''Nada'' (1944): Contexto literario de la novela

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

Nada se sigue considerando aún hoy la obra maestra de Carmen Laforet, una autora de obra más bien corta que guardó muchos años de silencio creativo tras publicar este libro, entre otras cosas también porque se convirtió en esposa y madre de cinco hijos, lo que le quitaba tiempo para su gran vocación de escribir.

Carmen Laforet es considerada hoy día una de las grandes narradores del siglo XX en España. Su obra ha recibido elogios de Juan Ramón Jiménez, Azorín, Ramón J. Sender, Pedro Laín Entralgo, Melchor Fernández Almagro, José María de Cossío, Miguel Delibes, Francisco Ayala, Carmen Martín Gaite, Josefina Aldecoa, Rosa Regàs, Rosa Montero, Carme Riera, Soledad Puértolas...

Se ha caracterizado a Carmen Laforet y su novela con las siguientes palabras: "talento literario", "autobiografía", "realismo", "prosa poética"

Después de la publicación de Nada y del éxito por la concesión del premio Nadal, Carmen Laforet tuvo que afrontar tres problemas:

a. El éxito dejó asustada a la autora ("una orgullosa espantada", diría años más tarde). Laforet tenía 23 años cuando escribió la novela.

b. La filiación autobiográfica de la obra fue la razón por la cual hubo de lidiar con los desafectos de la familia que la había acogido.

c. La maternidad. Carmen Laforet se casó con el crítico Manuel Cerezales, uno de los primeros lectores de su novela y quien le ayudó a publicarla.

Pregunta 1 - La fama prematura ¿puede ser un freno para la creación? Explique los pros y contras de tener un éxito rápido en el mundo literario o artístico

  Responde: David Alcayne

Si se gestiona bien, no. Es cierto que ser famoso puede llegar a traerte beneficios y perjuicios, cosas muy positivas, pero también negativas. Crecer en estos mundillos significa dejar muchas ideas atrás, incluso ni sabiendo en qué te has convertido para llegar a ser popular o hasta dejar atrás tu esencia.

Por una parte, ser famoso te otorga el reconocimiento social, posibles colaboraciones muy atractivas, productos patrocinados, dinero e incluso "amigos".

Por otro lado, la parte mala de esto es que puedes ser muy odiado por los demás, ataques sin sentido con tal de hacerte sufrir, actividades normales que hacías antes ahora pueden ser vistas de mala manera...

Si quieres llegar a ser famoso, da igual el tópico que sea, vas a recibir siempre noticias tanto malas como buenas.

Como he mencionado antes, una buena gestión del éxito y una mentalidad muy fuerte te harán triunfar si haces las cosas bien.

Pregunta 2 - ¿Hasta qué punto es lícito que el autor convierta en materia literaria a personas de su entorno y que sus obras reflejen el mundo que le rodea?

   Responde: Marcos Allué.

Me parece lícito, porque la autora, aunque parezca que su novela es autobiográfica, no lo es, aunque sí es reconocible la realidad que vive ella en su familia, denunciando la miseria, el hambre y el odio que experimenta Andrea, la protagonista de la novela, que se identificaría con Carmen Laforet. La coincidencia de la protagonista con la autora es visible, pues las dos habían vivido en la calle Aribau en Barcelona y las dos sufrieron con los desafectos de la familia que laa había acogido en casa. Andrea vivía allí con su abuela y sus tíos Román, Juan, Gloria, Angustias y, por último, Antonia, la criada.

Nada cuenta cómo es la Barcelona de la posguerra y cómo ve su protagonista, Andrea, que narra en primera persona, los prejuicios y enfrentamientos entre la familia. Andrea se cobija en su amiga Ena, compañera de la universidad, y refleja las dos realidades que vive:

  • una, en la universidad, donde es feliz, y
  • otra, en la casa de sus familiares, donde vive a disgusto, por la amargura y enfrentamientos entre toda la familia.

Pregunta 3 - La maternidad fue un gran obstáculo para la carrera literaria de Carmen Laforet. ¿Cree que es lo mismo en el caso de los autores varones? Justifique su respuesta

   Responde: Paula Aparicio
  • Siempre he pensado que esto nunca puede afectar de la misma manera a hombres y a mujeres. En mi opinión, la maternidad no influye en los hombres tanto como en las mujeres, puesto que éstas son las que, desde el principio de la existencia, se quedan embarazadas y tienen que pasar por este período de nueve meses. Obviamente, los hombres que van a ser padres también tienen sus obligaciones. Pero, como bien he nombrado antes, ellos no tienen a un ser dentro de su cuerpo.
  • Las mujeres deben tener especial cuidado en todos los aspectos y, además, después de ciertos meses de gestación, se ven obligadas a dejar de trabajar o a tomarse un descanso para prestar más atención a su salud y centrarse en su futuro hijo. Supongo que, en los tiempos en que vivió Carmen Laforet, ser madre no se podía evitar con la misma facilidad con que se puede hacer ahora, por lo que más mujeres se verían afectadas en algún momento de su vida de la misma manera en que se vio ella. La autora pasó por estas circunstancias hasta cinco veces y dos de sus hijos fueron posteriormente escritores, Agustín y Silvia Cerezales Laforet.
  • Así que, sin ninguna duda y desde mi punto de vista, el ser madre es un mayor obstáculo que el hecho de ser padre, simplemente por las razones citadas.

