Qué efecto produce la rama de canelo en
   el volcán? ¿Cómo cambia el paisaje natural en el que habitan los huilliches? Desde entonces,
   ¿por qué los miembros de la tribu procuran portarse bien?
3. ¿Qué características admirables encuentras en Licarayén? ¿Dirías que es valiente o más bien
   temerosa? ¿Te identificas con el personaje? Si a ti te ocurriera algo parecido, ¿darías tu vida por
   tu pueblo? ¿Por qué?
4. Los sacrificios humanos fueron muy habituales en las religiones antiguas. ¿Con qué
   propósito se practicaban? ¿Crees que a los dioses les satisface ver morir a los seres humanos?
   ¿Qué otras formas se te ocurren de contentar una divinidad?
5. En la Biblia, un paisaje protagonizado por Abraham y su hijo Isaac aborda el asunto
   de los sacrificios humanos. ¿Qué es lo que le pide Dios a Abraham? Pero ¿qué es lo que
   desea en realidad? ¿Cómo acaba la historia?
6. El lago de Todos los Santos se conoce asimismo por el nombre de "Lago Esmeralda". ¿Cómo
   modificarías el final de la leyenda de Licarayén para justificar este sobrenombre?

La piel de hojas

Conejo con piel de hojas
  • Autora: Andrea Valiente. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "La piel de hojas", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 101-105.

Esta leyenda tiene de protagonista al Tío Conejo y a otros personajes, como el melero y el zapatero (seres humanos), el coyote (rey del bosque) y los demás animales de la floresta.

Trata sobre el Tío Conejo, un conejo con el morrito nervioso, la mirada viva y las orejas tiesas; aparentemente un animal inofensivo, pero solo aparentemente porque la realidad era que hacia malas pasadas a casi todos los animales del bosque. Así que, un día, después de que hiciera una jugarreta al coyote, que era el rey del bosque, este decidió vengarse. Llamó a los demás animales, que también habían sufrido las trastadas del Tío Conejo, y todos estuvieron de acuerdo en devolvérsela.

Los animales idearon un plan, que consistía en atraparlo cuando fuera al río por agua. Aunque hablaron muy bajito, el Tío Conejo escuchó todo con sus superorejas y decidió hacer una de las suyas para que no le pillaran. Su estrategia consistió en ir al taller del zapatero y, mientras este dormía, robarle un zapato. Tras conseguirlo, fue por el camino por donde sabía que pasaba el melero y dejó el zapato a la vista.

Cuando este vio el zapato, pensó:

   -¡Qué pena que haya solo uno! Si hubiera dos, me los llevaría.

Y continuó andando. Mientras, el Tío Conejo, que se había escondido detrás de unas piedras, cogió de nuevo el zapato, se adelantó al melero por un atajo y volvió a ponerlo en el camino a la vista de aquel humano. Y este, al verlo, pensó:

   -Si hubiera cogido el otro, ahora tendría los dos. Uhmm, bueno, si regreso rápidamente, aún podré cogerlo y tendré un par.

Así que el melero se fue corriendo y dejó el bote de miel que llevaba consigo. Entonces, el Tío Conejo aprovechó para abrir el bote con sus patitas, se metió dentro y se untó bien de pegajosa miel. Después, se revolcó entre las hojas rojas y, haciéndose pasar por un animal extraño, se fue a la orilla del río, donde iban a tenderle la trampa los demás animales.

