Las literaturas orientales: Mesopotamia

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

La literatura mesopotámica

Mesopotamia, región situada "entre ríos", que es lo que significa su nombre, se ubica en Asia entre los ríos Tigris y Éufrates. Fue desde muy pronto una de las regiones más ricas de la Antigüedad. La agricultura y la cría de animales proliferaron en aquellos territorios muy pronto. Y los habitantes se organizaron enseguida en ciudades, con palacios para los reyes y templos para los dioses. Todo esto favoreció el comercio, y para facilitar este se inventó la escritura: los primeros registros mercantiles de la humanidad. Ello ocurrió unos cinco mil años antes del nacimiento de Cristo. La invención de la escritura fue tan importante en la historia de la humanidad que la leyenda atribuye su creación a los dioses.

Los primeros caracteres eran dibujos para representar conceptos: uno para la palabra "oveja" y otro para indicar el número de ovejas. Se grababan en tablas de arcilla, con unas cañas en forma de punta. Así, vendedores y compradores se entendían mejor. Con el paso del tiempo, esta escritura evolucionó y se perfeccionó. Los dibujos que representaban los árboles, las ovejas, los hombres o mujeres, se estilizaron tanto que se convirtieron en símbolos, más simples, representaciones abstractas del concepto. Ya no era posible reconocerlos y había que aprender su significado. Así nace el oficio del escriba o funcionario, que iba a tener gran importancia en muchas culturas antiguas y que ocuparía en muchas de ellas un elevado rango social.

Con la invención de la escritura cuneiforme hacia el 3000 a. de C., apareció la primera literatura que conocemos, la de sumerios, acadios, babilonios y asirios. El imperio de Sumer desapareció pronto, pero el sumerio siguió usándose como lengua de cultura por todas las culturas mesopotámicas hasta la conquista de Babilonia por los persas en el 539 a. de C.: acadios, babilonios y asirios utilizaron la escritura cuneiforme. Como en Egipto, los escribas eran los exclusivos poseedores de la magia de la escritura y formaban un importante grupo social.

De aquellos lejanos tiempos mesopotámicos, conservamos algunos textos muy valiosos culturalmente, pero no estrictamente literarios. Escritos más bien de carácter patriótico o jurídico-administrativo, destinados a reforzar la conciencia nacional y religiosa, a destacar las hazañas bélicas de los reyes o a recopilar las obligaciones de los súbditos, como el famoso...

Código de Hammurabi

Es una estela negra donde se grabaron 300 artículos con derechos y deberes de los habitantes del Imperio babilónico. Data del 1800 a. de C. y su principio básico es la conocida ley del Talión ("Ojo por ojo, diente por diente"). Veamos algunos ejemplos:

   "1. Si un señor acusa a otro señor y presenta contra él denuncia de homicidio, pero no la puede probar, su acusador será castigado con la muerte. (...)
   3. Si un señor aparece en un proceso para presentar un falso testimonio y no puede probar la palabra que ha dicho, si el proceso es un proceso de pena capital tal señor
será castigado con la muerte. (...)
   6. Si un señor roba la propiedad religiosa o estatal, ese señor será castigado con la muerte. Además el que recibió de sus manos los bienes robados será también castigado con la muerte. (...)
   15. Si un señor ayuda a escapar por la gran puerta de la ciudad a un esclavo estatal o a una esclava estatal o a un esclavo o esclava de un subalterno recibirá la muerte.
   16. Si un señor dio refugio en su casa a un esclavo o esclava fugitivos, pertenecientes al Estado o a un subalterno y si no lo entregó a la llamada del pregonero, el dueño de la casa
recibirá la muerte. (...)
   26. Si un oficial o un especialista militar que había recibido la orden de partir para una misión del rey, no fuese a la misma o alquilase un mercenario y le enviase en su lugar,
ese oficial o ese especialista militar recibirá la muerte; el denunciante del hecho tomará su hacienda.
   109. Si una tabernera, en cuyo establecimiento unos conspiradores se reúnen para conspirar, no apresa a unos conspiradores y no los conduce al palacio, la tabernera recibirá la muerte. (...)
   195. Si un hijo ha golpeado a su padre, se le amputará la mano.
   196. Si un señor ha reventado el ojo de otro señor, se le reventará su ojo.
   197. Si un señor ha roto el hueso de otro señor, se le romperá su hueso.
   198. Si ha reventado el ojo de un subalterno o ha roto el hueso de un subalterno, pagará una mina de plata."

