El teatro en la Edad Antigua: tragedia y comedia en Grecia y Roma

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar
NOTA: En las pruebas EvAU de septiembre de 2017 y de junio de 2018, la pregunta se formuló con el enunciado:
"El teatro en Grecia y Roma: orígenes, géneros dramáticos, la representación. Autores y obras". En las pruebas de junio de 2019
y septiembre de 2019, la pregunta decía: "El teatro en Roma: orígenes, géneros dramáticos, la representación. Autores y obras.
En la prueba de septiembre de 2020, la pregunta fue: Las Artes Escénicas en la Antigüedad: de la Prehistoria a Grecia y Roma:
El edificio escénico en Grecia y Roma. Actor, interpretación y vestuario en Grecia y Roma.

Las artes escénicas en la Antigüedad: de la Prehistoria a Grecia y Roma

En la Prehistoria, las tribus humanas, o grupos nómadas, se juntaban para celebrar danzas y ritos dirigidos por el chamán, que regía los actos religiosos y aplicaba las pócimas medicinales para curar algunas dolencias. Este pre-teatro está a medio camino entre el espectáculo, la religiosidad y la magia, y se basa sobre todo en el ritmo. El rito es una ceremonia que se repite de acuerdo a un conjunto de normas establecidas y que posee un claro significado simbólico para el grupo social que lo realiza. El ritual es la forma primitiva mediante la que se escenifica el conflicto y la danza es el instrumento expresivo del ceremonial en el que los individuos cambian de estatus dentro del grupo.

Podríamos decir que el ser humano reconoció, en primer lugar, el ritmo de la Naturaleza: la alternancia del día y la noche, la sucesión de las estaciones, de la vida y la muerte, de la vigilia y el sueño, el batir del corazón… El ritmo manifiesta un orden previsible; de ahí se pasa a la expresividad corporal y gestual del ser humano, a la noción de creatividad asociada al movimiento.

El arte corporal refuerza el grupo y aumenta la sensación de seguridad frente a los peligros exteriores: las inclemencias del clima, la agresividad de los animales salvajes... La danza está directamente relacionada con nuestra necesidad de comunicación como especie y con el desarrollo de nuestra memoria colectiva. Así, la expresión del cuerpo pudo hacerse cada vez más compleja, al tiempo que se iba desarrollando la complejidad lingüística de los primeros seres humanos.

Como descendientes de los primates, aprendimos mediante imitación: la repetición de gestos y actitudes fue el primer sistema de transmisión emocional. Gracias a nuestra evolución, conseguimos erguirnos como bípedos, así se potenció nuestra expresividad facial, nuestra manera de mirar el mundo. Y quedaron libres brazos y piernas. Sobre todo, pudimos desarrollar la capacidad prensil de la mano.

Las artes escénicas están relacionadas con la magia. En las sociedades primitivas, música y danza, indisolublemente unidas por el componente rítmico, desempeñaron una importante función social en la celebración de actos rituales que unían a la comunidad y establecían un orden social de reparto de tareas.

La danza primitiva fue un instrumento de fortalecimiento de los lazos grupales y vehículo de expresión del rito. El vestuario se realizaba con pieles de animales o elementos vegetales. Y también había máscaras, con significados simbólicos. El ritual servía para facilitar la caza, invocar el éxito en la guerra, infundir valor, brindar protección mágica a los combatientes, rendir culto a los poderes de la naturaleza, celebrar el paso oficial de la adolescencia a la vida adulta, provocar la lluvia, asegurar la fertilidad de la tierra, curar al enfermo... El ritual se acompañaba de una ceremonia solemne (cantos, danzas, conjuros, instrumentos musicales...) y era una gran metáfora de los deseos humanos.

Las primeras danzas posiblemente fueran celebraciones religiosas o funerarias, en círculo y con brazos en alto, o con aspecto procesional, acompañadas de la voz humana y de rudimentarios instrumentos de percusión o de viento o zumbadores hechos de hueso y blandidos con una cuerda por encima de la cabeza. Los movimientos repetitivos seguramente provocarían estados de ánimo cercanos al trance. Pero además, también había rituales de fecundidad, de guerra y caza. Las máscaras talladas representaban a animales, dioses o espíritus y permitían a los hombres encarnar a otros seres, un juego que marcará la esencia del teatro y su metamorfosis posterior. El fuego sería también una elemento fundamental de la escenografía primitiva.