Cuando los animales lo vieron, pensaron que era una nueva raza de animal y no se dieron cuenta de que era el Tío Conejo, quien, de esa manera, ejecutó con bien su plan y se libró de la venganza de sus congéneres.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. ¿Para que visita el Tío Conejo  el taller del zapatero?
2. ¿Por qué deja el zapato en medio del sendero?
3. ¿Por qué trata Tío Conejo de adelantar al melero?
4. ¿Por qué abandona el melero su tarro de miel?
5. ¿Para qué quería la miel el conejo?
6. Cuando se encuentra con los otros animales, ¿consigue Tío Conejo lo que
   se había propuesto?
7. El Tío Conejo  es muy astuto e inteligente. ¿Cómo lo demuestra? ¿Son igual
   de despiertos los demás animales?
8. ¿Qué pasaría si el Tío Conejo  decidiera abandonar su disfraz? ¿Qué medio
   le propondrías para que resolviera sus problemas ?
9. Supón que el coyote y sus compinches descubren quien es “el rey de la hojarasca”.
   ¿Cómo obraría entonces Tío Conejo ? ¿Confesaría la verdad o se inventaría un nuevo
   truco? ¿Y que harían el coyote y sus cómplices?

Los cuatro gemelos

  • Autora: Noemí Polo. 1º Bachillerato C. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "Los cuatro gemelos", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 106-111.´
Hunahpú e Ixbalanqué, convertidos en monos

La leyenda narra la historia de dos hermanos gemelos, llamados Hunbatz y Hunchouén, a los que su madre Ixquic y su abuela adoraban. Estos gemelos vivían en armonía y con todo tipo de lujos, hasta que, de repente, un día, su madre entró en contacto con la saliva de un árbol sagrado y volvió a quedar embarazada de nuevo de gemelos.

Desde el momento en que Ixquic dio a luz a los nuevos gemelos, Hunahpú e Ixbalanqué fueron detestados por sus hermanos mayores y por su abuela, que solo querían deshacerse de los recién nacidos, así que planearon numerosas formas de deshacerse de ellos:

  • Primero, los dejaron abandonados entre zarzas, para que, entre los pinchos, los bebés murieran desangrados.
  • En segundo lugar, los pusieron sobre un hormiguero para que las hormigas gigantes los devoraran.

Pero en ninguna de las dos ocasiones consiguieron deshacerse de sus hermanos pequeños, ya que su madre Ixquic logró salvarles la vida. Ella, alertada por las intenciones de sus hijos mayores y de su madre, decidió sacar a sus bebés de casa y llevarlos al bosque hasta que crecieran.

Años después, cuando Hunahpú e Ixbalanqué ya eran jóvenes, Ixquic volvió a llevar a sus hijos a la casa familiar. Desde que llegaron, se ocuparon de todas las labores de la casa, incluso de salir a cazar, mientras que sus hermanos mayores no ayudaban en nada y se dedicaban únicamente al ocio.

Un día, Hunahpú e Ixbalanqué fueron de caza, como solían hacer, pero no les fue tan bien como de costumbre y volvieron a casa con las manos vacías. Su abuela se enfadó y dijo a sus nietos favoritos que, al día siguiente, acompañaran a sus hermanos pequeños a cazar para enseñarles cómo se hacía. A la mañana siguiente, los cuatro hermanos se fueron a la caza de aves. Como los pequeños estaban hartos de que sus hermanos mayores tuvieran tantos beneficios y se comportaran de forma tan cruel con ellos, decidieron vengarse haciéndoles subir a un árbol mágico que castigaba a todo aquel que se había portado mal.

Cuando los hermanos mayores comenzaron a subir al árbol, se convirtieron en monos, como castigo por su mal comportamiento. Trataron de volver a casa, pero su abuela, al ver que se habían convertido en dos macacos, no los aceptó y se vieron obligados a huir de nuevo al bosque.

La abuela pronto olvidó a sus nietos mayores y comenzó a querer a los pequeños como había hecho con Hunbatz y Hunchouén.