Otras narraciones historiográficas

Hay también en Mesopotamia unos Anales ordenados cronológicamente, narraciones falsas, hiperbólicas, que exaltan al rey como feroz guerrero y se deleitan contando como mata con saña a sus enemigos. Existen igualmente unas Epístolas a los dioses, donde las expediciones militares se presentan interesadamente no como formas de saqueo, sino como ofrendas a las divinidades asirias, especialmente a Asur.

Es curioso observar que, ya desde los primeros tiempos de la literatura, esta se confunde con la política y la propaganda.

Las epopeyas mitológicas: el Poema de Gilgamesh y el Enuma elis

El género épico tuvo sus primeras manifestaciones en Mesopotamia, con epopeyas como:

  • El Enuma elis o Poema de la Creación (h. 1200 a. de C.), sobre el origen del mundo, contado como una lucha entre el Caos y el Cosmos. Fue muy conocido en Babilonia, pues se recitaba siempre para celebrar la llegada del año nuevo. El protagonista es el dios Marduk, que derrota a Tiamat, encarnación del Caos. Marduk trocea en dos mitades el cadáver de Tiamat y así crea el Cielo y la Tierra. Y con su sangre, mezclada con arcilla, moldea al hombre. Un mito este, el de la creación humana, muy similar al del "soplo divino" del que nos habla la Biblia.
  • El Poema de Gilgamesh (h. 2500-200 a. de C.), dividido en doce tablillas o cantos, escrito según las normas de la poesía babilónica, que no poseía ni rima ni metro, pero sí ritmo, el cual se conseguía gracias al paralelismo y la repetición. Este poemas es la obra literaria más importante del Antiguo Oriente Próximo, y está cercana a los sentimientos modernos de amistad, dolor, poder, muerte, búsqueda de la inmortalidad... El poema usa la mitología para expresar las inquietudes humanas, como después harán también los griegos.

Gilgamesh era el rey déspota de la ciudad de Uruk, pero los dioses (especialmente Aruru, diosa de la creación), atendiendo a las súplicas de los súbditos de Gilgamesh, decidieron crearle un antagonista: Enkidu, un ser salvaje y primitivo que vive con las bestias. Enkidu llega a la ciudad y se enfrenta a Gilgamesh, pero ambos rivales se hacen amigos, viajan juntos y viven grandes aventuras. Cuando vuelven a Uruk, la diosa Ishtar se fija en Gilgamesh y quiere seducirlo, pero él la rechaza porque recuerda su anterior vida disipada y que todas sus amantes han acabado mal. Entonces, Ishtar se enfada con Gilgamesh, que la ha despreciado, y pide a su padre que envíe al Toro Celeste para destruir Uruk. He aquí el texto (tablilla VI del Poema):

   "La gran diosa Ishtar puso sus ojos en la gran belleza de Gilgamesh:
   “¡Eh, Gilgamesh, sé mi amante,
hazme el don de tu amor!
Serás mi esposo y yo seré tu esposa;
hará atalajar para ti un carro adornado de lapislázuli y de oro:
sus ruedas son de oro y los cuernos de electro;
cada día uncirás a él grandes caballos.
Entrarás en nuestra casa bajo la fragancia de los cedros. 
Cuando entres en nuestra casa,
los que están sentados en los tronos besarán tus pies,
se inclinarán ante ti los reyes, los príncipes y los señores;
los montañeses y la gente del llano te ofrecerán sus tributos;
tus cabras serán fértiles y tus ovejas parirán mellizos;
tu asno irá más cargado que tu mula;
tus caballos de .carrera serán famosos
y tus bueyes, bajo el yugo, no tendrán rival”.
   Gilgamesh abrió la boca y dijo
estas palabras a la divina Ishtar:
   “¿Y qué tendré que darte si me caso contigo?
¿He de darte aceite para ungir tu cuerpo y vestidos,
pan y vituallas?,
¿alimento para tu divinidad?,
¿bebida que convenga a tu realeza?
¿Qué ganaría yo casándome contigo?
No eres más que una ruina que no da abrigo, 
una puerta que no resiste a la tormenta,
un palacio que los héroes han saqueado,
una trampa mal disimulada,
pringue que ensucia a quien la toca,
un odre lleno de agua que moja a su acarreador,
un trozo de cal que se desprende de la muralla,
un amuleto incapaz de proteger en país enemigo,
una sandalia que hace tropezar a quien la calza.
¿A qué amante has sido fiel?
¿Cuál de tus pastores te ha gustado siempre?
¡Acércate! Te leeré la interminable lista de tus amantes."
(...)
   Al oír Ishtar estas palabras
enfureciose y subió al cielo.
La diosa Ishtar fue a ver al dios Anu, su padre,
y a la diosa Antu, su madre, y dijo:
“Padre mío, Gilgamesh me ha llenado de insultos.
Gilgamesh me ha echado en cara mis turpitudes,
mis turpitudes y mis hechizos”. 