El tránsito entre los ritos conducidos por el chamán y la representación de ficción, mediante personajes, característica del teatro, será lento y tendrá que ver con la relación del público con el hecho representado.

Nacimiento del teatro y lugares de la representación. Los actores, el vestuario y las máscaras

Origen del teatro griego

El teatro griego tuvo sus origenes en el siglo VI a.C., en las fiestas dionisíacas que se celebraban en honor al dios Dionisos.

Estas fiestas religiosas se efectuaban en la ciudad alrededor de la segunda semana de marzo y en las afueras, hacia septiembre. Duraban cinco días, el primero dedicado a la procesión, el segundo a la representación de cinco comedias y los tres últimos se dedicaban a una competición de tragedias. Cada día un escritor representaba tres tragedias previamente seleccionadas por altos funcionarios. Las obras eran seleccionadas por un jurado en concurso público; los poetas debían presentar tres tragedias y un drama. El vencedor recibía como premio una corona de oro y laureles.

Era un espectáculo al aire libre. Comenzaba por la mañana y seguía hasta la puesta de sol. El número de actores nunca llegó a ser superior a cuatro; el coro lo formaban quince personas en las tragedias y veinticuatro en las comedias. No había actrices: los papeles femeninos eran desempeñados por hombres. Los actores trabajaban en un escenario, que era una especie de plataforma cerrada hacia atrás por un muro. Vestidos con ropas suntuosas en las tragedias y vulgares para las comedias, los actores se ponían una máscara con rasgos exagerados, con lo cual la voz adquiría mayor sonoridad.

Los géneros dramáticos mayores, la tragedia y la comedia, nacen desde el principio como entes escénicos diferenciados, con diferente argumento, distinto tono, distinto vestuario y distinto efecto sobre el público. Aristóteles, en la Poética, consideró que la tragedia perfecta era el Edipo, rey, de Sófocles, y por eso esta obra ha tenido una gran trascendencia en la historia teatral de Occidente. Las ideas de Aristóteles fueron seguidas por otros tratadistas, entre ellos el latino Horacio, quien, en su Epistula ad Pisones, consiguió una de las preceptivas más importantes de la literatura occidental.

Tradicionalmente, para explicar el origen del teatro se recurre a la historia de Tespis y su carro. Tespis es el padre de la tragedia, un legendario personaje de la Antigua Grecia que iba por los pueblos montando en un carro y llevando su arte. Algo parecido a lo que, muchos siglos más tarde, hizo Federico García Lorca, con su compañía "La Barraca", apoyada por la Segunda República española.

Lugar de representación: el edificio escénico

Todos los grandes teatros se construyeron a cielo abierto. En un principio se utilizaba un espacio circular de tierra lisa y compacta denominado «orchestra» en cuyo centro se ubicaba un altarthymile»), donde se sacrificaba un cordero en honor del dios Dionisos.

Más tarde se construyeron edificios adyacentes de madera para que los actores se vistieran y gradas para el público aprovechando generalmente la ladera de una colina. Segun iba pasanso el tiempo, los teatros fueron cambiando, el tamaño del altar fue disminuyendo hasta salir fuera de la «orchestra» que quedó reservada para el coro, se construyó un escenario elevado o «proskenion» donde los actores realizaban la representación, una «skené» o caseta para que los actores se cambiaran de máscaras e indumentaria y las gradas se construyeron de madera o de piedra.

Las partes de un teatro griego clásico son las siguientes:

  • «Orchestra»

Del griego «orcheisthai», bailar.

Espacio circular o mayor de un semicírculo de tierra lisa y compacta, situado al aire libre, donde el coro bailaba y cantaba.

Los miembros del coro entraban en la «orchestra» por unos pasillos denominados «parodoi».