Finalmente, Hunahpú e Ixbalanqué se convirtieron en el Sol y la Luna.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. La joven Ixquic tiene cuatro hijos. ¿Por qué se enojan los dos mayores cuando nacen los pequeños?
   ¿Cómo intentan Hunbatz y Hunchouén deshacerse de los recién nacidos? Finalmente, ¿qué hace
   Ixquic para salvar a Hunahpú e Ixbalanqué?
2. A su vuelta al hogar, ¿qué injusticia sufren  Hunahpú e Ixbalanqué? ¿Cómo reacciona su
   abuela el día en que los dos gemelos regresan a casa sin haber cazado nada?
3. Cansados de sus hermanos, Hunahpú e Ixbalanqué deciden vengarse. ¿Por qué les piden sus
   hermanos que suban al canté? ¿En qué se convierten Hunbatz y Hunchouén? Según el
   narrador, ¿Por qué parece justa esa transformación?
4. Hunbatz y Hunchouén intentan volver a casa, pero al final se van para siempre. ¿Qué es lo
   que les molesta? Al quedarse solos con su abuela, ¿que consiguen Hunahpú e Ixbalanqué?
5. Hunbatz y Hunchouén no parecen de la misma familia que Hunahpú e Ixbalanqué.
   ¿En qué se diferencian las dos parejas de gemelos? ¿Te parece creíble la crueldad con la que
   Hunbatz y Hunchouén tratan a sus hermanos pequeños? ¿Cómo debería llevarse uno con
   sus hermanos?
6. ¿De qué manera trata la abuela a Hunahpú e Ixbalanqué? Si tú vieras que Hunbatz
   y Hunchouén se han convertido en monos, ¿reaccionarías como la abuela? ¿Por qué?
7. ¿Crees que Hunbatz y Hunchouén se merecen el castigo que reciben? ¿Los tratan
   Hunahpú e Ixbalanqué de forma adecuada? En tu opinión, ¿de qué otro modo habrían
   podido solucionar sus diferencias las dos parejas de gemelos?
8. ¿En qué se parece este cuento a "Quédate conmigo"? ¿Te gusta más el final de
   "Los cuatro gemelos" o el de "Quédate conmigo"? ¿Por qué?

Cerdos sin cola

  • Autora: Lucía Romanos. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "Cerdos sin cola", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 112-114.
Patrón y Pastor tirando de las colas de los cerdos

La leyenda narra la historia de Pedro, un astuto pastor.

Una mañana, unos viajeros le ofrecieron una gran cantidad de dinero a cambio de los cerdos de su señor, que él sacaba a pastar cada día.

El pastor no quería rechazar ese dinero, así que decidió venderles los cerdos con una condición: quedarse con las colas.

Los viajeros no entendían para qué ese joven necesitaba unas colas de cerdo, pero como lo único que ellos querían era la carne de los cerdos, aceptaron el trato.

Así pues, Pedro, feliz con su dinero, simuló ante su señor que los cerdos se habían hundido en la ciénaga y que habían quedado atrapados, pues había colocado las colas en el barro, de tal manera que su amo no podría sospechar lo que había ocurrido en realidad.

Ató dos cuerdas a dos colas y el señor, al tirar para intentar salvarlos, vio saltar el rabo rizado de uno de sus cerdos. Pedro le dijo que había estirado demasiado fuerte y le había arrancado la cola al animal.

El señor, finalmente, decidió rendirse y Pedro se salió con la suya. El pastor consiguió su dinero, lo iba gastando de poco en poco para que su señor no sospechara.

Y cuando tuvo que sacar a la nueva piara, estaba deseando que volvieran a aparecer nuevos compradores de cerdos sin cola.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. Tentado por la oferta de unos forasteros, el pastorcillo Pedro Urdemalas vende
   los cerdos de los que cuida, pero ¿con qué condición?
2. Pedro no le explica la verdad a su amo. Según su versión de las cosas, ¿qué les ha
   pasado a los cerdos? En realidad, ¿para qué quería Pedro las colas de los animales?
   ¿Qué le pasa al patrón del pastor cuando intenta rescatar a los cerdos? ¿Funciona, en fin,
   el engaño de Pedro?
3. ¿Cuáles son los rasgos más destacados del carácter de Pedro? ¿Te gustaría ser amigo/a suyo?
   ¿Por qué? ¿Te parece que Pedro obra bien con su amo? ¿Cómo crees que habría reaccionado el
   patrón en caso de descubrir el engaño del pastorcillo?

