La literatura europea del siglo XV

De Wikimpace
Saltar a: navegación, buscar

La literatura del siglo XV marca una transición entre la literatura medieval y renacentista en toda Europa, menos en Italia (donde esa transición ya se había producido en el siglo anterior, el XIV). El Pre-Renacimiento y el Renacimiento son movimientos comunes a todo el mundo occidental, aunque no todos los países evolucionan al mismo tiempo en el arte y las obras puedan mostrar muchas diferencias según la tradición cultural a la que pertenezcan.

El siglo XV también es un siglo de transición en cuanto al consumo de libros, impulsado por la aparición de la imprenta y el auge de la burguesía como nueva clase social dominante, lo que permitió el aumento de lectores y de libros disponibles.

Literatura peninsular

En el período llamado Prerrenacimiento, predominan los temas religiosos en todos los géneros, así como una visión pesimista del lugar del hombre en la tierra. Entre las obras maestras de la literatura, destaca la aparición de La Celestina (1499), de Fernando de Rojas, que supone la aparición del teatro moderno en la Península Ibérica (aunque se ha discutido mucho la cuestión de si La Celestina es o no teatro).

En Portugal, se sigue el modelo de la poesía española, que se combina con el diálogo y el sermón moral, ambos de tradición medieval.

En Galicia, se producen los últimos chasquidos de la lírica medieval que precederán a la decadencia de los llamados siglos oscuros.

Siglo de oro valenciano

Tirant lo Blanc, de Joanot Martorell

A la literatura catalana del siglo XV corresponde el llamado siglo de oro valenciano, debido a que la mayoría de autores exitosos de esta época eran de allí. Supone un periodo de esplendor literario donde aún predominan los cánones medievales, con pequeñas influencias del renacimiento a través de los italianos.

En el campo de la no-ficción, dominan los sermones religiosos.

Lírica valenciana: Ausias March (1397-1459)

En la lírica, se consolida la poesía de los trovadores y los cantos amorosos al modo cortés. El poeta más destacado es Ausiàs March (Valencia, 1397-1459). Sus dos obras principales son Cantos de amor, donde la mujer es un ser real y humano, no idealizado, y Canto espiritual, donde el poeta, casi místico, se arrepiente de sus culpas y quiero morir antes de caer en el pecado.

Prosa valenciana: Joanot Martorell (c. 1410-1465) y Tirant lo Blanc

En prosa, hace fortuna la novela caballeresca por el retrato humano del héroe y la combinación de los aspectos bélicos y amorosos. El nombre más destacado es el de Joanot Martorell (1414-1465) y su Tirant lo Blanc.

Literatura francesa

Se puede caracterizar como plenamente medieval y una imagen general negativa del ser humano en la literatura, influenciada por la guerra de los cien años que enfrentó a Francia con Inglaterra durante todo un siglo (la guerra más larga que ha conocido la historia de la humanidad, con episodios tan conocidos como el de la doncella de Orléans, Juana de Arco).

Lírica medieval francesa: François Villon (1431-?) y el Testamento

En la lírica medieval francesa destaca François Villon (1431-?), quien transmite con gran fuerza la angustia de la vida en su obra Testamento.

Teatro francés: la Farsa de Maese Pathelin (1416)

En el teatro, hay en Francia...

  • Un teatro religioso, donde dominan los misterios (que escenifican temas bíblicos) y las moralidades (obras alegóricas que personifican realidades abstractas como la humildad, el honor, la pobreza, la devoción...).
  • Un teatro profano, donde destaca el género de la farsa, de carácter cómico-satírico, que toma sus temas de los populares fabliaux (hablillas o chascarrillos) previamente preexistentes. La obra maestra es la Farsa de Maese Pathelin (1416), de autor desconocido.