  • «Skené»

Zona de forma rectangular alargada y estrecha con el lado mayor de cara al público situada detrás de la «orchestra» y elevada tres metros por encima de la misma mediante una plataforma de tablas sostenida por una columnata.

En la parte posterior, se ubicaba una construcción de madera que servía a la vez de decorado, de bastidores y de camerinos para los actores.

La parte anterior de la «skené» más cercana a los espectadores se denomina «proskenion» (delante de la escena) y era el lugar donde los actores realizaban la representación.

  • «Koilon»

«Koilon» o graderío significa «lugar desde donde se contempla».

Es el espacio de forma semicircular reservado para el público. Siempre se utilizaba la falda de una colina que se acondicionaba con asientos de madera o de piedra. El graderío se dividía en sectoreskerkís»).

Para facilitar el paso del público, existían uno o dos pasillos semicircularesdiazoma») y escaleras.

La asientos de la primera fila, situada más cerca de la «orchestra», se reservaban para las autoridades y sacerdotes de Dionisos, se construían con mármol y se decoraban con inscripciones.

Un pequeño muro denominado «balteus» separaba las gradas de la «orchestra»

Théatron, orchestra, logeion, skené, theologeion son partes del teatro griego que se mantuvieron largo tiempo.

Actor, interpretación y vestuario en Grecia y Roma

La dramaturgia es el conjunto de reglas o técnicas para escribir obras teatrales. La Poética, de Aristóteles, es el primer tratado normativo y habla de la finalidad de la tragedia, su estructura y construcción. También habla de otros géneros literarios que Aristóteles define como epopeya (novela), lírica (poesía) y tragedia (teatro).

Los actores representaban en la escena griega ayudados por unas máscaras, con las que representaban los estados de ánimo: alegría o tristeza, aprobación o desaprobación fundamentalmente. En la dramaturgia helena es muy relevante el papel del coro, dirigido por un corifeo, un personaje colectivo que representa de alguna manera al pueblo o a la opinión pública. Sin embargo, la importancia del coro en el teatro romano es menor y desaparecen también las máscaras.

Las obras representadas exigían distinta forma de representar, pues la tragedia buscaba producir la catarsis entre el público (sobrecogerlo e impresionarlo), mientras que la comedia pretendía básicamente entretener. En el teatro romano tuvo un gran desarrollo el mimo, que exigía dominio corporal y gestual al actor.

El vestuario tenía que ver con estos objetivos diferentes de las obras representadas. En la tragedia, los actores calzaban coturnos, sandalias con tirantes, más señoriales que el soccus (soco o zueco), que se utilizaba en la comedia.

El teatro griego

El teatro griego es la cultura teatral que floreció en la antigua Grecia entre 550 a.C y 220 a.C. Se originó un espacio circular al aire libre llamado orchestra, en que le se hacían danzas.

La tragedia griega: Esquilo, Sófocles y Eurípides

Esquilo

Fue un dramaturgo griego. Se le considera como el primer representante de la tragedia griega junto con Sófocles y Eurípides. Nació en el año 524 a.C. en Eleusis (Grecia) en un rica y noble familia. Participó en la vida militar griega, haciéndose protagonista en las batallas de Maratón, Salamina y Platea.

Sus títulos son Los Siete Contra Tebas, Prometeo encadenado, Los suplicantes, Los persas y, sobre todo, la trilogía La Orestiada que está compuesta por Agamenón, Las Coéforas y Las Euménides. Residió en Siracusa cuando ésta estaba regida por el tirano Hierión. Falleció en Gela, Sicilia, en el año 456 a.C. Según cuenta la leyenda, el autor falleció tras caer una tortuga encima de su cabeza al ser arrojada desde el cielo por un águila.

Sófocles

Nació en Colona, localidad cerca de Atenas, en el año 496 a.C. Su familia era adinerada y se dedicaba al comercio. Desde que era un niño, estudió artes y deportes, especialmente música y poesía. Tras ser elegido como director del coro de niños, posteriormente ganó un Festival Dramático, venciendo a Esquilo; de esta manera comenzó a triunfar en una carrera literaria. Ocupó puesto políticos y militares.