El príncipe quetzal

  • Autora: Ana Chamorro Benito. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "El príncipe quetzal", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 115-120.
El príncipe quetzal

Esta historia da comienzo en Guatemala, concretamente en el reino de Tzutuahá, donde habitaba una princesa llamada Mactzil. Ella era muy bella, sonriente y feliz, a todo el mundo agradaba.

Un día, se presentó en palacio un trovador, llamado Opichén, que contó una historia que él había visto con sus propios ojos. Se trataba de una princesa maya que adiestró a un pájaro quetzal.

Dicho relató no le pareció creíble a la princesa Mactzil, pero no pudo olvidarse de la historia; se obsesionó tanto que perdió toda su sonrisa y la felicidad que irradiaba. Su obsesión la llevó a escaparse de palacio e ir a buscar al quetzal.

Ya estando en la ruta de las ciudades mayas, en Chiapas, decidió darse un baño. En este preciso momento, ve al quetzal y este se posa en su hombro, la besa y echa a volar.

La princesa no encontraba al pájaro y estaba desesperada, pues habían pasado días y días. Se echó a llorar cuando, de repente, aparece un joven muchacho, que resultó ser el príncipe quetzal. El joven declaró su amor hacia la princesa y, al ser recíproco, se casaron ese mismo día.

El joven matrimonio vivió durante meses en el reino de los quetzales, la princesa Mactzil estaba inmensamente feliz con su marido que, a ratos, era hombre y, a ratos, pájaro. Hasta que un día empezó a extrañar su hogar y estaba triste todo el tiempo.

Finalmente, se mudaron a Tzutuahá para que la princesa estuviese feliz.

En Tzutuahá todo iba bien hasta que Mactzil tuvo un sueño donde los quetzales querían de vuelta a su príncipe. Ella temía el hecho de que su marido la abandonase, así que decidió no perderlo nunca de vista, ya que, al ser medio pájaro, la libertad era su forma de vida y en cualquier momento podría escaparse.

El príncipe se dio cuenta de que estaba siendo vigilado por la guardia real y por su mujer. Esto le entristeció enormemente, pues siempre había vivido en libertad.

Un día, se escapó sin ser visto al jardín. De la nada, aparecieron tres hombres quetzales y le rogaron que volviese con ellos, pues sin él no tenían rumbo. El príncipe decidió volver con los quetzales, pero antes pasaría la última noche con Mactzil. Esa noche, le demostró a su esposa cuánto la quería, se lo repitió miles de veces.

Cuando la princesa se durmió este se transformo en quetzal, pero antes de irse quiso besarla una última vez. Ella se dio cuenta y llamó a los guardianes para que atrapasen al quetzal y ellos le cortaron las alas para que no se pudiese escapar. El príncipe estaba tan triste y afligido que se le rompió el corazón.

