''Los santos inocentes'' (1981): Texto 6 y pregunta anexa (Los grandes temas)

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar
   ¡es la milana, señorito!, ¡me ha matado a la milana!,
y el señorito Iván tras él, a largas zancadas, la escopeta abierta, humeante, reía,
será imbécil, el pobre, [...]
   ¡no te preocupes, Azarías, yo te regalaré otra milana!,
pero el Azarías (...) sostenía el pájaro agonizante entre sus chatas manos (...) e, inclinado sobre él,
sollozaba mansamente

Pregunta - Señale en un par de líneas QUÉ SUCEDE en el pasaje copiado a continuación. A continuación, PONGA EN RELACIÓN el epígrafe «Los grandes temas en Los santos inocentes (justicia e injusticia, maldad e inocencia)» con la actitud del Azarías e Iván a lo largo de la obra

   NOTA: Desarrollaremos aquí principalmente la primera parte de la pregunta. Para la respuesta a la segunda parte, el desarrollo
del epígrafe sobre los grandes temas en Los santos inocentes, puede verse la pregunta de la Wikimpace
Los grandes temas (justicia e injusticia, maldad e inocencia).

Criterios específicos de corrección

El alumno debe ser capaz de identificar el fragmento como perteneciente al final de la novela, poco antes del trágico desenlace. El señorito Iván, que venía "quemado" después de un día de caza sin cobrar piezas, ve venir a la Milana hacia Azarías y prepara su escopeta para disparar. A pesar de los avisos del "inocente" Azarías, que le advierte que no tire, el señorito mata al pájaro y Azarías se queja trágico. Pero Iván es incapaz de comprender su pena. Para él, da lo mismo un pájaro que otro, no entiende el sufrimiento de su criado, al que incluso tilda de "imbécil".

Este hecho es el que traerá como consecuencia la venganza del retrasado, que asesinará a su señorito. En el fragmento se contrastan muy bien las actitudes de los dos personajes: el dolor de Azarías, que llora y acaricia a su Milana moribunda, y la insensibilidad y crueldad de Iván, que se ríe, incapaz de entender el drama que ha producido.

En cuanto a la pregunta teórica, el alumno deberá referirse a los grandes temas que trata la novela, haciendo especial hincapié en el dominio abusivo de los señores sobre los campesinos y la indefensión de los desposeídos frente a la maldad con que los poderosos ejercen su superioridad sobre quienes los rodean serviles. En particular, deberá tratar las dicotomías justicia-injusticia y maldad-inocencia.

Podrá partir, por ejemplo, del propio título de la novela, explicando las sugerencias cristianas que tiene: alusión a la onomástica del día 28 de diciembre, la historia del martirio de tantos buenos cristianos, apelación a la rectitud de conciencia, etc. Y podrá relacionarlo con el humanismo cristiano que practicaba Delibes, con el humanitarismo del escritor, que lo asemeja a otros autores como, por ejemplo, el Charles Dickens de Canción de Navidad.

Deberá hablar también de la ambientación extremeña de la obra, junto a la "raya" de Portugal, en el área rural, donde las diferencias entre amos y criados alcanza un nivel cuasi feudal, y cómo eso se refleja en la novela y en sus personajes, particularmente en Paco el Bajo y el señorito Iván o en Azarías y el señorito de la Jara. El alumno puede referirse al desprecio con que Iván trata a Paco y los suyos; o a su capataz Pedro, con cuya mujer, Purita, mantiene una relación adúltera. Pero también debe citar el acto de justicia que comete Azarías al final de la novela al asesinar al tirano. O el comportamiento del Quirce, menos sumiso que su padre. Todo ello pueden considerarse reparaciones por el daño cometido y símbolos de un viento de cambio.

En cuanto a la oposición entre maldad e inocencia, tiene también mucho que ver con el título de la obra. El alumno puede comentar cómo las simpatías del escritor están del lado de los que sufren. Puede hablar de la alianza entre la nobleza -la marquesa-, la Iglesia -el obispo-, los poderes fácticos -el médico- y el régimen franquista; de la presencia de algunos personajes más caritativos, pero inactivos -como la señorita Miriamo el embajador que critica el régimen franquista- y, sobre todo, debe citar a Azarías y la Niña Chica como representantes de esos "santos inocentes" a los que se dedica la obra.

El alumno podrá aludir también a otros grandes temas de la novela, y muy gratos a Delibes, como la relación con la Naturaleza, la caza, la infancia, la presencia de la muerte, el habla rural...

Contextualización del fragmento en Los santos inocentes

El fragmento citado pertenece al final de la novela Los santos inocentes, de Miguel Delibes, concretamente antes del trágico desenlace. En ese momento, el señorito Iván se encontraba enfadado porque no había conseguido cazar en todo el día, y cuando se le presenta la oportunidad de hacerlo, dispara a la Milana, sin tener en cuenta que el ingenuo Azarías le había dicho que no lo hiciera.

Entonces ocurre el fragmento citado, en el cual Azarías lamenta el terrible final de su Milana bonita. Pero a pesar de ello, el señorito Iván no logra entender el porqué de su tristeza, e incluso insiste en que le regalará otra milana. A su entender, es indiferente un pájaro u otro, aunque éste pertenezca a su criado, al que llega a llamar “imbécil”, por mostrarse tan encariñado con una simple avecica.

Este hecho es el detonante para que Azarías ejerza su venganza hacia el señorito, al que acabará asesinando unas páginas más allá de este fragmento, dando así fin al relato.

En esta parte de la novela se pueden contrastar muy bien las conductas y formas de actuar de los dos personajes: el dolor de Azarías, que solloza por la pérdida y acaricia a su Milana, agonizante, y la insensibilidad, la frialdad y la crueldad de Iván, que se ríe en esos momentos tan duros para Azarías, incapaz de entender la infortunada situación.

El narrador deja claro por quién están sus simpatías en esta historia. Delibes apostó siempre por un cristianismo social en defensa de los humildes y crítico con un sistema que permitía la injusticia y la explotación de los de abajo.

Bibliografía y webgrafía

Trabajos de los alumnos


Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (mayo 2020): Marta Herranz Martín.
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.