Escribió muchos títulos caracterizados por el dramatismo y la complejidad de la trama. De todas estas obras solo se conservan siete tragedias: Áyax, Antígona, Edipo Rey, Las Tarquinias, Electra, Filoctetes y Edipo en Colona. También se conserva Los Sabuesos.

Sófocles esta considerado, junto con Esquilo y Eurípides, como el escritor griego más importante de tragedias.

Falleció en Atenas en el año 406 a.C.

Eurípides

Nació en Salamina, en el año 480 a.C, y murió en Pella, en el año 406 a.C. Fue un poeta trágico griego, de familia humilde. Tuvo como maestros a Anaxágoras, a los sofistas Protágoras y Pródicos, y a Sócrates, cuyas enseñanzas se reflejan en su obra.

Eurípides presentó a un concurso su primera tragedia, Los Pelíadas, que obtuvo un tercer puesto. Se han conservado diecisiete tragedias suyas. Obtuvo cuatro victorias en los festivales anuales que se celebraban en Atenas, por lo que decidió trasladarse a Macedonia para pertenecer a la corte del rey Arquelao, donde, según la leyenda, fue devorado por unos perros.

Sus obras representan un cambio de concepción en el género trágico, de acuerdo con las ideas que se habían tomado de los sofistas. En sus obras se rebaja el tono heroico y espiritual que habían cultivado Esquilo y Sófocles se da un tratamiento más cercano al hombre y la realidad.

El héroe aparece retratado con sus flaquezas y debilidades, dominado por oscuros y secretos sentimientos que le impiden enfrentarse a su destino, del que es liberado por la intervención de los dioses. Otras intervenciones suyas son la introducción de un prólogo en la representación dramática y la asignación de un papel más reducido al coro. En sus tragedias el tratamiento psicológico de los personajes tiene gran profundidad. Eurípides se convirtió en modelo a imitar por los trágicos latinos, y luego su influencia prosiguió durante el neoclasicismo y el romanticismo alemán.

La comedia griega: Aristófanes y Menandro

Aristófanes

Nació en Atenas en el año 444 a.C. y muere en el año 385 a.C. Fue un comediógrafo griego, un ciudadano implicado en la política ateniense: participó en las luchas políticas para la instauración del Partido Aristocrático, mostró su desacuerdo con la manera de gobernar de los demócratas. Se opuso a la guerra del Peloponeso, ya que llevaba a la miseria a los campesinos del Ática en una guerra. Su postura conservadora le llevó a defender la validez de los tradicionales mitos religiosos y no era partidario de una nueva doctrina filosófica.

De sus cuarenta comedias, se conservan únicamente once. Sus comedias se basan en un ingenioso uso del lenguaje, a menudo sarcástico, en las que se combina lo cotidiano con pausadas exposiciones líricas que interrumpen la acción. Sus obras se desarrollan con una estructura definida en la que se alterna el diálogo y el canto.

Presenta a Sócrates en su comedia Las Nubes como un demagogo que se dedica a inculcar insensateces en las mentes de los jóvenes. Consideraba el teatro de Eurípides como una degradación del teatro clásico.

Menandro

Nació en Atenas en el año 342 a.C y murió en el mismo lugar, en el año 292 a.C. Fue un comediógrafo griego, considerado el autor más destacado de la comedia nueva. Fue discípulo del poeta Alexis y del filósofo Teofrasto. Escribió más de cien comedias, de las que solo se conserva una de ellas, El misántropo; del resto, se conservan algunos fragmentos como es el caso de El arbitraje, La mujer de Samos o El hombre de Sición. Mostró un gran dominio de la trama; muchos de sus personajes se convirtieron en arquetipos debido a su fina observación.

El teatro de Menandro se caracteriza por una ambientación urbana, se tratan temas cotidianos. Sus comedias, en cinco actos y separados por intermedios, están escritas en lengua antigua. Sus comedias fueron imitadas por sus contemporáneos, y por los autores latinos Terencio y Plauto. A través de ellos, su estilo pasó al renacimiento europeo.

El teatro romano: orígenes, géneros dramáticos, la representación. Autores y obras.