Y Mactzil murió a los dos días, arrepentida, ya que se dio cuenta del gran error que había cometido.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. La princesa Mactzil quiere encontrar un quetzal, y lo busca de forma obsesiva. ¿De dónde
   le ha nacido ese deseo? ¿En qué momento se hace realidad el sueño de la princesa? Sin embargo, ¿por
   qué decide Mactzil abandonar los bosques donde es tan feliz al lado de su esposo?
2. La hermosa Mactzil empieza a sufrir por culpa de un sueño premonitorio. ¿Qué sueña? ¿Por
   qué decide mantener encerrado a su esposo? ¿Qué sentimientos experimenta entonces el príncipe quetzal?
3. Un día, aparecen unos jóvenes en palacio. ¿Qué es lo que quieren? El príncipe planea con detalle
   su huida, pero ¿qué error comete en el último momento? ¿Con qué doble tragedia acaba el cuento? ¿Qué
   frase, pronunciada por Mactzil al principio de la historia, se confirma en este momento?
4. De los dos protagonistas del cuento, ¿cuál dirías que es más generoso y por qué? ¿En qué
   se equivoca la princesa Mactzil? Se arrepiente en algún momento de su error? En cuanto al
   príncipe, ¿crees que hace bien al huir del palacio en secreto? ¿Qué habrías hecho tú en su lugar?
5. La princesa confía a ciegas en un sueño que considera premonitorio. ¿Crees que los
   sueños pueden anticiparnos cosas del futuro? ¿Sabes de alguien que haya tenido un sueño premonitorio?
   Si es así, cuenta qué es lo que soñó y en qué momento se hizo realidad. En todo caso, ¿te parece
   oportuno tomar decisiones importantes guiándonos por lo que uno sueña? ¿Por qué?
6. El quetzal es uno de los pájaros más representativos de América Latina. Busca información
   sobre él. ¿En qué países habita este hermoso pájaro? ¿Cuáles son sus principales características
   físicas? ¿Y sus costumbres? ¿Para qué usaban los nobles las plumas del quetzal en el México
   antiguo? ¿Es el quetzal un pájaro fácil de capturar? ¿Sabes si es cierto lo que dice Mactzil,
   es decir, que si se encierra a un quetzal acaba por morir?
7. La mitología americana relaciona al quetzal con un hijo de los dioses que tenía rostro
   de neblina y negra cabellera. Investiga quién era Kuk y por qué acabó convertido en pájaro.

El amigo del cóndor

El amigo del cóndor
  • Autora: Irene Val. 1º Bachillerato BH. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "El amigo del cóndor", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 127-132.

Esta historia trata sobre cómo llegaron a nosotros los árboles, plantas y frutos a la Tierra.

El Creador decidió hacer un banquete e invitar a todos los animales de la Tierra. El cóndor, que estaba muy entusiasmado, empezó a practicar meses antes para asegurarse que llegaría hasta el Cielo, donde vivía el Creador y donde se realizaría el banquete.

El día del banquete, se encontró al zorro. En el pasado, habían sido amigos, hasta que el cóndor se dio cuenta de lo mentiroso y maleducado que era. El zorro le insistió para que lo llevara volando hasta el Cielo y, finalmente, el cóndor, como era muy amable, aceptó. Pero le hizo prometer que no haría nada irrespetuoso durante la velada.

Apenas servida la cena, el zorro empezó a comer del plato de los demás y a exigir más. Todos los animales se asquearon, al ver lo maleducado que era.

Como el zorro no había cumplido su promesa, el cóndor no lo llevó de vuelta. Al zorro no le importó, ya que en el Cielo había praderas, árboles... Pero luego se dio cuenta de que no había animales a los que cazar y se tuvo que alimentar de insípidos frutos.

Al final, decidió bajar del Cielo con una cuerda. Cuando estaba ya al final del descenso, se encontró con una bandada de loros. Estos le preguntaron quién era y el zorro contestó que era Dios. A los loros les hizo mucha gracia, ya que se dieron cuenta de que era solo un animal; además, al poco, reconocieron que era el zorro maleducado del banquete y, para darle un escarmiento, cortaron la cuerda por la que descendía. El zorro cayó y se rompió en mil pedazos, dejando caer las semillas que se había comido.

Y gracias a eso, hubo en la Tierra árboles y plantas.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. ¿Por qué se niega el cóndor en primer lugar a llevarlo al Cielo? ¿Con qué condición
   acepta? ¿Por qué el cóndor vuelve solo a la Tierra?
2. ¿Por qué el zorro decide regresar a la Tierra tras pasar un tiempo en el Cielo? ¿Por
   qué se estrella contra la Tierra? ¿Qué consecuencias tiene ese accidente?
3. ¿Cómo sabemos que el cóndor es responsable? ¿Y que el zorro no es de fiar? ¿Por qué crees
   que el zorro engaña a los loros? ¿Crees que el zorro es malvado? ¿Y que se merecía
   el final que tuvo? ¿Por qué?
4. ¿Has incumplido alguna vez una promesa? ¿Cómo te sientes cuando alguien falta a su palabra?
   ¿Crees que es importante que la gente no falte a su palabra?
5. ¿Qué opinas, el cóndor hace bien al llevar al zorro? ¿Le darías una segunda oportunidad
   a alguien que te ha hecho una trastada?