Literatura inglesa

El siglo XV supone el fin de la llamada Middle English literature, o literatura del inglés medio, por la lengua empleada por los autores. Como en otras tradiciones occidentales, en la literatura inglesa del XV predominan los temas religiosos, si bien en poesía se imponen progresivamente los versos de amor profano. En Escocia, se cultiva una poesía deudora.

Renacimiento italiano

Italia, a principios del siglo XV

Italia, con su Quattrocento, se diferencia del resto de países porque cultiva una literatura ya plenamente del Renacimiento y servirá de modelo para el resto en los siglos posteriores. Se marca un cambio de mentalidad hacia el antropocentrismo, así como una exaltación del amor (humano y divino) en todas sus facetas.

Hay una paradoja en Italia, y es que, si bien en lo político es uno de los países europeos que consiguió su unificación nacional más tarde (en el siglo XIX, como Alemania), en lo cultural desde muy pronto (siglos XIV y siguientes) funcionó como un faro para todo el Occidente europeo.

Se redescubre la tradición griega, donde los autores combinarán su labor con otras artes como la ciencia, la política, etc., por su afán de convertirse en homines universalis (hombres universales), genios totales, personas extremadamente cultas. El máximo ejemplo de genialidad lo tenemos en Leonardo da Vinci, poeta, pintor, arquitecto, inventor...

En literatura, destacan los grandes autores italianos Dante (Florencia, 1265-1321), Petrarca (1304-1374) y Boccaccio (1313-1375).

Dante (Florencia, 1265-1321)

Es el primer esritor moderno. En Vita nuova, habla de su "vida nueva" desde que ha conocido a su amada Beatriz, su amor platónico. Ella es una criatura angelical, espiritual, una intermediaria entre Dios y el enamorado. Su obra maestra es sin duda la Divina Comedia, un extenso poema alegórico-religioso escrito en tercetos encadenados de versos endecasílabos, donde se cuenta el viaje imaginado de Dante por el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso. La obra simboliza el viaje del alma humana (Dante) hacia la salvación, apoyada primero en la razón (Virgilio, que hace de guía por el Infierno) y después en la gracia divina (Beatriz, que lo acompaña en su visita al Paraíso).

Petrarca (1304-1374)

Continúa la herencia poética de Dante en su Canzionere, una recopilación de 366 sonetos y canciones, en su mayor parte inspirados por su amada Laura, que aparece muy idealizada. El petrarquismo se convirtió en el modelo dominante en la poesía europea durante varios siglos desde la aparición del Canzionere.

Boccaccio (1313-1375)

Es un gran prosista y en su obra maestra, Decamerón, caracterizada por el realismo (frente al idealismo de la poesía de Dante y Petrarca), se adapta al gusto de la nueva clase social ascendente: la burguesía. Boccaccio retrata el mundo de las pasiones con actitud a la vez jovial y crítica.

Literaturas del norte y del este europeos

En la parte norte del continente se consolida la literatura oral, difundiad por los Meistersinger alemanes (equivalente a nuestros juglares), herederos de los trovadores, pero que mezclan la poesía de canción con un alto componente satírico (es decir, de burla y crítica social).

Los países nórdicos hacen versiones nuevas de las sagas medievales, también de difusión oral, sin que se instalen las influencias modernizadoras -italianas- del sur.

Los textos cristianos de vidas de santos y milagros, que estaban de moda en todo el continente durante los siglos anteriores, siguen siendo populares en estos países y en sus vecinos del este.

Bibliografía, webgrafía

  • Alonso, Santos y otros: Lengua castellana y literatura. 1º Bachillerato. Barcelona, Casals, 2016, tema 9 "El Prerrenacimiento", pp. 176-199.

Preguntas de la Wikimpace relacionadas con el tema

Trabajos de los alumnos

Siglo XV - España

La Celestina

Siglo XV - Europa

Siglo XV - Reino Unido

Edición, revisión, corrección

  • Primera redacción (enero 2019):
  • Revisiones, correcciones: Letraherido.