Criterios específicos de corrección (Universidad de Zaragoza )

El alumno deberá demostrar haber adquirido los conceptos básicos que le permiten ubicar históricamente las distintas tradiciones teatrales y sus componentes, manejando con propiedad todos los conceptos referidos a los elementos que intervienen en la expresión, la comunicación, la interpretación y la representación escénicas, y sin perjuicio de que pueda desarrollar el tema con cierta libertad, en el texto de la respuesta. En ella, no deben faltar algunos aspectos esenciales, como los que siguen:

1) La inevitable comparación con Grecia, su teatro y legado cultural.

2) La controversia entre el posible origen etrusco o griego del teatro en Roma.

3) El peculiar contexto de la sociedad romana: el otium y los ludi.

4) En cuanto a los géneros, de la comedia habrá de referirse a las comedias paliatas y a las togadas. Deberá recordar la estructura de la comedia en prólogo, escenas y los epílogos y exodi. Conviene recordar también el mimo y su trascendencia en la escena romana. Un recordatorio, aun breve, a la tragedia romana, no debe faltar.

En punto a asuntos de representación, debe hablarse de los teatros romanos, del público, actores y autores en general, y del vestuario y las máscaras.

5) En cuanto a los autores, son de inexcusable mención Plauto, Terencio y Séneca.

Introducción: el teatro en Roma

Culturalmente, el teatro romano fue una copia del teatro griego, aunque se ha defendido el origen etrusco del mismo. Los romanos apreciaban el teatro como el gran espectáculo de masas de aquel tiempo, junto con los juegos circenses. El público quería circo (de ahí viene el famoso lema panem et circenses, donde se indica que el vulgo busca satisfacciones bajas, diversión feroz) y teatro. Los romanos distinguían perfectamente entre el nec-otium, el no-ocio o negocio, el tiempo del trabajo, y el otium, el tiempo para el placer y el cuidado personal. Y el teatro encajaba perfectamente como momento de otium: cosa de ociosos, pues. Por el contrario, el circo se acercaba más a lo que los romanos llamaban ludi, juegos, diversiones con un componente único de entretenimiento, pero no formativas, como las actividades del otium, que despejaban la mente, entretenían (caso de la comedia) o sobrecogían (caso de la tragedia y su famoso efecto catártico o depurardor).

Arquitectónicamente hablando, el teatro romano fue una construcción típica del Imperio, en todas las provincias, cuya finalidad era la interpretación de obras dramáticas griegas y latinas. Su modelo arquitéctonico era claro y racional, destacando en la urbs romana y con un cuidado diseño en donde se tenían en cuenta las cuestiones relativa a la acústica y al acomodo desahogago y jerarquizado de los espectadores. En España, el mejor ejemplo de teatro romano lo tenemos en Mérida, Extremadura, donde se siguen realizando todos los años representaciones de los clásicos grecolatinos en un afamado Festival Internacional que atrae a miles de espectadores.

En el terreno de la preceptiva, Horacio, seguidor de la Poética de Aristóteles, escribió una Epístola a los [hermanos] Pisones que se convirtió de hecho en uno de los documentos de teoría literaria más influyente de la Antigüedad. En esta obra dice Horacio que lo cómico necesita un estilo menos elevado y sublime que lo trágico, que en este ha de usarse el coturno, un calzado especial y más caro, mientras que la comedia exige el soco o zueco, calzado humilde y popular. En la tragedia han de tratarse asuntos serios y graves, acciones y obras heroicas hechas por príncipes. Sin embargo, en la comedia pueden representarse enredos femeniles y acciones amorosas.

   Versibus exponi tragicis res comica non vult.
Indignatur item privatis, ac prope socco
Dignis carminibus narrari coena Thyestae
Singula quaeque locum teneant sortita decenter
   ("Los versos de la tragedia no son deseables en el argumento cómico. / El metro bajo que es casi propio del soco hace agravio / a la narración de la cena de Tiestes. /
A cada poema le corresponde su sitio decente".)

Esta prohibición de la mezcla de géneros permaneció vigente muchos siglos, desde Aristóteles y Horacio, al menos hasta el siglo XVII, cuando en España Lope de Vega, en su Arte nuevo de hacer comedias, rompe definitivamente con el estigma de la mixtura trágico-cómica.