El cazador vanidoso

La flecha mágica
  • Autora: Noemí Polo. 1º Bachillerato C. Curso 2020-2021.
  • Fecha: Enero de 2021.
  • Fuentes consultadas: "El cazador vanidoso", leyenda (en) Ballaz, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América Latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña", pp. 133-136.

La leyenda cuenta la historia de un cazador que decide ayudar al duende del bosque, llamado Curupí, a sacarse una espina de la planta del pie.

El duende, como agradecimiento, le obsequia con una flecha mágica con la que puede cazar todo animal que se proponga siempre y cuando respete la condición de no cazar por placer, sino que siempre deberá cazar con el propósito de alimentar a su familia.

Gracias a la flecha mágica, el protagonista se convierte en el mejor cazador de su pueblo. Al aumentar tanto el número de piezas cazadas por aquel cazador, que en el pasado no se había distinguido precisamente por su buena puntería, sus convecinos comienzan a sospechar.

Finalmente, el mago del pueblo le reta a cazar un colibrí. El cazador, para demostrar su valía, acepta el reto y, cuando se dispone a cazar al colibrí, la flecha se le desvió al corazón y lo asesino.

El cazador murió debido a que el duende le castigó por haber incumplido su promesa.

    Algunas preguntas para trabajar esta leyenda:
1. El protagonista de este cuento es un cazador que recibe un regalo. ¿Quién se lo entrega y
   por qué? ¿En qué consiste el regalo? ¿Qué condición debe respetar el cazador a la hora de usarlo?
2. La buena puntería del cazador despierta las sospechas del brujo de la aldea. ¿Qué trampa le tiende
   el brujo al cazador? ¿Cómo muere el protagonista? ¿Qué advertencia se cumple entonces?
3. A lo largo del cuento, el cazador demuestra una característica positiva y otra negativa.
   ¿En qué momento se hace evidente que es sensible y generoso? En cambio, ¿qué defecto lo conduce
   a la perdición?
4. El protagonista del cuento se convierte  en un espléndido cazador  gracias a la magia, pero precisamente
   por eso acaba mal.  Y es que ¿qué debemos hacer en realidad si queremos ser los mejores en algo?
5. A menudo se dice que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos. ¿Cómo se demuestra esa afirmación
   en el cuento? En tu opinión, ¿qué tendría que haber dicho el cazador cuando el brujo lo desafía?
6. El minumbí o colibrí es un pájaro minúsculo originario de América. Atravesarlo con una flecha parece
   extraordinariamente difícil por dos razones: es muy pequeño y vuela muy deprisa. Averigua cuál es
   el tamaño del colibrí y qué velocidad puede alcanzar cuando vuela. ¿Sabes de dónde saca el colibrí
   las fuerzas que necesita para agitar sus alas tan deprisa?
7. El reto que el brujo le propone al cazador es tan original como complejo. ¿Qué otros desafíos difíciles
   se te ocurren que podríamos proponerle al cazador?

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José, "Tema 4. Literatura medieval", en Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, pp. 54-76.
  • IBORRA, Enric, "Tema 3. Literatura medieval", en Literatura universal. Bachillerato. Alzira, Algar, 2016, pp. 54-84.
  • BALLAZ, Jesús: La laguna de oro y otras leyendas de América latina. Barcelona, Vicens Vives, 2020, col. "Cucaña".

Otras preguntas de la Wikimpace relacionadas con el tema: Edad Media española y europea

Otras preguntas de la Wikimpace relacionadas con el tema: siglo XV - Prerrenacimiento español y europeo

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (diciembre 2017): Letraherido, Soraya Fuentes, Sabrina Yahi, Sandra Heredia + alumnas de 1º Bachillerato C, curso 2020-2021.
  • Revisiones, correcciones: Letraherido