Los dos amigos, Gilgamesh y Enkidu, matan al Toro Celeste, pero, como castigo, los dioses condenan a muerte a Enkidu.

Gilgamesh, consciente de su debilidad como ser humano, decide ir a buscar a la única persona que ha conseguido ser inmortal, Utanapishti, sobreviviente del Diluvio. Viaja así hasta los confines de la tierra. Utanapishti le cuenta una historia maravillosa y le habla de la gran arca que construyó para salvarse del Diluvio, en la que embarcaron él y su familia y todos los animales que pudo llevar, una historia muy parecida a la del Noé de la Biblia. También revela a Gilgamesh la existencia de una planta que no concede la vida eterna, pero sí tiene el poder de rejuvenecer a quien la posee. Así que Gilgamesh consigue la planta maravillosa. Pero cuando vuelve a Uruk, mientras se baña, una serpiente se la roba. Gilgamesh reconoce entonces la inutilidad de su empresa y se resigna a no ser inmortal.

El Poema de Gilgamesh presenta unas asombrosas coincidencias con el relato bíblico. También resulta de gran modernidad, porque muestra los sentimientos humanos: la amistad, el amor, la venganza..., y reflexiona sobre las limitaciones del ser humano ante el destino final que es la muerte. He aquí unos fragmentos donde queda claro el fracaso de Gilgamesh:

Poema de Gilgamesh
"¿A donde vas, Gilgamesh?
La vida que tú buscas
nunca la encontrarás." 
(Tablilla X, columna 1)
Cuando los dioses crearon a los humanos
destinaron la muerte para ellos,
guardando la vida para sí mismos.
Tú, Gilgamesh, llénate el vientre,
goza de día y de noche.
Celebra cada día una alegre fiesta,
danza y juega día y noche.
Ponte vestidos flamantes,
lava tu cabeza y báñate.
Atiende el niño que te toma de la mano y alégrate.
Deléitate abrazando a tu esposa.
Pues éste es el destino del hombre. 
(Tablilla X, columna 3)

Bibliografía, webgrafía

Literaturas orientales

  • CALERO HERAS, José, "Tema 1. Literaturas orientales", en Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, pp. 9-19.
  • IBORRA, Enric, "Tema 1. Antigüedad (I): Literaturas orientales", en Literatura universal. Bachillerato. Alzira, Algar, 2016, pp. 7-32.

Trabajos de los alumnos

India

  • Salman Rushdie, PPoint de Mercedes Iscar. 1º Bachillerato B. Curso 2015-2016.
  • Indira Gandhi, PPoint de Soraya Fuentes. 1º de Bachillerato C. Curso 2017-2018.
  • Kenizé Mourad, PPoint de Ana Benaque 1º Bachillerato B. Curso 2015-2016.
  • Arundhati Roy, PPoint de Elena Gabás. 1º Bachillerato B. Curso 2015-2016.
  • Vicente Ferrer, PPoint de Madelín Panoluisa. 1º de Bachillerato C. Curso 2017-2018.

Turquía

  • Orhan Pamuk, PPoint de Nacho Jiménez. 1º Bachillerato B. Curso 2015-2016.

China

  • CHINA-datos. Trabajo de María Carmona. 1º de Bachillerato C. Curso 2017-2018.
  • Mo Yan, Power Point de Sandra García. 1º Bachillerato D. Curso 2016-2017.

Japón, Filipinas

  • Filipinas. Trabajo de May-Ann de la Reyna. 1º Bachillerato B. Curso 2018-2019.
  • Haruki Murakami, PPoint de Laura Pacheco. 2º Bachillerato A. Curso 2015-2016.

Cultura árabe

  • El Corán, Power Point de Fátima Taktak. 2º Bachillerato A. Curso 2014-2015.
  • Fátima Mernissi, PPoint de Fátima Taktak. 2º Bachillerato A. Curso 2014-2015.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (abril 2019): Letraherido.
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.