Pregunta 4 - Sitúe la novela Nada (1944) en el panorama narrativo de la posguerra española (años 40)

Nada, de Carmen Laforet
   Para ello, lea y resuma esta pregunta de la Wikimpace: La novela española en los años 40 (''La familia de Pascual Duarte'' y ''Nada'').
   Responde: Ada Aranda.

Esta novela sobre todo refleja lo estancada que acabó España después de la guerra civil, tanto en lo referido a la literatura como en lo relativo a la sociedad. El panorama era desolador, muchos autores estaban exiliados. La literatura sufrió la censura, para así tapar, como algunos autores señalaban y criticaban, la política del momento. Se perdieron muchas referencias literarias a causa de la guerra, como por ejemplo Fernando Mora, Pedro Muñoz, José Antonio Primo de Rivera y muchos más.

Al terminar la guerra, se comenzaron a escribir novelas con temática bélica y propósito propagandístico. Por culpa de la incomunicación que sufría la sociedad, los autores no podían hacer más que escribir sobre los problemas de la época, expresando todo lo que sentían y en qué condiciones se encontraba la España del momento.

Todo esto conllevó que, en la siguiente década, los escritores utilizaran mucho más el realismo, ya que se basaban en sus antecesores, aunque algunos de ellos decidieron innovar sobre ese estilo.

Esta novela, Nada, tiene una gran calidad literaria, ya que Carmen Laforet no quería difundir ideas patrióticas, sino reflejar la cruel realidad por la que estaba pasando la sociedad española de la posguerra (años 40) en un relato escrito en primera persona y con tintes autobiográficos.

Pregunta 5 - Consulte la guía de lectura de Nada. Copie la división de la novela en tres partes y señale hasta dónde llega cada parte. La estructura de la novela ¿se corresponde con la clásica de planteamiento, nudo y desenlace? ¿Está la obra bien estructurada?

   Puede ver el documento: Guía de lectura de Nada, de Carmen Laforet.
   Responde: Esther Berrar.

La estructura de la novela corresponde a la división clásica de planteamiento (la primera parte), nudo (la segunda parte) y desenlace (la tercera parte).

En la introducción, la autora relata la llegada de Andrea, una adolescente canaria, a Barcelona, donde residirá con su familia para poder seguir así sus estudios universitarios con mayor comodidad. También trata de las primeras semanas de su vida en la casa de la calle Aribau, donde su familia convive en medio de una atmósfera melancólica y violenta e incierta, tan constante que llega incluso a hacer cambiar el carácter a la protagonista. (Capítulos XIX-XXV, julio-septiembre).

En la segunda parte, Andrea ha conocido a Ena, una compañera de la universidad, y se hacen casi inseparables. Esta amistad libera a Andrea de la presión y la pesadilla que sufre en su casa. Pero de la noche a la mañana, su amiga y ella se distancian. (Capítulos X-XVIII, marzo-junio).

Como tercera parte y desenlace de Nada, Andrea descubre la verdad sobre su tío más enigmático, Román. Recupera la amistad de su amiga y, unos meses más tarde, Ena la aparta de esa casa desquiciada de la calle Aribau, llevándola con ella a Madrid. (Capítulos XIX-XXV, julio-septiembre).

Yo creo que la obra sí que está bien estructurada porque tiene planteamiento, nudo y desenlace, en orden, y cada capítulo pertenece a uno de esas tres partes que he nombrado anteriormente.

Pregunta 6 - Nada es una novela psicológica, descriptiva, de ambientes. ¿Ganaría la obra con más acción? Justifique su respuesta

   Responde: Abril Bueno

En mi opinión, creo que la historia de la obra es demasiado dramática por si sola sin añadirle nada, ya que en ella aparecen varios signos de violencia; entre ellos, por ejemplo, cuando Juan agrade a Gloria y ella llega a pensar en meterlo en un loquero, debido a sus brotes psicóticos que, en ocasiones, estuvieron a punto de matarla. Luego, Román decide quitarse la vida cortándose el cuello con una cuchilla de afeitar.

En general, creo que es la novela es tan trágica que no necesita más acción. No en vano Nada, de Carmen Laforet, pertenece a la escuela narrativa del tremendismo, una moda literaria que se dio en España en los años cuarenta, recién terminada la guerra civil y con un país traumatizado por la contienda fratricida que acababa de vivir. En el tremendismo se narran cosas "tremendas", como su propio nombre indica, y ello refleja el estado de desmoralización y pobreza en que se hallaba la sociedad española. Y todo esto se ve muy bien en las grandes novelas de esta escuela, como La familia de Pascual Duarte, de Camilo José Cela, o como Nada, de Carmen Laforet.

Es por eso por lo que digo que la novela no necesita más acción, porque ya reproduce muy bien el ambiente sórdido y trágico en que transcurría la vida española por aquellos años.

Bibliografía y webgrafía

Trabajos de los alumnos

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (marzo 2020): alumnos de 4º ESO B. Curso 2019-2020.
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.