La preceptiva literaria griega y romana establecía también que la comedia debía dividirse en prólogo, escenas y los epílogos y exodi. Los autores debían seguir las reglas de arte, no era posible aún la idea de innovación o novedad. El talento se demostraba mejor obedeciendo que haciendo lo contrario. Habría que esperar hasta el Romanticismo (siglo XIX) para que se valorase la originalidad.

La tragedia romana: Séneca

Nació en el año 4 a.C. en Córdoba y muere en el año 65 d.C. en Roma. Fue un filósofo, político, orador y escritor romano conocido por sus obras moralistas. Destacó como pensador intelectual y político, fue la figura predominante de la política romana durante la era imperial. Pasó a la historia como el máximo representante del estoicismo y el moralismo.

Sus obras se pueden dividir en cuatro apartados: los diálogos morales, las cartas, las tragedias y los epigramas. No escribió una obra sistemática de filosofía. Su pensamiento filosófico, sus ideas estoicas se expresan a los largo de toda su obra. Los diálogos son once obras morales escritas en un manuscrito. A excepción del diálogo llamado Sobre la ira, los demás son relativamente cortos.

En el exilio escribió el tratado Sobre la providencia. Otro diálogo de su exilio es De la consolación a Helvia.

Durante el período de retiro de la vida política escribió un libro de Cuestiones naturales, que trata de fenómenos naturales, donde la ética se mezcla con la física. Otra obra suya, escrita en prosa y verso, aislada de sus demás obras, es Apocolocytosis, cargada de crítica política y malicia personal.

La comedia latina: Plauto

Nació en el año 254 a.C. y murió en el 184 a.C. De origen humilde, escribió para divertir al pueblo. De ahí, la rapidez que imprime a la acción, su búsqueda a toda costa de la comicidad y su gusto por la caricatura, más que por los análisis psicológicos.

Trabaja con personajes tipo, que repite constantemente y utiliza una lengua de gran riqueza y colorido, con la que transmite las ideas y el habla del pueblo llano. Sus comedias más famosas son: La olla, Anfitrión y el Soldado fanfarrón. Sus temas, sus situaciones y sus personajes reaparecerán en los grandes cómicos de todos los tiempos, como el inglés Shakespeare o el francés Molière.

La comedia latina: Terencio

Nació en el año 195 a.C. y murió en el 159 a.C. Fue un esclavo africano que logró acumular una gran cultura y triunfar en el teatro. Murió a los 35 años, en un naufragio, cuando hacía una gira por Grecia.

Los asuntos de sus comedias son parecidos a los de Plauto: equívocos de enamorados, argucias de esclavos, intransigencia de padres con las bodas de sus hijos, inverosímiles hallazgos de familiares desaparecidos... Pero él aspiraba a agradar a la gente culta, no al pueblo; por ello, en sus comedias hay más reflexión, más refinamiento en el lenguaje, mayor carga moralizadora y una más precisa caracterización psicológica de los personajes, aunque menor comicidad que en las obras de Plauto.

Su lengua y si estilo siempre fueron tenidos por un modelo de clasicismo; y su obra, más leída que representada, influyó también en muchos dramaturgos posteriores. Escribió La suegra, Los hermanos y El torturador de sí mismo.

Bibliografía, webgrafía

  • CALERO HERAS, José, "Tema 2-Literatura griega y 3-Literatura latina", en Literatura universal. Bachillerato. Barcelona, Octaedro, 2009, pp. 20-52.
  • IBORRA, Enric, "Tema 1. Antigüedad (II): Literaturas griega y latina", en Literatura universal. Bachillerato. Alzira, Algar, 2016, pp. 33-58.
  • AGUASCA, Raquel y otros, "Tema 1. La literatura en la Antigüedad", en Literatura universal. Primero de Bachillerato. Valencia, Micomicona, 2015, pp. 8 a 43.

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción: Sandra Alejandre (enero 2017) y Sabrina Yahi (noviembre 2017).
  • Revisiones, correcciones: Letraherido